egun On

Sábado, 26 de diciembre de 2020
Núm 670/2020
Año XXXIII

Euskadi aspira a recibir hasta 8.400 millones de los fondos de la UE para la recuperación (El Correo)

El Gobierno vasco recela de las intenciones de Pedro Sánchez porque considera que la estrategia diseñada por Moncloa no le va a permitir decidir sobre el destino de un dinero crucial. El Gobierno vasco ya ha anticipado sus temores a que el Gobierno central imponga unos criterios alejados de los intereses de Euskadi, cuya economía está basada en la industria y precisamente en sectores como la energía que deben jugar un papel clave en la etapa de relanzamiento. El País Vasco puede aspirar a recibir hasta 8.400 millones de euros si se utilizan al máximo los recursos que la UE ha puesto a disposición de España y se emplea un criterio de reparto acorde con el PIB de cada comunidad autónoma. Si el criterio fuese la población sería menos dinero, en torno a 6.440 millones, porque Euskadi representa el 6% del PIB español –aunque las últimas estimaciones del Instituto Nacional de Estadística apuntan una tendencia a la baja–, mientras que en habitantes representa el 4,6%. Pero lo cierto es que por no saber no se sabe a ciencia cierta a cuánto dinero aspira España.

El ‘Euskadi Next Generation’, una operación de marketing político (El Correo)

El gabinete de Iñigo Urkullu aprobará el próximo martes el ‘Euskadi Next Generation’. Teóricamente, el programa de ayudas públicas a la inversión en proyectos que puedan actuar como palancas de relanzamiento de la economía vasca, tras el enorme impacto sufrido por la pandemia y la crisis que ha llegado a rebufo del virus. De momento no llegará más lejos que una mera operación de marketing político, ya que el Ejecutivo vasco desconoce qué parte de las ayudas que llegarán desde Bruselas podrá gestionar, ni siquiera su margen de maniobra. Será un conjunto de manifestaciones de intenciones, una recopilación de proyectos que las empresas vascas quieren presentar cuando se abra formalmente la convocatoria de ayudas de la UE, todo ello con elementos ya anunciados con anterioridad. Algunas directrices forman parte del plan de relanzamiento presentado por Urkulku a finales del pasado mes de septiembre y las consignaciones presupuestarias ya fueron anunciadas hace algunos días, cuando el Ejecutivo autonómico aprobó el proyecto del Presupuesto para el próximo año 2021.

La inversión en los parques eólicos en Euskadi rondará los 250 millones y dará aire a un sector con 4.000 empleos (El Correo Araba)

En un plazo aproximado de dos años, Álava aspira a multiplicar por cuatro su actual energía eólica que se genera con los molinos instalados en los parques de Elgea-Urkilla –el primero que empezó a funcionar en el País Vasco, hace casi dos décadas– y de Badaia. Alrededor de 84 megawatios (MW) de potencia producen ahora esas dos instalaciones que suman 68 turbinas. El proyecto que lidera Aixeindar, sociedad creada por Iberdrola y el Ente Vasco de Energía (EVE) para impulsar las renovables en Euskadi, contempla levantar cuatro parques en los Montes de Iturrieta, Azazeta, la Sierra de Arkamo (Ribera Alta) y Labraza (Oion) capaces de generar 250 nuevos MW. La repercusión económica de este ambicioso plan podría suponer una inversión próxima los 250 millones de euros. De las 170 empresas que forman parte del clúster vasco de energía, 70 se dedican directamente a la eólica, «un sector claramente en auge en los últimos años» y cuyo futuro también se divisa con optimismo «por los proyectos que tienen en marcha nuestras compañías» y por la apuesta de cuatro nuevos parques en Álava, reconoce el director gerente del clúster, José Ignacio Hormaeche.

Aumentan las empresas vascas que prevén una recuperación rápida tras el covid-19 (Deia)

El impacto en la economía de la pandemia ha frenado en seco las expectativas de las empresas vascas, que de forma mayoritaria y en una dinámica que crece mes a mes estiman que la actividad no recuperará el pulso normal hasta 2022. Sin embargo y aunque pueda parecer contradictorio, perciben cada vez en mayor porcentaje que la recuperación será rápida cuando se supere la crisis sanitaria del covid. Son datos que se desprenden de la encuesta que elabora las cámaras de comercio vascas para hacer seguimiento del impacto del virus en la actividad empresarial y que en la edición de diciembre refleja un aumento de la incertidumbre, que alcanza una nota de 8,2 en una escala con un máximo de diez puntos. Lo cierto es que se trata de un sondeo realizado entre el 18 y el 30 de noviembre, antes de que Europa acelerara la vacunación y tras el cierre de la hostelería y el endurecimiento de las restricciones.

