egun On

Sábado, 31 de julio de 2021
Núm 877/2021
Año XXXIV

«Si veo incertidumbre, conflictividad y carencia de personal, me voy a otro sitio» (El Correo)

El sector se recupera con fuerza. Este año se crearán unos 2.000 empleos, aunque habrá que esperar hasta 2022 para superar el nivel prepandemia. A pesar de esta coyuntura optimista, se muestra muy preocupada por problemas que influyen en la actividad industrial: unos en el presente –como las sentencias judiciales que afectan a firmas como ITP o Tubacex–; y otros de largo recorrido, como la falta de mano de obra cualificada, la baja natalidad, el absentismo laboral o la conflictividad. "No estamos hablando de todas las sentencias, sino de la deriva que están tomando las últimas o las interpretaciones legislativas. Esto genera una inseguridad jurídica que va a acabar en un riesgo para el bienestar social...¿Qué puede pasar? Que yo, como inversor, y ante la falta de estabilidad jurídica que se está dando principalmente en Euskadi, decida hacer la inversión en la comunidad de al lado...La ley no dice que el despido sea nulo, puede ser improcedente. En otras comunidades se está interpretando como improcedente...No sé si somos conscientes de que el arraigo industrial está directamente relacionado con el bienestar que tenemos". "El absentismo lo forman muchos índices, pero aquí estamos hablando de que casi el 50% de las bajas son por enfermedad o accidente no laboral superiores a quince días. No hablamos de una gripe. Todos tendríamos que reflexionar, porque repercute en la sociedad. Si el absentismo es superior que en otras comunidades, lo mismo yo, como inversor, acabaré yéndome a otros sitios". Confebask ha lanzado un SOS sobre el grave problema demográfico que tiene Euskadi, sin jóvenes ni personas formadas para las necesidades...– Hay un problema demográfico, que hay que atajar, y otro de que tampoco tenemos los trabajadores capacitados que necesitamos...Insisto: no sé si somos conscientes de que tenemos un nivel de vida bueno y un bienestar social elevado por el arraigo industrial y hay que trabajarlo. No es el absentismo, las sentencias, la falta de personal... Cada cosa por sí sola no es la causa o el motivo. Pero la suma de todo implica que los inversores tomen sus decisiones". 

Arranca agosto sin nuevos contactos entre sindicatos y dirección de Tubacex (El Correo)

La huelga indefinida que protagoniza la plantilla de Tubacex desde el 11 de febrero se prolongará con toda probabilidad durante todo el mes de agosto, dado que ninguna de las dos partes tiene previstos movimientos en los próximos días para continuar con las negociaciones que arrancaron el lunes, aunque se han cumplido ya 170 días de paro. El desencuentro de esta semana ha dejado las posiciones distanciadas. El comité considera «insuficiente» la propuesta para readmitir a los 129 despedidos y exige la retirada del recurso ante el Tribunal Supremo por la nulidad de esos despidos dictaminada en el País Vasco. La empresa, por su parte, pidió el martes una respuesta en términos «precisos y concretos» ante «la gravedad de la situación». En los últimos días, unos pocos operarios han decidido abandonar la huelga y volver al trabajo, aunque no se trata de una cantidad significativa. «Hay mucha presión para seguir en huelga, pero yo no puedo aguantar más», admitió uno de ellos después de casi seis meses sin cobrar.

“Los presupuestos vascos expansivos de 2022 permitirán invertir más” (Deia)

Euskadi tendrá unos presupuestos de 2022 "expansivos" gracias al hecho de que vaya a incrementar su capacidad de endeudamiento en más de 800 millones de euros, "y ello permitirá contar con más garantías para abordar proyectos e inversiones", ahora que ya se observa una "recuperación intensa" de la economía, afirmó ayer la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, en una entrevista en Radio Popular. Aunque la representante del Gobierno Vasco se mostró optimista a la vista de los últimos datos económicos, reconoció que hay sectores que todavía "van a sufrir" como "el turístico, la hostelería o el ocio nocturno". Respecto a la situación de Tubacex, cuyos sindicatos mantienen la huelga, Tapia reiteró que es necesaria una "negociación entre la dirección y los representantes de los trabajadores para abordar un acuerdo que les permita volver a la actividad y asumir la carga de trabajo que está llegando". "A la parte del comité que exige a la empresa que retire primero el recurso ante el Supremo antes de negociar le recordaría que La Naval, donde el recurso estaba planteado por los trabajadores, también se solicitó que lo retirasen para facilitar una solución y no lo hicieron",. 

