egun On

Jueves, 6 de mayo de 2021
Núm 795/2021
Año XXXIV

“La evolución del mercado laboral en Euskadi en abril ha sido positiva, al bajar el paro y aumentar el empleo en todos los sectores de actividad” (E.Press)

Para el responsable de Economía de Confebask, Pablo Martín, “la evolución del mercado laboral ha sido positiva porque, además de bajar el desempleo y aumentar el número de cotizantes a la Seguridad Social, eso es algo que se ha logrado en todos los territorios y en todos los sectores de actividad. Es verdad que no hay que olvidar que todavía tenemos 10.000 parados más que antes de la pandemia, pero esperamos que, a medida que la vacunación aumente, se alivien las restricciones, y se vaya recuperando la confianza de empresas y consumidores, el mercado laboral en Euskadi siga mejorando paulatinamente”. Ver más en Confebask. Ver vídeo. 

El paro cae en Euskadi a su nivel más bajo desde que estalló la pandemia (El Correo, Diario Vasco)

A pesar de las restricciones a la movilidad durante la Semana Santa, abril fue un mes de recuperación para el mercado laboral vasco, con un fuerte recorte en el desempleo. Así, el número de personas apuntadas en Lanbide bajó en 3.039, un descenso que dejó el total en 126.982, la cifra más baja desde febrero de 2020, justo antes de que estallara la pandemia. «Es un dato esperanzador que refleja la resistencia del tejido productivo vasco», destacó el viceconsejero de Empleo, Alfonso Gurpegui. En las valoraciones, la de Confebask fue muy positiva y manifestó su confianza en que «la mejoría continúe en la medida en que repunte la actividad y se extienda la vacunación». Los datos de afiliación a la Seguridad Social también muestran creación de empleo, con 2.599 cotizantes más, hasta sumar 957.660. Por otro lado, el número de trabajadores vascos afectados por un ERTE descendió en algo menos de 3.000 hasta situarse en 25.758, con la inmensa mayoría de afectados en la hostelería, que es donde aún más se notan las restricciones. En relación con el conjunto del estado, Euskadi sale favorecida en materia de paro, ya que fue una de las comunidades que más logró reducirlo en abril, pese a que ya parte de un nivel más bajo.

El dique de los avales de Elkargi ha salvado 150.000 trabajos y 9.000 pymes (Diario Vasco, El Correo)

 Elkargi, que ayer celebró en San Sebastián su junta general de socios, se ha consolidado claramente como uno de los muros de contención contra la crisis generada por el Covid más importantes en Euskadi. No en vano, el año pasado –el más duro en términos de destrucción del PIB de la historia reciente– la sociedad de garantía recíproca facilitó con sus avales financiación blanda a empresas (sobre todo, pymes) y autónomos por valor de 948,2 millones de euros; una cifra que representa nada menos que el 35% del total del dinero movilizado por las dieciocho SGR que ezisten en España. Oxígeno financiero que, según destacaron ayer el presidente y el director general de la firma –Josu Sánchez y Zenón Vázquez, respectivamente– «contribuyó al mantenimiento de 9.000 empresas y 150.000 empleos». Esa labor de sostén frente a la pandemia se mantiene en la actualidad, puesto que Elkargi gestiona estos días una ampliación de 500 millones de aquella línea de créditos (de los que se han dispuesto 75) así como las novaciones para ampliar los plazos de devolución y la carencia del dinero prestado en 2020. 

Ribera destaca las fortalezas de la industria vasca (El Correo)

La industria vasca está bien posicionada para acometer con éxito la profunda transformación ‘verde’ que se avecina, promovida en gran medida por los fondos europeos Next Generation EU. Es lo que opina la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, que ayer estuvo en Bizkaia explicando a los representantes de catorce empresas industriales vascas las líneas maestras del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia con el que el Gobierno central pretende sortear la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus. «Estamos en un momento en el que sabemos que la recuperación económica pasa por la modernización, la transformación y la respuesta a buena parte de los grandes desafíos que tenemos por delante», explicó Ribera en una conferencia de prensa a la que acudió flanqueada por la vicelehendakari, Idoia Mendia, y el delegado del Gobierno, Denis Itxaso. «La industria vasca tiene una capacidad, una vocación y un análisis de respuesta sumamente interesantes». Por la mañana visitó las plantas de dos empresas vascas muy diferentes, Sidenor y Orbea. 

