egun On

Domingo, 31 de enero de 2021
Núm 704/2021
Año XXXIV

El absentismo laboral vasco crece y supera en más del 20% el español (Deia)

La crisis económica generada por la pandemia de coronavirus ha acentuado uno de los problemas que sufren las empresas vascas lastrando su competitividad y que no es otro que la elevada tasa de absentismo laboral existente en Euskadi. Y esta es una queja habitual del empresariado de Euskadi que no acaba de comprender que el absentismo laboral en el País Vasco sea el más alto del Estado español, junto con Canarias, en torno a un 22% superior a la media. Para los empresarios vascos falta conciencia social para intentar corregir una situación que perjudica a las empresas y a la sociedad en su conjunto. El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, no duda en señalar su preocupación por el absentismo. Aunque Confebask ha intentado poner el citado foco sobre el tema en la Mesa de Diálogo Social vasca, los sindicatos no parecen estar por la labor. El secretario general de Cebek, Fran Azpiazu, indica que el absentismo laboral no debidamente justificado "es un asunto de años que causa importantes problemas a las empresas, no solo económicos, sino también de organización, y del que la sociedad vasca no tiene interiorizado la importancia real del mismo". Para Juan Ugarte, director general de Sea, "el absentismo laboral no ayuda a nadie y repercute en la competitividad de nuestras empresas". 

«Rotundamente no, no es el momento de subir impuestos» (El Correo Araba)

Gregorio Rojo, presidente de la Cámara de Comercio de Álava, expresa su preocupación por las «altas tasas» de absentismo en Álava: «Tenemos un problema y cuanto más tardemos en reconocerlo será peor». "Rotundamente no. No es el momento de subir impuestos.Ya habrá tiempo de analizar qué factura nos va a acarrear y cómo se pagará todo el endeudamiento del Estado". "Lo de los fondos europeos no es el maná ni la panacea para salir de la crisis. Hay que aplicarlos en proyectos que nos sirvan para competir en el futuro pero no vienen a compensar el gasto corriente. La solución va a estar en nuestras empresas, empresarios y profesionales, que son el principal activo que tenemos. El sector privado ya nos ha sacado de muchas crisis y volverá a hacerlo. El empleo y la riqueza lo crean las empresas y ahora son el mejor escudo social". 

Amaia Gorostiza: "No creo en el totalitarismo y sí creo en el liderazgo, en la responsabilidad compartida y en la motivación" (Noticias de Gipuzkoa)

Pese a su larga trayectoria empresarial, Amaia Gorostiza se ha hecho conocida gracias al fútbol y, en concreto, a la presidencia del Eibar, un equipo que compite entre gigantes en un campeonato del que no tiene ninguna intención de salir. En esta entrevista, Gorostiza asume con normalidad su posición en un entorno marcadamente masculino, dice que no cree en cuotas de género y tampoco se considera un ejemplo a seguir por otras mujeres. "Yo tengo mi trayectoria profesional y a eso me remito. Si a alguien le puede servir como espejo, perfecto, pero no es mi pretensión. Respecto a las cualidades, repito que para mí la base es aplicar una cultura empresarial basada en unos principios y saberse rodear de las personas adecuadas. No creo en el totalitarismo y sí creo en el liderazgo, en la responsabilidad compartida y en la motivación". Hoy recibe uno de los premios de la Fundación Sabino Arana. 

«La huelga de la estiba nos ha hecho caer en picado, pero soy optimista» (El Correo)

Cuando Ricardo Barkala asumió el timón del Puerto de Bilbao en 2018, tras una larga trayectoria como concejal en el Ayuntamiento de Bilbao, no sospechaba la tormenta que se avecinaba: la mayor huelga de la estiba en la historia, con 57 días de paros. El problema, enquistado durante décadas, ha estallado durante su mandato, en medio de la crisis del Covid. Lo conoce bien. «Yo fui estibador de estudiante, pero me equivoqué y me metí a capitán mercante», bromea. Más en serio, considera muy grave el impacto que ha tenido esta huelga, pero es optimista sobre la posibilidad de una solución definitiva que acabe con la «mayor debilidad» de la terminal vizcaína.