Siemens Gamesa no sale de los números rojos y pierde 368 millones hasta junio (El Correo)

Siemens Gamesa mantiene intacta, con pequeños detalles, la misma imagen de los últimos tres años. Una cartera de pedidos desbordante, por encima de los 32.000 millones de euros, que garantiza trabajo para tres años, pero enormes dificultades para hacer negocio y ganar dinero. De momento, sólo hay pérdidas. La senda de corrección que se había instalado en el último año se ha truncado de nuevo, tras cerrar el último trimestre con un nuevo varapalo. Al cierre de junio, que para el ejercicio fiscal de la compañía supone ya nueve meses de recorrido, Siemens Gamesa había perdido 368 millones. De esta cifra, 314 en los últimos tres meses. En su comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la compañía achaca estos malos resultados a dos factores. El primero es el incremento del precio de las materias primas, consecuencia de la gran demanda en todo el mundo en esta fase de desescalada. El segundo factor está ligado al incremento de los costes de salida al mercado de un nuevo equipo, el generador de 5 megavatios, muy por encima de los previstos. En este contexto, la compañía tiene que anotar ahora pérdidas de ventas que ya ha realizado pero que no entregará hasta 2022 y 2023. En términos sencillos, formalizó el compromiso de venta de equipos con un precio que, en estas circunstancias, va a ser ruinoso.

4.600 trabajadores de la construcción tienen ya un nuevo convenio en Álava (El Correo Araba)

Los sindicatos CC OO y UGT firmaron ayer con SEA Empresas Alavesas el convenio colectivo para los sectores de la Construcción y Obras Públicas en el territorio histórico. Un acuerdo que tendrá una vigencia de tres años con una subida salarial del 2% para el presente ejercicio –con efecto retroactivo desde el 1 de enero–, el 1,75% para 2022 y el 1,5% para 2023. Será revisado en enero de 2024 y se actualizarán las tablas salariales en el caso que el IPC en ese periodo haya superado esta subida salarial. También se reduce la jornada laboral en seis horas, recoge mejoras en aspectos como aumentar la ultractividad a 36 meses, subida por dietas y kilometraje, mejoras en las indemnizaciones en caso de invalidez, reducción del tiempo de desplazamiento a cargo del trabajador, compensaciones por anticipar la jubilación –algo habitual en un sector con un evidente desgaste físico–, permiso para la tramitación de documentación para los inmigrantes y, entre otros asuntos, la posibilidad de acompañar a familiares de primer grado para recibir tratamiento oncológico.

Las grandes constructoras dan la espalda a la pandemia (El País)

Las grandes constructoras están dejando atrás la crisis derivada de la pandemia y casi todas ellas han vuelto a la senda de crecimiento de ingresos y resultados en el primer semestre del año. Esa buena evolución se ha notado en Bolsa. Estos son sus resultados. La buena evolución de las compañías se reflejó en la Bolsa. FCC duplica beneficios. La constructora controlada por Carlos Slim obtuvo un resultado neto durante el primer semestre del año de 232,5 millones, más del doble del alcanzado en el ejercicio anterior, debido fundamentalmente a la buena marcha de las actividades de explotación en todas las áreas de negocio y al resultado obtenido por la venta de diversas concesiones de transporte. El importe de la cifra de negocio ascendió a 3.168 millones, un 12,3%, superior al primer semestre de 2020. ACS mejora gracias a Abertis. El grupo presidido por Florentino Pérez obtuvo un beneficio neto de 351 millones en el primer semestre del año, un 4,8% más respecto a un año antes. La antigua OHL ha dejado atrás las pérdidas por primera vez en cuatro años y ha registrado un beneficio de 75,4 millones en los primeros seis meses del año, frente a los números rojos de 38,5 millones en 2020.

