egun On

Domingo, 27 de diciembre de 2020
Núm 671/2020
Año XXXIII

Las reformas que necesita Euskadi para despegar (El Correo)

«No es el momento de subir los impuestos», ha reiterado esta semana el consejero de Hacienda del Gobierno vasco, Pedro Azpiazu, convencido de que un movimiento de ese tipo puede provocar un efecto negativo sobre el consumo, para dañar así la maquinaria de la recuperación económica. Pero la misma afirmación del consejero permite intuir que habrá subida de la presión fiscal. ¿Cuándo? Si se cumplen los planes previstos, el debate entre las instituciones implicadas –diputaciones forales y Gobierno vasco– se sustanciará tras el próximo verano. El nuevo marco fiscal entraría en vigor en enero de 2022. Además, está el reto de recolocar y recualificar a los parados golpeados por el Covid. Si ya antes de esta recesión la reforma de Lanbide era una urgencia, ahora es en una necesidad. Y por otra parte, Euskadi puede liderar la futura industria del hidrógeno. Petronor, Iberdrola, Ingenteam, Sener y Nortegas han anunciado varios proyectos. 

La lista para los fondos europeos abrirá una brecha entre Gobierno y oposición antes del Presupuesto (Diario Vasco)

El gabinete de Urkullu aprobará este martes una relación de proyectos que no ha sido negociada previamente con los grupos parlamentarios. Desde Lehendakaritza y el Departamento de Hacienda no sueltan prenda sobre la forma definitiva que tendrá la propuesta de las instituciones vascas. Ni el número de proyectos final, ni la cantidad global de dinero que podrían suponer de la Unión Europea... El Ejecutivo apura los plazos para cerrar una lista lo más completa posible y se remite a lo que se aprobará este martes para conocer los detalles concretos. Lo único que deslizan desde el Gobierno de Urkullu es que el listado final de proyectos será «más reducido» que el enviado el pasado agosto al Ejecutivo central, en el que se eligieron 50 iniciativas de forma provisional. En esta ocasión, el gabinete de coalición de PNV y PSE se ha decantado por proyectos más grandes y que, a ser posible, «engloben a los tres territorios históricos».

Las primeras lecturas del acuerdo del Brexit dan la victoria a la Unión Europea (El Correo, El País)

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, dio su «bienvenida al principio de acuerdo» entre la Unión Europea y Reino Unido. La canciller alemana, Angela Merkel, fue más efusiva y lo calificó como «de importancia histórica». Para el presidente francés, Emmanuel Macron, «Europa avanza y puede mirar al futuro unida, soberana y fuerte». David Frost, el jefe negociador del Gobierno británico, cree que el acuerdo significa que su país entra en «un tiempo de renovación nacional». El ministro del Gabinete, Michael Gove, con un papel destacado en la negociación y los preparativos del Brexit, quiere a partir de ahora un Reino Unido y una UE disfrutando de «una relación especial», expresión que caracteriza a menudo la que tiene con Estados Unidos. Con la excepción probable de Frost, ninguno de ellos habrá tenido aún la oportunidad de leer las 1.255 páginas, en inglés, en las que se despliegan los artículos del acuerdo y los anexos. Joachim Lang, de la Federación de la Industria Alemana, afirmaba al diario ‘Frankfurter Allgemeine’ que «un acuerdo es mejor que lo haya, pero significa burocracia adicional y formalidades fronterizas innecesarias». Otros dirigentes empresariales alemanes, en los que siempre confiaron los ‘brexiters’ para ceder a sus pretensiones, por su interés en preservar sus exportaciones, describían el anuncio como un alivio que no incita a ninguna celebración.

«El Brexit se lo va a poner más difícil al ciudadano que al exportador» (Diario Vasco)

Entrevista con Arantxa González Laya, ministra de Exteriores. Está convencida de que el acuerdo del Brexit que llegó casi con las campanadas, a última hora de la Nochebuena, «es un buen acuerdo porque permite encarar 2021 con mucha más seguridad». «Para Europa supone claramente la victoria de la unidad y nos da idea de dónde reside nuestra fuerza internacionalmente». «El acuerdo es una muy buena noticia para Euskadi en tanto que ofrece una estabilidad para seguir su relación en lo económico y comercial con Reino Unido». 

Jóvenes atrapados entre dos crisis (Diario Vasco)

A la generación de entre 28 y 34 años le ha tocado sufrir las consecuencias del ‘crack’ financiero de 2008 y ahora las de la pandemia del Covid. El golpe socioeconómico que ha traído consigo el Covid19 ha sacudido con especial virulencia a los jóvenes, sobre todo aquellos que salieron al mercado laboral entre 2008 y 2014 y que actualmente tienen entre 28 y 34 años. Dos crisis en apenas una década. Sin casi tiempo para recuperarse, a muchos les ha pillado todavía en una situación inestable en sus puestos de trabajo, con sueldos precarios y viviendo en casa de sus padres. El precio de la vivienda tampoco ayuda a abandonar el nido. Así las cosas, el virus ha puesto patas arriba sus proyectos vitales, que tienen como contexto una situación estresante sin precedentes y un futuro incierto. Hay quienes han decidido retrasar ser padres por segunda vez, cambiar de empleo o comprarse una casa.