Respiración asistida para Tubos Reunidos (El País)

El rastro que va dejando la pandemia en el mundo empresarial es preocupante. Sobre todo se hace sentir en sectores ya de por sí delicados, muy cíclicos, a los que la parada de actividad en el mundo les ha agrandado sus problemas. Es el caso de la centenaria compañía Tubos Reunidos (1892), que el pasado 7 de enero pedía a la Administración 115 millones en préstamos participativos acogiéndose al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, creado por el Gobierno el pasado julio y que gestiona la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Una petición que todavía está en estudio. En mayo del pasado año, Tubos Reunidos ya se benefició de otros 15 millones de euros a través de las líneas de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Referentes en uniones atornilladas se alían para incrementar su valor añadido (Noticias de Gipuzkoa)

Las uniones atornilladas, elementos de sujeción de piezas que por lo general suelen pasar desapercibidas en grandes infraestructuras eólicas o ferroviarias, por poner dos ejemplos, tienen una función clave y una alta responsabilidad en el funcionamiento de las máquinas. En Bergara este concepto se encuentra muy interiorizado, dado que la mitad de la producción estatal de uniones atornilladas se concentra en este municipio guipuzcoano cuyas empresas del sector han decidido aliarse para fortalecer esta actividad con la incorporación de mayor valor añadido. Juan Bautista Ayerbe es el director general de FEX, la asociación creada oficialmente en noviembre de 2020 aunque con anterioridad se dieron los primeros pasos, muy condicionados por la situación surgida tras la irrupción del COVID-19 en la economía. Según explica, esta alianza surge de una reflexión entre las empresas de la zona por la que se concluye que "somos muy potentes fabricando pero nos falta orientación al cliente e incorporar mayor valor añadido al producto".

La batalla del IMQ se traslada a los juzgados (El Correo)

Lo que comenzó como un deseo de vender y derivó en un enfrentamiento abierto entre los más de 1.100 accionistas del IMQ, la principal aseguradora de salud del País Vasco, alcanzará esta próxima semana una nueva dimensión: el conflicto llega a los juzgados. La causa es una demanda presentada por accionistas pertenecientes a la PAI, el grupo que ha peleado por una venta de sus acciones a precio de mercado –tradúzcase por «el mejor postor»–, frente a las limitaciones que imponen los estatutos de la compañía y que impiden una operación de ese tipo. En concreto, la demanda es para tratar de anular las medidas excepcionales del grupo que se introdujeron en los estatutos de su principal filial a mediados de 2019, en una operación con algún taquígrafo, poca luz y nula transparencia. Baste decir que los accionistas ni se enteraron y tampoco fueron consultados; menos aún tuvieron capacidad de votar.

‘Riders’ vascos se asocian para mejorar sus condiciones laborales y competir con Glovo y Deliveroo (El Correo)

Con esa premisa nació CoopCycle, la federación de cooperativas a cuyo calor ha surgido un par de iniciativas vascas: Eraman en Vitoria-Gasteiz y Botxo Riders en Bilbao. Con el mismo objetivo, pero en forma de sociedad limitada, se les suma en Mondragón la plataforma para la digitalización del comercio local Blokal. «La intención es que vayamos extendiéndonos por todo el territorio a través de cooperativas pequeñas –de hasta 10 socios– que utilizan la tecnología de CoopCycle para promover una transformación del sector a todos los niveles, porque sostenibilidad no es solo entregar paquetes en bicicleta», explica Juan Latorre, uno de los tres socios fundadores de Eraman. «Por un lado, queremos dignificar el trabajo del ‘rider’, que ha sido maltratado por las grandes plataformas. Por otro, buscamos ofrecer precios justos a los negocios que trabajan con nosotros. Y, finalmente, queremos propiciar un cambio sustancial en la movilidad de las ciudades», enumera el joven emprendedor.

Una medida necesaria para la descarbonización (por Ignacio Sánchez Galán, El Correo y Diario Vasco)

"Las ponencias y debates que están teniendo lugar a lo largo de esta semana con ocasión del Foro de Davos están demostrando una vez más el consenso global sobre la necesidad de reducir el consumo de combustibles fósiles y potenciar otras energías más sostenibles para avanzar hacia un modelo energético descarbonizado, más competitivo y más resiliente en el largo plazo...Los ciudadanos llevan años soportando el coste de desarrollo de energías renovables casi exclusivamente a través de su factura eléctrica, y no a través de otros consumos energéticos, cuando ese coste proviene de una política de Estado. Si queremos incentivar el consumo de energías limpias –y, tal y como ha recordado en Davos von der Leyen, debemos acelerar en este camino– carece de sentido cargar los costes de decisiones de política energética precisamente en la electricidad, que es la vía más eficiente y viable de descarbonizar los consumos de energía final, como la movilidad o la climatización..."

"Para tener los fondos europeos es clave la reforma de las pensiones" (El Mundo)

José Luis Escrivá, Ministro de Seguridad Social. "Hay que moderar el gasto en pensiones en unos 30.000 millones al año. La reforma es clave para acceder a los fondos de la UE". El ministro asegura que el presidente del Gobierno "en ningún caso" le ha pedido que frene nada para no molestar a Podemos y mantiene sobre la mesa ampliar la base de cálculo de las pensiones. "Los trabajadores se jubilan con una pensión del 70% del último salario que tuvo y eso hay que preservarlo. También queremos un sistema más justo. Hay muchas personas con mucha volatilidad en sus carreras, con entradas y salidas del mercado laboral; o que sus últimos años no han sido los mejores en cotización. Todo esto hay que evaluarlo y el Pacto de Toledo nos lo ha pedido con varias recomendaciones. Revisaremos el sistema en su conjunto y también para colectivos específicos". "No puede ser es que haya jubilaciones forzosas en los convenios colectivos, porque no se puede imponer a las personas que se jubile como se está haciendo". "Nos tenemos que acostumbrar a tener una fuerza de trabajo de mayor edad que la actual".