Más MovilEuskaltel, una venta de 2.000 millones hecha en un mes (Diario Vasco)

Aunque pueda parecer mentira, dada la dimensión –no solo económica, sino también política– de la operación, la Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA) de MásMóvil sobre Euskaltel se resolvió en apenas un mes; el periodo que se desarrolló entre mediados de febrero y finales de marzo de este año. De hecho, la compra de la teleco vizcaína por parte de la firma de origen guipuzcoano se terminó de desatascar en apenas dos días, después, eso sí, de no poca labor de ‘cocina’ y de que el Gobierno Vasco estuviera puntualmente informado. El mito de la OPA de los 2.000 millones de euros (con los gastos, la factura se eleva a 2.034 millones) completada en cuarenta y ocho horas se sustenta en el hecho de que el presidente del consejo de administración de Euskaltel (Xabier Iturbe) recibió el 15 de marzo una oferta no vinculante de MásMóvil en la que la teleco amarilla le mostraba su «interés en valorar la posibilidad de formular una oferta» al precio y bajo las condiciones después conocidas por el mercado.

Los trabajadores del conjunto del Grupo Euskaltel exigen garantías (Diario Vasco)

El informe incluía un anexo firmado por los representantes de todos los trabajadores del Grupo Euskaltel que, básicamente, exigían a la teleco amarilla garantías de empleo y certidumbre para el conjunto de la plantilla; no solo para la de Euskaltel, sino también para la de R (Galicia) y Telecable (Asturias) que, entiende el comité, no quedan tan claramente amparadas por los compromisos de arraigo y no aplicación de expedientes de regulación de empleo (ERE) que sí explicita el folleto de la OPA para Euskadi. Junto a eso, exigen que el despliegue del 5G se haga siempre con personal propio y que no se despatrimonialicen las secciones de Empresa e infraestructuras de red.

Kutxabank, líder en solvencia de la banca española en los test de estrés (El Correo)

Kutxabank se mantiene a la cabeza de la banca española por solvencia en base a los test de estrés que realizan los supervisores financieros europeos. Así, ayer la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), que vigila la robustez de las grandes entidades financieras, y el Banco Central Europeo (BCE), que mira a las entidades de menor tamaño, difundieron sus análisis. En general, la banca española se sitúa con un capital de buena calidad inferior al de la media de sus competidores europeos si se viesen sometidos a un escenario de riesgo por la caída de la economía. En este examen el banco vasco Kutxabank, supervisado por el BCE, lidera el ranking del sistema financiero español en solvencia, acompañado de Bankinter, que en su caso ha estado sometido a los test de estrés de la EBA, en los que ha salido el mejor parado de las entidades españolas. Por su parte Santander, BBVA y, sobre todo Sabadell, tendrían un peor comportamiento de sus negocios. En esta ocasión, CaixaBank ha quedado fuera de los test de estrés por su fusión con Bankia.

La banca española sale airosa de los test de estrés más duros (Expansión, Cinco Días, El País)

Santander, BBVA, Sabadell y Bankinter tienen músculo suficiente como para resistir una nueva recesión en Europa. Así lo reflejan, al menos, sus resultados en los test de estrés a los que Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha sometido a estas entidades, junto con otras 46 del resto de países de Europa, y que muestran que mantendrían una solvencia suficiente frente a una recesión hasta 2023. En paralelo, el BCE también ha dado a conocer los resultados de sus propios test de estrés, con la misma metodología pero a otras entidades, entre ellas las españolas Abanca, Cajamar, Ibercaja y Kutxabank.En este caso, el supervisor ha dado rangos de impacto. Kutxabank presentaría una ratio de entre el 11% y el 14% en el escenario más estresado, mientras que Abanca e Ibercaja lo situarían entre el 8% y el 11%. Cajamar, caería por debajo del 8%.