CIE Automotive aumenta su beneficio hasta 78 millones (El Correo)

El fabricante vasco de componentes para automóviles CIE Automotive obtuvo un beneficio neto de 78,2 millones de euros en el primer trimestre de este año, lo que supone un incremento del 7% en comparación con los 72,8 millones que ganó en el mismo periodo de 2020. Según los datos presentados ayer por la empresa, su facturación se situó en 873,8 millones hasta marzo, un 6% más. La empresa destacó que ha mejorado sus cifras del año 2019, el último ejercicio antes de la pandemia, a pesar de que la producción de automóviles cayó un 11% y de que el tipo de cambio negativo supuso un impacto de 51 millones de euros en sus ventas. Por mercados, Europa continúa suponiendo casi el 30% de su cifra de negocio, mientras que en Norteamérica la firma facturó cerca del 25% del total y en China e India un 13,7% y un 13,6%, respectivamente.

Un peritaje judicial sitúa el valor del IMQ por encima de los 280 millones de euros (El Correo)

Un perito independiente, designado por el Juzgado número 2 de lo Mercantil de Bilbao, ha arrojado bastante luz en el conflicto que enfrenta a los médicos y accionistas del IMQ, la principal aseguradora de salud del País Vasco. En su opinión, el valor de la compañía se sitúa en torno a los 288 millones de euros y el de cada paquete de acciones –hay 1.170 accionistas– en unos 246.000 euros. Una cifra que se alinea con las reclamaciones que desde hace ya dos años abanderan un nutrido grupo de accionistas, que se asociaron bajo el nombre de PAI, para reclamar la posibilidad de vender libremente sus títulos y a un precio de mercado, muy alejado de lo que el IMQ les ha ofrecido siempre para abandonar la compañía. En el trasfondo de la demanda que se vio ayer en el juzgado y en el pensamiento de un amplio colectivo de médicos propietarios del IMQ subyace una idea clara. Explicado en términos sencillos, el supuesto «valor razonable» era en realidad un señuelo, una cifra táctica, que tan solo respondía a los intereses de cada momento. Durante un buen número de años ese valor se mantuvo bajo para intentar incorporar nuevos accionistas, a un precio atractivo, aunque ello supusiese un desprecio olímpico por los intereses económicos de quienes abandonaban la sociedad. Su incremento fulgurante en los dos últimos años no ha sido sino otro movimiento táctico, para intentar contener la ola de reclamaciones de los accionistas que querían vender sus títulos.

La plantilla de Petronor llevará a cabo una huelga de 9 días en junio (El Correo)

Los trabajadores de Petronor aprobaron ayer en asamblea un nuevo calendario de movilizaciones propuesto por el comité, que incluye 9 días seguidos de huelga que se llevarán a a cabo durante la primera quincena de junio, en protesta por el ERTE que la dirección de la refinería comenzó a aplicar el pasado lunes y que se extenderá hasta fin de año. Entre las movilizaciones aprobadas ayer por la plantilla también figuran una manifestación mañana en Bilbao, y otra el día 14 en Vitoria que concluirá en el Parlamento vasco. Además, la tercera semana de mayo se realizarán dos paros de dos horas y la cuarta semana otros tres paros de dos horas.