«Los jóvenes están viviendo una situación especialmente complicada» (Diario Vasco)

La directora de Juventud del Gobierno Vasco, Agurtzane Llano, reconoce la «difícil situación» que están atravesando actualmente miles de jóvenes vascos. «Desde el Gobierno Vasco somos conscientes de que la crisis está afectando de manera especial entre la juventud». Por ello, una de las «prioridades» de esta legislatura es «la aprobación de un plan de choque de empleo juvenil con apoyos al emprendimiento, apoyos en el primer empleo, compromisos de contratación, sinergias con empresas...» Según explica Agurtzane Llano, el empleo junto con la emancipación –la media se sitúa en 30 años– «son ejes fundamentales que van íntimamente relacionados y pueden verse agravados. Hablamos de las dificultades de acceso al empleo y luego están las condiciones salariales. Esto es fundamental para que les permita crear su propio proyecto de vida».

El trampantojo de Angulas Aguinaga (El País)

La empresa más importante en comercializar las angulas se creó en 1974 bajo el nombre de Angulas Aguinaga. Transcurridos solo seis años, la escasez del producto les reducía las ventas un 90%. El negocio se iba a pique y estos empresarios decidieron viajar a Japón para conocer el surimi (palabra japonesa que significa literalmente carne picada) e invirtieron 1.500 millones de las antiguas pesetas (nueve millones de euros) en la tecnología necesaria para transformar el producto. 20 años después, la empresa factura 220 millones de euros y cuenta con más de 500 empleados. Tras una andadura en solitario, en 2006 desembarcó en el capital el fondo de capital riesgo Portobello Capital con una participación mayoritaria. Y a principios de este mes de noviembre, su homólogo francés Pai Partners adquiría el 51% de la compañía, quedando el 49% restante en manos de Portobello y de la familia Azpiroz, una de las fundadoras. Ignacio Muñoz ve muy positiva la entrada de Pai Partners porque “es un fondo más grande y con más músculo financiero y, además, tiene una mayor presencia internacional”. Considera que este tipo de inversor ha sido muy beneficioso para Angulas Aguinaga porque “aumenta la profesionalización de la empresa y pone a disposición más recursos y diversificación”, explica.

Indar bombea buenos resultados (El País)

Las máquinas de Indar no son las más baratas del mercado, ni están fabricadas en un país low cost. La fortaleza (indar significa fuerza en euskera) del grupo vasco que desarrolla y produce motores y generadores eléctricos radica en su “gran capacidad tecnológica”, una oferta de “soluciones a la medida” del cliente y la “apuesta decidida” por la venta a nivel mundial. Una firma fuerte y muy consolidada en los sectores eólico, hidroeléctrico y marino, ahora ha dado el salto a la electromovilidad y al segmento de redes o energía estacionaria. “Nuestro objetivo es estar allí donde podemos ser líderes o colíderes; si no, no entramos”, afirma Peio Pagola, director general de la compañía que tiene su sede en Beasain (Gipuzkoa) y plantas en Segorbe (Valencia) y Milwaukee (EE UU). Indar ha conseguido codearse en el mercado internacional con las grandes multinacionales y pasado de alcanzar un volumen de ventas de 135 millones de euros en 2015 a cerrar el pasado ejercicio con 227 millones, un 68,1% más.

El IRPF, Sociedades, IVA... los impuestos que el Gobierno central subirá en 2021 (Diario Vasco, El Correo)

El nuevo año llega con ligeros cambios –o subidas– en todas las figuras tributarias. Es un primer paso del Gobierno central dentro de un proceso más ambicioso para elevar la progresividad del sistema y cerrar la brecha de recaudación que existe entre España y la zona euro. Son endurecimientos fiscales que no han sido bien acogidos por algunos sectores, como los empresarios o el Banco de España, que creen que tendrían que haberse adoptado cuando la recuperación estuviera más asentada, mientras que el FMI entiende las subidas a las tecnológicas o a los grandes patrimonios, pero no la del IVA, que castiga en exceso a las rentas bajas. Con todo, hay que advertir que Euskadi, con competencia propia en fiscalidad en base al Concierto Económico, no aplicará las subidas previstas en el conjunto del Estado en IRPF, Sociedades y Patrimonio, los tres tributos principales que gestiona. Además, el impacto del coronavirus ha retrasado un año todo el proceso que PNV, PSE y PP –artífices de la anterior reforma fiscal vasca negociada en 2017– acordaron para 2020.