 

La mejoría se retrasa (El País)

La vacunación se ralentiza y enfría la recuperación, según el Barómetro empresarial de Deloitte. La recuperación total, a niveles anteriores a la pandemia, se espera entre mayo y diciembre para el 53% de las empresas y a partir del año próximo para un 45%. Esas previsiones son casi idénticas sobre lo que los panelistas esperan para su sector de actividad. Cuando lo que se analiza es la empresa propia, los datos incluso mejoran: hasta un 66% confía en que su organización crecerá (ligera o sustancialmente) este ejercicio y solo un 17% cree que empeorará. Pero la muestra evidente de que, como decía la ministra, quedan trimestres complicados es que la perspectiva económica a cortísimo plazo, de aquí al verano, solo mejorará —ligeramente— para 4 de cada 10 consultados, mientras que un 54% piensa que empeorará en distintos grados o seguirá siendo igual de mala. “La clave estará en la capacidad que tenga nuestro país para que el programa de vacunación sea efectivo”. 

Los británicos pagan el precio del Brexit (El Correo)

Reino Unido comienza a sufrir la ruptura. Se cumple un mes desde que Reino Unido soltara amarras definitivamente de la Unión Europea, y los efectos del Brexit han dejado de ser una entelequia para convertirse en una incómoda realidad que los británicos están ya sintiendo en su día a día y en sus bolsillos. Productos más caros, contenedores pudriéndose en los puertos, cargos desorbitados al realizar compras por internet, retrasos en la cadena de suministros y, sobre todo, montañas de burocracia que han enterrado a multitud de pequeñas y medianas empresas. «Para exportar a la UE ahora necesitamos el EHC, un certificado sanitario que emiten los veterinarios y que cuesta 180 libras. Pensábamos que solo habría que añadirlo en la venta mayorista pero, para nuestra sorpresa, también lo exigen para las ventas minoristas». 

Bruselas ve inevitable la reforma de las reglas fiscales tras la pandemia (El País)

Luces largas para preparar la Europa poscovid. Bruselas amasa ya una nueva propuesta para reformar las reglas fiscales tras el golpe que la pandemia ha asestado a las arcas públicas de los Veintisiete. La Comisión Europea quiere relanzar entre los socios del club comunitario el debate, que se antoja cuanto menos apasionado, antes del verano. Y pretende hacerlo, además, en paralelo a la revisión a fondo que el BCE está llevando a cabo de su estrategia para lograr la estabilidad de precios. La presidencia de la UE y la Eurocámara también trabajan para impulsar el proceso para modificar las normas fiscales. Bruselas asume ya que la pandemia volverá a aparcar el despegue de la economía tras el peor bache desde la fundación del proyecto europeo. 

Las UCI de Euskadi alcanzan su mayor nivel de ocupación desde la primera ola (El Correo, Diario Vasco)

Los hospitales de Osakidetza atienden a 151 pacientes en estado crítico, una cifra a la que no se llegaba desde el pasado 17 de abril, en pleno confinamiento. La tercera ola mantiene su intensidad. Euskadi sigue una jornada más por encima del millar de casos diarios. Los últimos datos conocidos ayer dejan 1.090 nuevos contagios. Son 174 menos que el día anterior –siempre es bueno bajar–, aunque la tasa de positividad no ha variado ni una décima. Se mantiene en un elevado 7,3% en las últimas dos jornadas. El viernes se analizaron 14.057 pruebas. Un día más Bizkaia concentró el grueso de los nuevos casos, con 608 infecciones, por 301 en Gipuzkoa y 161 en Álava. Otros 20 casos correspondieron a personas con residencia fuera del País Vasco.

«Si queremos un verano normal, hay que actuar ahora como si no hubiera vacuna» (Diario Vasco)

El epidemiólogo y veterinario Juan José Badiola, director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, considera factible cumplir el calendario y tener inmunizada al 70% de la población antes de otoño, pero augura una cuarta ola en marzo o abril porque «la cepa británica es más fuerte». Llama a «no bajar la guardia» ni «relajarnos pensando que lo peor ha pasado» porque ya se esté inmunizando a la población, y recalca que «si queremos tener un verano más o menos normal, debemos seguir comportándonos todavía como si las vacunas no existieran».