Empresas y trabajadores pagarán los nuevos ERTE en las futuras crisis (El Correo)

La estructura de los futuros ERTE, una vez que este año venza esta protección extraordinaria por el coronavirus, es uno de los cambios de la reforma laboral con los que el Gobierno se ha comprometido ante la Unión Europea para recibir los 140.000 millones de euros de los fondos de recuperación. Darán paso a un «mecanismo de ajuste interno» que aporte «flexibilidad» a las empresas para que puedan desprenderse de forma esporádica de sus plantillas, pero que a la vez «garantice el empleo» de los afectados. Los ERTE han llegado para quedarse, como viene repitiendo el Ejecutivo en los últimos meses. Pero para garantizar su viabilidad, tendrán que ser tanto los empresarios como los empleados, así como la Administración, los que aporten la financiación necesaria. Habrá que poner en marcha un fondo público que se nutrirá con «la contribución de empresas y trabajadores» realizadas a través de sus cotizaciones en los años de crecimiento. El Estado también aportaría dinero, en buena medida gracias al fondo de recuperación comunitario. Esa bolsa «proporcionaría los recursos necesarios para la remuneración y formación de trabajadores» afectados por las crisis venideras. Solo en el último año, el Estado ha destinado al abono de los ERTE por el Covid-19 casi 40.000 millones de euros. El Gobierno también plantea subir las bases de cotización a la Seguridad Social de los trabajadores que superan los 48.841 euros brutos al año, una medida que rechaza la patronal.

El gobierno subirá las bases máximas de cotización y las pensiones desde 2022 y de forma progresiva (Cinco Días, El Correo)

El Gobierno se ha marcado el objetivo de elevar de forma gradual la base máxima de cotización para las pensiones antes de finalizar el año 2022, aunque su implementación abarcará de forma progresiva las próximas tres décadas a fin de asegurar su correcto despliegue. Así lo recoge el componente 30 del Plan de Recuperación remitido a Bruselas la semana pasada pero hecho público ayer, donde se añade que la medida estará acompasada de una adaptación de la pensión máxima en los mismos términos para no distorsionar el sistema. La adaptación del sistema requiere de una adecuación gradual de las bases de cotización máxima “que deberá ser concurrente con una modificación de la pensión máxima para no alterar la naturaleza contributiva del sistema. Que la evolución de las bases máximas se acomode a una senda muy gradual y conocida de antemano permite además adaptarse a los agentes económicos adecuadamente”, detalla el documento, que puntualiza que la reforma se elevará a debate en el seno del diálogo social y que no se prevén impedimentos relevantes para su aprobación.

Acelerón al plan de pensiones de empresa (El Mundo)

El Gobierno y, en concreto, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, están totalmente decididos a impulsar los planes de pensiones de empresa. Tanto, que el Ejecutivo se ha comprometido ante Bruselas a que ya en 2030 un total de 11 millones de trabajadores tendrán un producto de ahorro de este tipo. Y la cifra es, si cabe, más relevante si se tiene en cuenta que, según el propio Gobierno, actualmente sólo dos millones de españoles tienen un plan de este tipo. La promesa supone, por lo tanto, un incremento de nueve millones de trabajadores en menos de ocho años ya que las actuaciones con las que quiere impulsar esta medida se aprobarán «en el primer semestre de 2022». La apuesta de Escrivá por estos planes, en detrimento de los individuales, era ya conocida, pero las cifras apuntadas en la ficha 30 del Plan de Recuperación son la constatación de que la apuesta es definitiva. Ese componente 30 es el relativo a la «sostenibilidad a largo plazo del sistema de público de pensiones en el marco del Pacto de Toledo», y el documento se va incluso más allá de lo ya expuesto. Porque no es sólo que el Gobierno quiera llegar a 11 millones de planes, sino que ambiciona «alcanzar el 80% de la población activa ocupada cubierta en el largo plazo».