«Los concursos de acreedores se dispararán un 40%, pero Euskadi resistirá mejor la crisis» (Diario Vasco)

Joaquín Oliete cuenta con amplia experiencia en liquidaciones concursales. Ese bagaje y el severo impacto que la pandemia ha producido en la economía le lleva a vaticinar un arranque de 2021 complicado, con una avalancha de concursos de acreedores como consecuencia del parón económico provocado por el coronavirus. Su estimación alcanza un crecimiento del 40% respecto al año anterior, con especial énfasis en pequeñas promotoras y pymes de turismo y comercio, aunque rebaja la afección en Euskadi, más industrial, debido a su menor exposición al sector Servicios. Oliete, que es a su vez máximo responsable de eactivos.com, una plataforma especializada en la gestión de venta y subastas concursales ‘online’ –acaban de abrir una sede en Euskadi–, considera que a partir de marzo se agudizará la situación económica. –Este 2020 está marcado a fuego por el Covid, que ha paralizado la economía y dañado al tejido empresarial y laboral. 

El año más frenético de la fiscalidad (Diario Vasco)

Expertos del sistema tributario de Euskadi analizan las medidas fiscales más relevantes del año y las que habría que adoptar en 2021 para superar la crisis generada por el Covid. Tras un año de caída de ingresos el debate sobre los impuestos tomará protagonismo en 2021. La pandemia ha provocado una crisis que ha obligado a las instituciones a modificar, en más de una ocasión y de forma sustancial, la estructura que se asemeja al corazón del sistema: la fiscalidad. Un concepto que tiende a ser rígido y poco flexible, pero que en este ejercicio tan atípico se ha transformado hasta ser frenético. En este artículo participan socios de las firmas BSK Legal & Fiscal, Norgestión, Sayma, Garrigues y Cialt, que son interpelados sobre las medidas tributarias más relevantes acordadas en 2020 y las que adoptarían en 2021 para salir de la crisis generada por la epidemia. Iñaki Berriozabal Abogado y experto fiscal de BSK Legal & Fiscal.

El Supremo limita los empleos temporales en las subcontratas (El Correo, El País)

Golpe del Tribunal Supremo a las subcontratas, precisamente en un momento en el que el Gobierno comenzará a negociar con los agentes sociales en el nuevo año los cambios en la reforma laboral, en los que una de las medidas que se pretende aprobar es limitar la subcontratación. Y esto es lo que hace el Alto Tribunal, que modifica su doctrina en una sentencia fechada el pasado día 15 y que ha sido aplaudida por los sindicatos. El Alto Tribunal señala que «quienes ofrecen servicios a terceros desarrollan su actividad esencial a través de la contratación con éstos». La sentencia declara que resulta «difícil» seguir manteniendo que la empresa pueda apoyar la esencia de su actividad en una plantilla sujeta al régimen de indeterminación de las relaciones laborales. Además, los magistrados advierten de que la automatización de esta contratación temporal, por el mero mecanismo del tipo de actividad, puede llevar a situaciones de puesta en peligro de las garantías buscadas por el Derecho de la Unión Europea. 

El Gobierno quiere poner fin a la jubilación forzosa en los convenios y al retiro parcial (El Correo, El País)

El Ejecutivo trasladó a sindicatos y patronal esta misma semana que quiere poner fin a la jubilación forzosa en las empresas y también a la jubilación parcial. Estas son dos de las medidas que recoge el texto elaborado por el ministerio dirigido por José Luis Escrivá de cara a lograr un equilibrio entre ingresos y gastos. Como ya había avanzado el ministro, se establece un endurecimiento de las condiciones para jubilarse anticipadamente de forma voluntaria y se crean mayores incentivos para que la gente se retire más allá de la edad legal. Lo que se pretende con estas medidas es acercar la edad efectiva de jubilación a la edad legal, tal y como recomienda el Pacto de Toledo. Para ello, el Gobierno pretende prohibir que las empresas establezcan en los convenios colectivos cláusulas que obliguen al trabajador a jubilarse una vez que haya cumplido la edad legal para hacerlo, tal y como ahora permite la ley.

El virus doblegó la curva del IPC (El País)

La pandemia, que trastocó todo desde el punto de vista económico, también afectó profundamente al índice de precios de consumo (IPC), que tiene una repercusión automática en el bolsillo del consumidor. El grupo de los alimentos, bebidas, tabaco y productos de limpieza subió de media un 1% interanual en noviembre. Pero el de la luz, calefacción, agua, teléfono o música y televisión de pago bajó un 2,2%. Un año para quedarse en casa. Podría ser un eslogan para resumir 2020, que comenzó oficialmente el 1 de enero, pero que estalló en marzo con un virus que puso patas arriba absolutamente todo: cifras, costumbres, rutinas, trabajos, relaciones, transportes, ocios, índices… También el IPC, el índice de precios de consumo, que tiene un impacto inmediato en nuestros bolsillos. Tanto, que el Instituto Nacional de Estadística (INE) tuvo que afrontar “un problema sin precedentes”: muchos productos y servicios con los que se elabora el IPC dejaron de estar disponibles, además de que sus encuestadores no podían salir a recoger los precios de los que seguían en venta. Por ello, tuvo que tomar medidas, de acuerdo con Eurostat. Básicamente, recoger telemáticamente los precios de los productos disponibles y estimar los demás. Las estimaciones se han hecho con métodos estadísticos, pero aun así han dado lugar a algún absurdo.

