egun On

Domingo, 18 de julio de 2021
Núm 864/2021
Año XXXIV

"Seguiremos perdiendo empresas industriales si no mejoramos la competitividad" (Empresa XXI)

El presidente de Adegi, Eduardo Junkera, ha manifestado a Empresa XXI su alarma por la pérdida de tejido industrial: "La sociedad a lo mejor no se ha dado cuenta, pero las organizaciones empresariales sí, y nos preocupa", porque "es beneficioso que una sociedad tenga su economía basada en la industria". Por ese motivo, le inquietan "los indicadores de competitividad. Si no los corregimos, puede ser que esta tendencia desindustrializadora se mantenga". "Las empresas nos transmiten que su confianza y sus carteras crecen, en algunos casos por encima del nivel pre-covid. Incluso, algunos sectores están a tope". "Yo no sé si la pyme va a jugar un papel protagonista (en los fondos Next Generation de la UE), lo dudo, pero lo que sí sé es que debería jugarlo. Por­que, si de verdad esos fondos que vamos a recibir no se utilizan para transformar y mejorar la competi­tividad de nuestro tejido indus­trial, que son las pymes, entonces tendremos un problema". "El proyecto Fabrika surgió para transformar empresas y organiza­ciones en la Nueva Cultura de Empresa". 

«El estado de alarma puede ser otra vez necesario si la pandemia se agrava» (Diario Vasco)

Entrevista con el lehendakari, Iñigo Urkullu. Es consciente de que «el momento es duro» y que vivimos un «eclipse pandémico», con luz al final del túnel, pero apela a un recurso clave, el civismo responsable, para hacer frente a la situación. «Si la pandemia se agrava, el estado de alarma podría ser un escenario necesario», sostiene. "No creo que estemos fallando en nada. Invitaría a pensar cómo están actuando otros países de la UE también afectados por esta quinta ola, o tercera, o nueva ola. Esta misma semana estábamos escuchando a la canciller Merkel lo mismo que nosotros estamos diciendo en Euskadi. Si acaso, estamos fallando colectivamente, socialmente". POr otra parte afirma que «el Gobierno de Sánchez no respeta la singularidad del autogobierno vasco». Defiende que su modelo de nuevo Concierto político encaja dentro del actual marco constitucional y reclama estabilidad. 

Cerca de 20.000 personas están confinadas en Euskadi (El Correo)

Euskadi vive un aumento de los contagios. Y con ellos sube también la cantidad de personas confinadas por ser contacto estrecho de estos positivos. Permanecen a la espera de ver si se han infectado y desarrollan la enfermedad. A primera hora del miércoles eran 15.100 las personas aisladas por este motivo, según indicaron desde el Departamento de Salud. Hoy esa cifra es mayor y superaría las 20.000, fruto del fuerte aumento de los positivos registrado en los últimos días. Solo en los últimas cuatro jornadas se han identificado otros 4.728 nuevos casos. El perfil de las personas en cuarentena preventiva es variado. Hay muchos jóvenes, algo lógico al ser en este colectivo donde la transmisión está disparada fruto de su gran interacción social durante este inicio de verano. Pero también hay personas de mayor edad, principalmente padres de estos chavales contagiados y otros familiares aún sin vacunar o recibir la pauta completa. Este es el caso de un matrimonio vizcaíno. Su hija de 19 años se infectó y ellos pasaron de ser contacto a acabar también dando positivo. «Durante todo el curso educativo los chavales han mantenido las medidas de prevención en los centros, pero han llegado las vacaciones y desde San Juan los jóvenes no entran en casa. Al final nuestra hija se acabó contagiando y nos lo pegó». 

«Hay que usar los ‘fondos UE’ para nuevos tejidos industriales» (Diario Vasco)

Doctor en Biología y novelista de éxito, Jesús Valero (San Sebastián, 1968) lleva desde mayo las riendas de Tecnalia, el mayor centro tecnológico de España y uno de los más importantes de Europa. Aboga por que la institución, centrada en convertir la ciencia en PIB, se involucre cada día más en la mejora de la calidad de vida de la sociedad que le acoge. Valero reclama para Tecnalia un papel protagonista en la definición de los programas ligados a los ‘Next Generation’, respecto a los que confía en que el Corredor Vasco del Hidrógeno o Mubil, entre otros, sean apoyados desde Bruselas. "Tecnalia es una fundación privada sin ánimo de lucro que hace I+D. Hacemos investigación aplicada. No es la básica, la que se hace por el avance del conocimiento y es muy respetable, sino que intentamos que nuestro trabajo sirva luego a una empresa para poner productos en el mercado y generar así riqueza en el territorio". "El 75% de nuestros clientes son pymes, y algunas son tremendamente intensivas en investigación y desarrollo. Pero otras, no. En Euskadi se fabrica muy bien, y somos reconocidos en el mundo por ello, pero algunas han estado alejadas de la I+D. Tenemos que sistematizar la innovación, que sea constante". 