Calviño destapa las reformas (El País)

El día después de las elecciones a la Comunidad de Madrid, cinco días más tarde de enviarlo a Bruselas y 22 desde que lo anunciara Pedro Sánchez, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Nadia Calviño, presentó ayer el documento íntegro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El texto, de más de 1.500 páginas, recoge y detalla las 102 reformas estructurales y las 110 inversiones comprometidas con la Comisión Europea a cambio de los 140.000 millones de euros de ayudas europeas. El documento incluye cambios de calado en pensiones, mercado laboral y el sistema fiscal, que el Gobierno aprobará entre este año y el próximo, según el calendario pactado con Bruselas. Pero los aspectos más polémicos y controvertidos se presentan de forma ambigua y sin detallar porque, según aduce la ministra, aún tienen que ser acordados con los agentes sociales. “No se puede prejuzgar el resultado de la mesa de diálogo social”, dijo ayer Calviño. Por eso, el texto no aclara si finalmente abordarán el cambio para que el convenio sectorial prevalezca sobre el de empresa y despacha la cuestión con una frase difusa: “Modernización de la negociación colectiva”. En pensiones, se explican las líneas maestras de la reforma: acercar la edad real de jubilación a la legal o un nuevo factor de sostenibilidad que equilibre las prestaciones entre generaciones, entre otras.

Sánchez promete a Bruselas una fuerte subida de impuestos (Expansión)

El golpe fiscal que se avecina se acompaña de un “incremento gradual” de la base máxima de cotización y de la pensión máxima antes de que termine 2022. El Gobierno se compromete con Bruselas a realizar una fuerte subida de impuestos este año, en 2022 y en 2023. Así lo ha publicado en la enésima actualización del Plan de Recuperación, cuya supuesta versión final remitió a la Comisión Europea el viernes, pero que no ha dado a conocer en sus detalles más polémicos hasta ayer, al día siguiente de las elecciones en la Comunidad de Madrid. En 2021, promete que entren en vigor los nuevos impuestos a plásticos y residuos, además del pago de las tasas Google y Tobin, que retrasa desde hace meses. En 2022, se subirá la fiscalidad del diésel y se revisarán los impuestos sobre matriculación y circulación y gases fluorados. Y en 2023 entrará en vigor un alza aún mayor, que afectará a Sociedades, Patrimonio y Sucesiones y que eliminará 15 beneficios fiscales de los grandes impuestos en estos tres años.

Ayuso proyecta reducir todos los tipos del IRPF en Madrid al nivel más bajo del país (Cinco Días)

Dentro del programa económico de corte liberal del que hace gala Ayuso, la joya de la corona de su estrategia es una política fiscal tendente a la progresiva reducción de todos los tributos que están en su mano. De hecho, en sus primeras declaraciones a la prensa tras descender de la celebración en el balcón de Génova durante la noche electoral, la presidenta regional avanzó que entre sus prioridades para el nuevo mandato está “bajar impuestos”. El gran movimiento tributario que Ayuso ha comprometido en la campaña electoral del 4M no es nuevo. La líder del PP madrileño ha recuperado la promesa que ya lanzó en los comicios anteriores, y que de momento no había llevado a cabo, de recortar en medio punto el tipo de IRPF a todos los tramos de renta. De cumplirse, Madrid, que ya se sitúa entre las regiones con el gravamen sobre la renta más baja para todos los colectivos, pasaría a situarse ya de forma incontestable como el territorio de régimen común con menor tributación por IRPF.

Urkullu confía en lograr la recuperación económica para finales de 2022 (El Correo)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, confía en poder mantener su previsión de que la economía vasca logrará reponerse de los estragos del Covid para finales del próximo año, el 2022, a pesar de que a su entender aún es necesario «seguir primando la salud pública y la vida de las personas por encima de todo». Esta prioridad, dijo, es la que sustenta los esfuerzos que está haciendo el Ejecutivo vasco para dar con la fórmula de mantener las restricciones a la movilidad y la actividad hostelera a partir del domingo, cuando decae el estado de alarma de Pedro Sánchez. A pesar de las críticas de los sectores económicos más afectados por las restricciones implantadas para frenar la cuarta ola de la pandemia, el lehendakari quiso hacer ayer un reconocimiento a las empresas y autónomos por la labor que están realizando «con esfuerzo y sacrificio» para mantener su «compromiso con la actividad y el empleo». «Vamos a necesitar tres años de contención y recuperación». Y apuntó que la previsión es que «a finales de 2022 logremos superar, en más de un 2%, el umbral del Producto Interior Bruto perdido en 2020». En suma, mucho más rápido que en la anterior recesión, en la que «necesitamos ocho años para recuperar el PIB previo». El escenario macroeconómico que dibujó el lehendakari es un crecimiento del 6,7% en 2021 y del 5,7% en 2022, lo que propiciará que se puedan generar 13.600 empleos este año y otros 15.800 el siguiente. De tal forma que la tasa de paro se irá reduciendo hasta el 10,1% en 2021 y el 9,5% en 2022.