El acuerdo 'in extremis' del Brexit complica el comercio, pero salva una relación de 700.000 millones (El Correo, Expansión, El País)

La Comisión Europea y el Gobierno británico llegaron el jueves a un acuerdo sobre su futura relación, que preserva una actividad comercial estimada en unos 700.000 millones de euros anuales y facilita un alejamiento más armonioso a partir del 1 de enero. Aunque el comercio tendrá más trámites, será sin aranceles ni cuotas. El resumen de lo acordado confirma que cooperación e intercambios se reducirán y que Reino Unido adopta la posición euroescéptica de la UE como un mercado común. El sumario publicado por el Gobierno de Boris Johnson ofrece formulaciones básicas sobre el sector de servicios, incluyendo los financieros, que representan una parte creciente de la economía europea y el 80% de la británica. No se expande sobre la homologación del tratamiento de datos en el comercio digital. No contiene nada sobre cooperación en política exterior y defensa. El acuerdo garantiza la asistencia médica de los visitantes que la necesiten y la colaboración entre los sistemas de seguridad social, pero deja en manos de las compañías telefónicas que sean justas en las tarifas de roaming. El programa de intercambios universitarios, Erasmus, es cancelado en Reino Unido.

La automoción vasca evita aranceles del 10% con el pacto comercial con Reino Unido (Deia)

El sector de la automoción es el más beneficiado en Euskadi de un acuerdo comercial entre Gran Bretaña y la Unión Europea en torno al brexit. Finalmente, el acuerdo prevé el libre intercambio de bienes y servicios sin tarifas (aranceles) y sin cuotas (volumen máximo de cada producto), aunque el resultado implica más restricciones que las normas vigentes durante el llamado "período de transición". La industria del automóvil se enfrentaba a unos aranceles medios del 10%, que ha sorteado sobre la campana y que eran una amenaza real para la recuperación tras un año marcado por la crisis económica generada por la pandemia. Los autobuses que fabrica Irizar habrían tenido un sobrecargo del 16%, pero por volumen de ventas la principal afectada habría sido Mercedes Gasteiz. La industria del automóvil copa casi un tercio de las exportaciones vascas a Reino Unido.

La transmisión sigue contenida en Euskadi a la espera del efecto de las fiestas (El Correo)

Las cifras que ha dejado la pandemia los días 24 y 25 de diciembre reflejan la estabilidad en los niveles de transmisión del virus a los que se refería a principios de esta semana la consejera de Salud. Durante las dos últimas jornadas Osakidetza ha notificado 837 nuevos contagios. Se trata de una cifra similar a la registrada entre el jueves y el viernes de la pasada semana –861–, pero claramente inferior a la de los mismos dos días de hace dos semanas. El 10 y 11 de diciembre dejaron 1.043 casos. Es esta diferencia con las infecciones detectadas hace 14 días lo que ha hecho que la incidencia acumulada descienda nueve puntos en las dos últimas fechas hasta situarse en los 273. La previsión es que la tasa de contagio siga disminuyendo de forma suave pero constante, al menos, durante lo que resta de semana. Eso siempre que los nuevos positivos se mantengan en torno a los 400 diarios. 

«Los científicos no están para gobernar, pero a muchos les veo con ganas» (El Mundo)

Entrevista con Juan Luis Arsuaga. Cree que «queda todo» por aprender de nuestros antepasados y advierte del riesgo de la «tecnocracia» en la gestión pandémica. Forma parte del equipo de investigación del yacimiento de Atapuerca, que acaba de cumplir dos décadas desde su declaración como Patrimonio de la Humanidad. "Me preocupan más aquellos que dicen: hay que hacer lo que digan los científicos. Pues no. Eso se llama tecnocracia y es la dictadura de los tecnócratas. Los científicos no estamos para tomar las decisiones y hacer política. Es como si se hubiera creado una nueva religión, que es la de la ciencia, cuando precisamente si por algo se caracteriza la ciencia es porque no hay dogmas. Todo se puede discutir y todo hay que revisarlo continuamente. La ciudadanía no ha elegido ni a los científicos ni a los economistas. Pondré un ejemplo. Si estoy excavando en el embalse Pinilla del Valle, la ciencia puede decir cuál es la precipitación en esta zona, la capacidad del pantano, cuantos metros cúbicos puede almacenar y qué ecosistemas se van a destruir. Pero la decisión de construir el embalse, dónde se va a hacer y cómo se va a distribuir el agua, si con una empresa pública o privada, la tiene que asumir la política. La ciencia puede descubrir el genoma del coronavirus, pero no gestionar la pandemia. Los científicos y técnicos no están para gobernar y a muchos les veo con ganas".