BBVA consolida su recuperación y gana 1.911 millones en el primer semestre (El Correo, Expansión, Cinco Días, El País)

 BBVA ha cerrado un primer semestre en unas condiciones que le permiten mirar la crisis como algo que ya ha quedado atrás; y más aún tras soltar el lastre de su inversión en EE UU –el banco Compass– y de alcanzar un acuerdo con los sindicatos para reducir la plantilla en 2.935 empleados. Entre enero y junio ganó 1.911 millones de euros, que contrastan con las pérdidas de 1.157 millones del mismo periodo en 2020. Los resultados le sitúan en una situación equiparable a la de antes de la pandemia y con tintes de mejoría. Con todo, el resultado de BBVA ha quedado un tanto deslucido por los efectos extraordinarios que ha contabilizado en estos seis meses, entre los que destacan la venta de su filial norteamericana y también una dotación de 696 millones para hacer frente a las indemnizaciones de salida de los trabajadores que abandonan el banco. Un gasto que transmite con tono de inversión, ya que ha cuantificado en 250 millones anuales el ahorro que conseguirá con la reducción de plantilla. Ese recorte ha tenido también su reflejo en la reducción de la estructura de funcionamiento, con el cierre de 480 oficinas.

Las empresas del Ibex ganan 28.500 millones y dejan atrás las pérdidas (Expansión)

Las grandes cotizadas españolas han dejado atrás el terrible golpe del coronavirus. Aún quedan secuelas en algunas, especialmente en aquellas empresas relacionadas con el sector turístico y de viajes, pero la gran mayoría ya ha emprendido la senda de la recuperación en 2021. Muestra de ello es que los grupos del Ibex 35, a falta de los datos de Inditex y Solaria, han vuelto a beneficios en el primer semestre del año tras ganar 28.500 millones de euros, frente a las pérdidas históricas de más de 15.000 millones de euros que se anotaron en el mismo periodo del año anterior, cuando estalló la pandemia. El salto es muy relevante porque, al margen de algunos pequeños cambios en la composición del selectivo, las ganancias han superado las registradas en el primer semestre de 2019 y 2018, cuando se situaron en el entorno de los 20.000 millones de euros. El avance se explica, sobre todo, por los ingresos extraordinarios generados por la venta de activos en empresas como Telefónica y el impacto contable sobre las cuentas de CaixaBank por la absorción de Bankia. No obstante, la recuperación económica, el avance en los precios del crudo, el impulso de la demanda siderúrgica y los buenos resultados de los bancos también han contribuido a disparar el beneficio de los grupos del Ibex.

El tirón del consumo lleva a la economía a rebotar un 2,8% (El Correo, Expansión, El País, Cinco Días)

La economía española ha batido los cálculos de los organismos económicos y del propio Gobierno al crecer en el segundo trimestre un 2,8%. Ha sido gracias fundamentalmente al empuje de la demanda interna que llegó con la relajación de las restricciones, según el avance de la Contabilidad Nacional publicado ayer por el Instituto Nacional Estadística (INE). Tras la caída del 0,4% en el primer trimestre por el impacto de la tercera ola de la pandemia y de la borrasca ‘Filomena’, que volvió a cerrar muchos negocios, la economía rebotó de abril a junio gracias al consumo generado por los españoles con la llegada de la desescalada y el avance de la vacunación. Los analistas esperan que en el tercer y cuarto trimestre se siga esta tendencia positiva, aunque todo dependerá de cómo esté afectando a la economía la incidencia de la quinta ola sobre todo por la ralentización del turismo internacional. En comparación con el mismo periodo del año pasado, la economía crece un 19,8%, el mejor dato registrado hasta ahora en España. Este espectacular crecimiento se debe a que se compara el avance registrado ahora con el gran desplome que se produjo en nuestro país justo en este segundo trimestre de 2020. Así, este buen dato rompe la tendencia tras cinco trimestres consecutivos de tasas interanuales negativas y permite recobrar aproximadamente la mitad de lo que se perdió en la crisis.