Urkullu considera que un final abrupto del estado de alarma complicaría la recuperación (Diario Vasco)

El lehendakari, Iñigo Ukullu, aseguró ayer que una salida abrupta del estado de alarma, como la que está prevista el próximo domingo, podría afectar a la recuperación económica. Así lo indicó ayer tras abrir la sesión en la que Elkargi celebró su junta general de socios. «La clave es mantener el equilibrio entre cortar de raíz la transmisión del virus y la actividad industrial, económica, educativa y social para evitar también elevar los contagios», señaló el jefe del Ejecutivo vasco, quien expresó su preocupación por el hecho de que un decaimiento del estado de alarma «sin garantías jurídicas suficientes» pueda generar a medio plazo un empeoramiento de los datos de contagios. Algo que, dijo, terminaría por impactar en la remontada. «Cualquier mayor afección en los contactos y los contagios tiene su impacto en la actividad ordinaria y en la vida social; en todos los órdenes, también en el económico». 

Primer portazo judicial: la Fiscalía rechaza que Urkullu pueda seguir con el toque de queda y los confinamientos (Diario Vasco)

El decreto que el lehendakari confía aprobar mañana para mantener los cierres perimetrales y el toque de queda a partir de la medianoche del sábado, cuando decaiga el estado de alarma vigente, se topó ayer con el rechazo de la Fiscalía Superior del País Vasco. La resolución, que ayer mismo fue trasladada a las partes, cabe entenderla como un aviso a navegantes para el Gobierno Vasco, aunque deberá ser el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco quien de manera definitiva responda a la consulta realizada por el Ejecutivo de Urkullu. La sala de lo contencioso-administrativo que preside Luis Ángel Garrido deliberará hoy y se pronunciará mañana sobre qué restricciones puede aplicar Euskadi. Aunque hay precedentes en el Estado de que un Tribunal Superior haya resuelto en contra de los consejos de la Fiscalía, también es cierto que el magistrado del TSJPV se ha mostrado partidario de velar por los derechos fundamentales cada vez que el Gobierno Vasco ha tratado de limitarlos durante la pandemia.

Euskadi se acerca al millón de dosis inoculadas (El Correo)

Osakidetza tiene al alcance uno de los hitos de Euskadi en esta campaña de vacunación: pinchar un millón de dosis. Hasta la noche del martes se habían administrado 933.446 gracias al impulso que se le ha dado a la campaña desde la pasada semana. Llegan más viales y éstos se inoculan de forma ágil. En los últimos días el País Vasco ha logrado mantener un ritmo de inmunización que ronda los 25.000 pinchazos diarios, con picos como los del fin de semana, cuando se superaron los 34.000. Algo que no habría sido posible sin los sanitarios que se presentaron voluntarios para reforzar los equipos. De sostener estos números sería previsible que en la comunidad se superase el millón de dosis inoculadas a finales de esta semana o, a más tardar, principios de la próxima. La consejera reiteró ayer en la comisión de Salud que «vacuna que se suministra, vacuna que se administra». Y precisamente en el flujo de envíos está ahora la incertidumbre. El lunes llegaron lotes de Pfizer/BioNTech y Moderna. 91.260 y 11.800 dosis de cada una de estas fórmulas, respectivamente. Pero en estos dos días no se ha recibido ninguna entrega más. Y lo que es más preocupante, en el Departamento de Salud «no tenemos confirmación de próximos envíos de AstraZeneca y Janssen», admitió Gotzone Sagardui.