Los costes disparados de China reducen su atractivo y expulsan a empresas (El Correo)

«China ya no es lo que era». Así resume Miren Larrañaga, directora financiera de Kide, la razón por la que este fabricante de equipos frigoríficos ha decidido cerrar su fábrica en Kunshan y salir de China. La cooperativa, perteneciente al grupo Mondragon, cesó la producción el 31 de mayo y se encuentra ahora en medio del largo proceso de disolución de la empresa. Pondrá fin así a 14 años de trayectoria en el gigante asiático, donde el incremento de los costes y la competencia sin cuartel han hecho que el negocio deje de ser viable. «El mercado interno es muy importante, pero no hemos logrado ganar cuota, quizá porque no hemos entendido su idiosincrasia, y el país se había convertido en una base para la fabricación de equipos pequeños de bajo coste. Pero con aumentos salariales anuales en torno al 5%, personal cualificado más caro que en Euskadi y un incremento sustancial del precio del alquiler de la planta, ya en 2019 decidimos que no era lógico seguir allí», explica Larrañaga. «No tiene sentido producir en China si no es para vender allí. Con los precios de los fletes disparados, nos salía más barato fabricar en Andalucía», añade. Kide no es la única empresa vasca que dice adiós a la aventura china. La joven ‘startup’ de vehículos eléctricos Ox Riders, fundada en el campus bilbaíno de Mondragon Unibertsitatea hace cuatro años, también ha decidido cambiar de planes y fabricar en España su popular Ox One, una motocicleta eléctrica inteligente con diseño retro.

La venta de Alfa Hogar a la firma Poessa desmantela el grupo empresarial (Noticias de Gipuzkoa)

Alfa Hogar, la empresa del Grupo Alfa dedicada a la fabricación de máquinas de coser, ha sido vendida a la compañía Poessa en una operación que desmantela un consorcio empresarial con un gran arraigo en Eibar y que dio empleo hasta a 1.600 trabajadores. Integrado en sus buenos momentos por 13 firmas, en la actualidad tan solo sobrevive Mim Tech Alfa especializada en la producción de polvo de cerámica. El comprador de Alfa Hogar, que adquirió la que fuera insignia del grupo vasco el pasado mes de junio, tiene en China una fábrica y un centro logístico en el que almacena artículos relacionados con la papelería y la pequeña electrónica que posteriormente distribuye entre sus clientes. En Euskadi, su oficina central se encuentra en Basauri y dispone de un almacén logístico en la localidad alavesa de Nanclares de Oca. The Paper Office Equipment Spain ASS SA se ha hecho así con una firma que en el último lustro se reinventó para afrontar una situación adversa provocada, de un lado, por los cambios de hábitos de jóvenes que ya no usaban máquinas de coser y, de otro, por la obligación de abonar su deuda derivada de la salida del concurso de acreedores en el que había incurrido el Grupo Alfa, con una actividad diversificada.

El doble grado de Física e Ingeniería Electrónica pide la nota más alta en la UPV (El Correo, Diario Vasco)

Los estudiantes que iniciarán este año sus estudios superiores en la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) ya saben si han entrado en la carrera elegida o si deberán cambiar su opción de estudios porque no alcanzan la nota mínima necesaria. Las calificaciones de acceso dadas a conocer ayer reflejan, un año más, el tirón de los dobles grados, titulaciones que permiten conseguir en cinco años dos títulos y que facilitan la salida en un mercado laboral cada vez más difícil. Se mantiene también la preferencia de los alumnos con los mejores expedientes por las carreras biosanitarias y el empuje de los últimos cursos de la Física y las Matemáticas. De hecho, el doble grado en Física e Ingeniería Electrónica repite un año más como la titulación con la calificación más alta de corte (13,348), por encima de la del año pasado (13,199). Le siguen Bioquímica y Biología Molecular (13,236), Medicina en castellano (13,065) y Biotecnología (12,946). Detrás figura un doble grado que se cursa íntegramente en inglés: el Double Bachelor’s degree in Business and Economics.