El empleo crece, la productividad se hunde (Expansión)

La recuperación de la actividad económica ha venido acompañada de una más intensa recuperación del empleo. Sin embargo, este ascenso también ha venido acompañado de un fuerte descenso de la productividad porque muchas empresas han reincorporado a sus trabajadores en ERTE, pero el número de horas trabajadas ha aumentado mucho más rápido que la demanda y la facturación de las compañías. Los salarios vuelven al nivel pre crisis, los beneficios siguen bastante por debajo. 

La factura vasca de los ERTE suma 127,5 millones este año (El Correo)

La recuperación económica ha venido acompañada en esta ocasión de una mejora sustancial del mercado laboral, con creación neta de empleo y rebaja de la tasa de paro vasca a niveles del 10%. Esta favorable coyuntura también se ha trasladado a los sectores que aún mantienen su día a día al ralentí –en Euskadi principalmente ocio, hostelería y algunas actividades industriales–, lo que está permitiendo una reducción considerable de los trabajadores que están bajo Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE). Entre abril y junio 5.431 personas han logrado salir de los ERTE, cifra que se eleva hasta casi 8.000 desde el inicio del año, pero a finales de junio aún permanecían bajo esta cobertura laboral 33.087 trabajadores, según los datos del Servicio Estatal de Empleo (SEPE). La factura económica de este muro de contención laboral sigue siendo elevada. En lo que vamos de año ha supuesto un desembolso de fondos públicos de 127,5 millones; y si nos retrotraemos al comienzo de la crisis, a abril de 2020, la suma se dispara hasta los 596,93 millones. En total, desde el inicio de la pandemia se han acogido a esta cobertura 208.150 trabajadores vascos, lo que equivale a casi un 20% de los ocupados, de los cuales 103.141 han sido vizcaínos, 67.928 guipuzcoanos y 36.946 alaveses. El momento más crítico fue mayo de 2020, al registrar hasta 161.445 personas en ERTE, cinco veces más que ahora.

La UE creció en primavera más que Estados Unidos y China (El País, Expansión)

La recuperación toma cuerpo en Europa. Tras dos trimestres de retroceso económico, lo que técnicamente suponía situar a la UE ante una nueva recesión, la economía del bloque volvió a crecer con fuerza en el segundo trimestre del año. Entre abril y junio, el PIB de los Veintisiete progresó un 1,9%, según los cálculos de Eurostat, la oficina estadística europea. Si se compara con el mismo trimestre del año anterior, por efecto del desastre que provocó entonces la primera oleada de la pandemia, el crecimiento anual es del 13,2%. Se trata, en ambos casos, de tasas superiores a las registradas por EE UU (1,6%) y China (1,3%) en el mismo periodo. Los datos son todavía mejores para los países de la zona euro. Las economías de la moneda común crecieron en el segundo trimestre un 2% y, en términos anualizados, su PIB se disparó un 13,7%. Dos países relativamente pequeños, Portugal y Austria, son los que más tiraron del carro entre abril y junio, con mejoras trimestrales del 4,9% y del 4,3%, respectivamente. En términos anuales, el país donde más rebota la economía con respecto a mediados de 2020 es España (19,8%).

Deliveroo anuncia que deja España poco antes de que entre en vigor la ley ‘rider’ (Diario Vasco, Expansión, El Mundo, El País)

La plataforma de reparto de comida a domicilio, Deliveroo, anunció ayer su intención de cesar su actividad en España por «dificultades para la viabilidad de su negocio» tras no alcanzar el rendimiento deseado. Este anuncio llega a solo unos días de que el 12 de agosto entre en vigor la ley ‘rider’ en España, lo que les obligaría a convertir a todos sus repartidores en asalariados o a subcontratar flotas de ‘riders’ a terceras empresas. Según cálculos de CC OO, esta decisión puede afectar a unos 4.000 trabajadores ligados a la multinacional. En un comunicado, la compañía británica asegura que realizará una consulta a sus empleados e instituciones sobre el cese de sus operaciones en España. Para la empresa este mercado representó menos del 2% del valor bruto de sus transacciones en el primer semestre de este año, mientras que ocupan la primera o segunda posición en el resto de doce países del mundo donde están presentes. «Mantener una posición de primer nivel en España requería un nivel de inversión muy elevado». 