El año del salvavidas público (El País)

Gobiernos y bancos centrales han dedicado más de 20 billones de euros a atajar la pandemia, una cifra nunca antes vista que ha disparado la deuda. Las cifras son mareantes. A fecha de 11 de septiembre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) calculaba que los Gobiernos habían desplegado 12 billones de dólares —desde entonces ha habido nuevas inyecciones—; los bancos centrales, 7,5 billones —liderados por la FED, el BCE, el Banco de Japón y el de Inglaterra— para un esfuerzo reconstructor del tejido productivo que no se veía desde la Segunda Guerra Mundial. Un estudio de la consultora McKinsey estima que contando solo el capital desembolsado por los países de Europa occidental, los estímulos equivalen a 30 veces el célebre plan Marshall. Entonces era más visible por dónde empezar: había toneladas de ruinas. Ahora, las estructuras están en pie, pero en muchos casos vacías y con el candado echado o por echar.

El lento camino a un mundo sin petróleo (El País)

Que el mundo va a cambiar de modelo energético ya está fuera de discusión. La única duda es si lo hará o no a tiempo de evitar el desastre ecológico. Nadie tiene la respuesta pero, según el experto en energía Daniel Yergin, hay un factor imprescindible para aumentar las probabilidades de éxito y es el reconocimiento de las dificultades e inercias de un planeta que, en un 85%, sigue alimentándose de hidrocarburos. Entre 2010 y 2019, y pese a una gigantesca reducción en los costes de las renovables, los hidrocarburos sólo perdieron un 1% de su peso en la economía mundial. “En 2050 seguirá habiendo coches que funcionen con derivados del petróleo”, dijo Yergin a EL PAÍS durante una entrevista por Skype. Premio Pulitzer de 1992 por su Historia del petróleo, donde describe la fabulosa transformación energética y geopolítica que el oro negro trajo al siglo XX, Yergin ha publicado este año The New Map (Allen Lane, 2020), un análisis de las consecuencias que sobre el orden económico internacional tendrá el abandono progresivo de los hidrocarburos. Algunas de sus tesis suenan conocidas, como la de que China saldrá ganando por sus ventajas en la fabricación de placas fotovoltaicas, baterías y coches eléctricos. Pero otras se oyen menos, como la de que la covid-19 podría actuar como una rémora para esa transición energética.

Una puerta abierta a la esperanza económica (El País)

Todas las esperanzas económicas destiladas y resumidas en una inyección. Si se logra inmunizar a buena parte de la población contra la covid-19 se abren grandes claros tras un año negro. La recesión mundial de 2020 quedaría superada. Pero vivimos en un tiempo donde las semanas parecen meses y los cambios bruscos de guión se suceden a una velocidad vertiginosa. Por eso los informes con las previsiones económicas para 2021 de organismos internacionales, bancos y gestoras de fondos están llenos de condicionales. Y corren el riesgo de quedarse antiguos nada más salir de la imprenta. La mayoría, por ejemplo, no recoge el impacto de la nueva cepa del virus detectada en Reino Unido. En cualquier caso, y con toda la letra pequeña y las salvedades que se quieran incluir, el punto de partida de los expertos es de moderado optimismo. 

La vacuna llega hoy a las residencias vascas, donde el covid se ha llevado a 900 mayores (El Correo, Diario Vasco, El Correo Araba)

La simbólica vacunación que esta mañana arranca en toda Europa se celebra «como el principio del fin de la pandemia». A partir de este lunes, todas las semanas. Y llegarán al País Vasco 16.000 unidades para inmunizar, en primer lugar, a los más mayores, el colectivo más castigado por la pandemia. 

«Vacunar a la población de riesgo no va a generar inmunidad de rebaño» (El Correo)

Entrevista con Luis Ignacio Martínez Alcorta Vocal de la Asociación Española de Vacunología. Médico preventivista y experto en materia de epidemiología de Lasarte-Oria, lanza dos mensajes diáfanos. Para empezar, tiene claro que la vacuna «va a ser el arma efectiva que va a ayudar a combatir la pandemia» durante los próximos meses; y advierte, además, de que vamos a tener que seguir protegiéndonos con métodos no farmacológicos durante un largo tiempo porque «estas primeras vacunaciones no van a impactar a nivel global, a nivel poblacional. Durante las primeras semanas van a reducir el impacto y la gravedad del virus en las personas de mayor riesgo». 

La pandemia sigue estable en Euskadi con ligero repunte de la tasa de positividad (Diario Vasco)

La pandemia del coronavirus continúa estable en Euskadi a la espera del efecto que pueda provocar la Navidad en los datos, aunque la tasa de positividad registró ayer un sensible repunte después de que pasara del 5,7% de la jornada anterior al 6,2%. En total, en la comunidad autónoma 228 personas dieron positivo por Covid-19, de los cuales 63 fueron en Gipuzkoa, 123 en Bizkaia y 42 en Álava. Los datos hay que cogerlos con cautela, ya que tanto en Nochebuena y en Navidad se realizaron menos pruebas diagnósticas. El viernes, día 25, fueron 3.686, mientras que jueves ese dato fue de 7.217. Ayer mismo, en Errenteria se procedió al cribado de los asistentes a un concierto coral el pasado día 19 en la localidad. En cuanto a la situación en los hospitales vascos, 23 personas ingresaron durante la jornada de Navidad, y 84 personas permanecían ayer ingresadas en las UCI, cinco menos que el día anterior.