Dónde invertir en tiempos de crisis (Diario Vasco)

Las crisis económicas son momentos donde se suelen producir mucha volatilidad en el mercado, lo que implica riesgos y oportunidad, ganadores y vencidos. Lo difícil es saber anticiparse a ellas y acertar en los activos a invertir en tiempos de crisis. ¿Se puede predecir una crisis económica? ¿Dónde invertir en tiempos de crisis? Con Enrique Marazuela, director de Inversiones de Banca Privada de BBVA, repasamos algunas claves a tener en cuenta a la hora de mover nuestro dinero en una época tan convulsa como la actual. "El ahorro se suele interpretar como el excedente de los ingresos sobre los gastos en la actividad ordinaria de cualquier individuo. Y siempre es aconsejable ahorrar: quien no ahorra una cerilla cuando puede, no tiene una peseta cuando quiere. La inversión consiste en la materialización de ese ahorro. Nosotros somos partidarios de invertir siempre el ahorro, no dejarlo esperando en una cuenta corriente porque la inflación merma la capacidad de compra de lo que hemos ahorrado. Pero entre ahorro e inversión hay un punto muy importante: la definición del perfil de riesgo. Este es el resultado de considerar nuestros objetivos financieros, las necesidades de liquidez, el horizonte temporal, la capacidad de asunción de riesgos..."

El cambio tiene fecha (por Marco-Gardoqui, El Correo)

La generalización de la electricidad para moverse no tiene vuelta atrás, pero abre incógnitas y retos que exigirán cirugía precisa. Es indudable que el éxito de la electrificación de la movilidad se enfrenta a varias limitaciones. Básicamente a tres: una autonomía escasa, un tiempo de recarga excesivo y un precio elevado de los vehículos. Mientras no se puedan cubrir con holgura distancias superiores a los 500 kilómetros –que podríamos considerar como la más habitual en España, entre el centro de Madrid y las ciudades de las periferias costeras–; mientras se tarde mucho más en recargar una pila con electricidad que un depósito con gasolina; y mientras el precio de los vehículos eléctricos suponga un desembolso tan relevante, el avance de la electrificación en la movilidad solo se puede producir sobre la base de unas subvenciones muy costosas para el erario público. Para que camine solo y sin muletas, necesita que se produzcan varios desarrollos a la vez...

750 proyectos de interés en busca de ayudas europeas (El País)

El martes, el Ecofin (es decir, los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea) aprobó los primeros 9.000 millones de euros de los 69.500 millones de ayudas que España tiene previsto recibir dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. A final de año, si se cumplen una serie de requisitos obligados, recibirá otros 10.000. Y así año tras año hasta alcanzar los 69.500 antes de 2023 de subvenciones directas y que pueden completarse, si así se solicita desde el Gobierno, con créditos por valor de otros 70.000 millones a los que tiene derecho España. La recepción de fondos, en todo caso, implica la ejecución de las inversiones con los objetivos perseguidos de modernizar la industria y desarrollar la cadena de valor y abordar reformas, como la laboral y la de pensiones. Es decir, se necesita aprobar un examen semestral para recibir los fondos asignados en cada periodo. Si no, se congelarán o se reducirán en alguna medida, y los halcones del norte ya han avisado de que estarán ojo avizor. Ello supone que las negociaciones del Gobierno con los agentes sociales en materia laboral (salario mínimo interprofesional incluido) pintan como fundamentales para cumplir los hitos trazados. Al mismo tiempo que se anunciaba esa primera partida, el Consejo de Ministros español aprobaba el primer proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (PERTE) para impulsar la movilidad eléctrica en el sector del automóvil.

Fondos y realidad económica (por Raymond Torres, El País)

"... Todavía resta camino para recuperar los niveles precrisis, y más aún para cumplir los objetivos de transformación del modelo productivo asignados por el Next Generation EU. La acumulación de deudas en los sectores más afectados por la crisis disuade el esfuerzo de renovación del capital productivo. Muchos negocios se han sobreendeudado y, aún siendo viables, no pueden permitirse un incremento adicional de pasivos. Este podría ser el caso de algunas empresas del sector del turismo o de la restauración, que empiezan a levantar cabeza y mejorarían sus perspectivas si accedieran al crédito para acelerar su digitalización. Sin embargo, los 7.000 millones de transferencias directas que se habían prometido en marzo no han llegado, sin duda por un diseño inadecuado del dispositivo. El plan de recapitalización (pilotado por Cofides), dotado de 1.000 millones, se acerca más a las necesidades del momento. No obstante, al centrarse en las empresas medianas no cubre el grueso del tejido empresarial. Pero el resorte más poderoso de la inversión es el factor psicológico, especialmente en el entorno volátil generado por la imprevisibilidad de la pandemia y un hipotético regreso de las restricciones. Buena parte de la industria, del sector agroalimentario y de los servicios profesionales, relativamente poco afectados por la crisis, están ya en plena recuperación y disponen de suficiente liquidez para invertir..."