El Tribunal de Cuentas reclama a UGT 9,7 millones por el ‘caso ERE’ (El País)

El Tribunal de Cuentas ha reclamado 9.745.882 euros al sindicato UGT en virtud de un expediente de responsabilidad contable que deriva del caso de los ERE de Andalucía. La investigación se inició hace más de 10 años y ha culminado este mes de julio en un acta de liquidación por la mencionada cifra, decisión que ha sido recurrida por el sindicato socialista denunciando indefensión. UGT hace constar en su recurso que la cantidad exigida supondrá la paralización de su actividad sindical si implica el bloqueo de fuentes de ingresos y cuentas bancarias, por lo que ofrece responder a la reclamación con su patrimonio inmobiliario como garantía. El acta de liquidación describe las irregularidades atribuidas a las centrales sindicales como actividades relacionadas con “los expedientes de regulación de empleo tramitados en el ámbito de la Junta de Andalucía”, mediante ayudas que no se gestionaron debidamente. 

«Lamento el desconocimiento interesado del Concierto» (El Correo)

Han sido muchas y duras las críticas que ha recibido el presidente del Gobierno con Euskadi y Cataluña como arma arrojadiza. En ambos casos, por un supuesto trato de favor en comparación con el resto de comunidades autónomas. Con mayor o menor gravedad, el reproche fue común por parte de la gran mayoría de gobiernos regionales. Lo del tema catalán es caso aparte –Pere Aragonès ni estuvo ayer ni nunca se le esperó–, pero lo del lehendakari y el pacto ‘in extremis’ para acudir a la Conferencia de Presidentes a cambio de la celebración de la Comisión Mixta del Concierto ha cogido un enorme vuelo. «Yo nunca dije que no fuera a ir», espetó Iñigo Urkullu al término de la cumbre. «Seré prudente, pero debo lamentar el desconocimiento interesado que se hace del Concierto y el ordenamiento jurídico», recriminó. Visiblemente molesto, pero cauto en sus críticas, recordó que la polémica Comisión Mixta celebrada deprisa y corriendo el jueves estaba pactada «para junio». «Ése era el compromiso, el pacto», apostilló. Una declaración que evidencia, confiesan fuentes socialistas, la errática gestión de este asunto, por un lado reafirmando la posición de fuerza del PNV y, por el otro, enfadando al resto de presidentes autonómicos horas antes de una cita que ya venía caliente.

La recuperación de la quinta ola en Euskadi comienza tímida (El Correo)

La pandemia vasca trae por fin señales de respiro. De momento, tímidas. Después de un mes de imparables subidas, el índice de casos por 100.000 habitantes baja por fin por primera vez. Son solo 1,36 puntos, que no representan casi nada para una tasa completamente descontrolada, pero avivan la esperanza. Osakidetza detectó el jueves 1.315 casos, que también son muchos, pero menos que la víspera (1.576). Es posible que el panorama esté cambiando, aunque lentamente. Los ingresos hospitalarios, en cambio, siguen subiendo. Los indicadores más relevantes tiran a la baja, lo que podría apuntar a un cambio de tendencia. Las nuevas infecciones diagnosticadas entre las 11.799 pruebas practicadas representan una positividad del 11,1%. Hace una semana, ese porcentaje se encontraba en 14,1%, el mayor de la pandemia desde que se tiene registro. Hasta caer por debajo del 4%, como recomienda el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), tiene recorrido, pero se trata ya de otro signo alentador. También lo es el R0, que informa de la capacidad de contagio de cada infectado y debe situarse por debajo de 1. Vuelve a caer y se encuentra en 0,94.