‘Hogareños’ o ‘presentistas’ (El País)

El mundo del trabajo se dividirá en septiembre entre presentistas y hogareños. Algunos expertos vaticinan más ascensos para quien acuda a trabajar a la oficina y recortes de sueldo para el teletrabajador. Las empresas prefieren dos días a la semana en remoto. Pocas voces han sido más tajantes que la de James Gorman, consejero delegado de Morgan Stanley, a la hora de sellar la defunción de la barra libre de teletrabajo: “Si puedes ir a un restaurante en Nueva York, puedes venir a la oficina, y te queremos en la oficina”. El jefe de uno de los mayores bancos de inversión de Wall Street ha dado a sus empleados hasta el 6 de septiembre, Día del Trabajo en EE UU, para encontrar voluntariamente el camino de vuelta a su escritorio. 

Olvidado el Covid...EEUU enciende las alarmas por la inflación (El Mundo)

Hace ya tiempo que la economía de Estados Unidos dejó atrás la crisis causada por el Covid-19. El debate en la primera potencia mundial se centra ahora en lo que es un signo evidente de una economía recalentada, no en crisis –la inflación–, en cómo y cuándo retirar los estímulos monetarios, y en si la recuperación será sostenible, algo que algunos han puesto en cuestión después de las señales de debilidad mostradas esta semana en China, el país en el que empezó la pandemia y el primero que se vio obligado a realizar confinamientos. A eso se suma un cuarto factor, puesto ahí por el presidente Joe Biden, que quiere usar –y parece camino de lograrlo– la crisis para transformar la economía del país y llevar a cabo la mayor expansión del Estado desde la presidencia de Lyndon B. Johnson, de 1963 a 1968, cuando una gran parte del sistema de protección social estadounidense fue creada. Así, el impacto a corto plazo del Covid-19 en EEUU podría ser limitado. Pero el efecto en el largo plazo, enorme. Sobre todo porque Biden, pese a todo lo que digan sus detractores, está a punto de convencer al Congreso de EEUU –incluyendo a una parte de la oposición republicana– para que apoye sus programas. El efecto de esa política –que incluye cosas que en Europa existen desde hace décadas, como las bajas por enfermedad– tardará en notarse varios años. Pero, en el corto plazo, la preocupación es más simple: los precios. A falta de cinco semanas para que Estados Unidos publique la primera estimación del PIB en el segundo trimestre del año, lo único que preocupa a los ciudadanos de ese país es si la inflación se va a descontrolar o no.

Las ’tierras raras’ ponen en jaque la política verde de España (El Correo, Diario Vasco)

Preciado tesoro Indispensables para la fabricación de toda la tecnología que produce energía eólica y solar, motores eléctricos y teléfonos móviles, estos minerales singulares no se extraen en Europa. La presión por abrir explotaciones aumenta, mientras el Tribunal Supremo estudia si admite a trámite el último recurso de la única posible mina nacional. Dentro de todos los teléfonos móviles hay unos cuantos miligramos de ‘tierras raras’, unos minerales imprescindibles para la fabricación de sus audífonos, micrófonos o baterías recargables, cada vez más minúsculos. Ni siquiera se podría pulir el cristal de la pantalla sin el praseodimio y el neodimio, dos de los 17 elementos que componen este grupo de materias incrustadas en la roca. Para aprovechar sus propiedades en imanes y catalizadores, por ejemplo, se requiere añadir muy poca cantidad de estos ingredientes. En un motor eléctrico de un coche híbrido de unas dos toneladas hay medio kilo de ‘tierras raras’; en las bicicletas eléctricas, 38 gramos, y en los patinetes, 31. Están también en los accesorios de bajo consumo, como los tubos fluorescentes, y en los misiles, como los Patriot. «Forman parte fundamental de todos los imanes y motores eléctricos, porque permiten que sean más pequeños y más potentes», asegura Ricardo Prego, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en el Instituto de Investigaciones Marinas. «Gracias a estos elementos las cosas se pueden miniaturizar».

Reino Unido salta al vacío con el ‘Freedom Day’ (El Correo)

El Gobierno británico cancela mañana las restricciones y deja una parte fundamental de la lucha contra el Covid-19 en manos del ciudadano. Pese a las advertencias de científicos y médicos, el ‘Freedom Day’ llega mañana. Johnson resume así el porqué: «Si no ahora, ¿cuándo?». Discotecas y salas de conciertos vuelven a abrir sus puertas. Cines, restaurantes y bares podrán acoger su aforo habitual, sin necesidad de imponer distancias de seguridad. Las mascarillas dejarán de ser obligatorias en interiores, donde tampoco habrá un límite de personas que puedan reunirse. Serán las empresas las que decidan si los empleados vuelven a las oficinas o siguen trabajando desde casa. Boris Johnson quiere que los británicos ejerzan la prudencia, pero el Gobierno deja a partir de ahora en manos de los ciudadanos la lucha contra el coronavirus, que pasa a ser una cuestión de «responsabilidad individual».