egun On

Lunes, 5 de octubre de 2020
Núm 590/2020
Año XXXIII

El Estado aún paga las nóminas de 1,4 millones de trabajadores por la pandemia (El Correo)

El Estado aún paga las nóminas de 1,4 millones de trabajadores por efecto de la pandemia, según reconoció recientemente el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. La mitad de esas rentas corresponden a los cerca de 730.000 empleados afectados por un ERTE, pero abona además la ayuda ordinaria por paro a unas 370.000 personas que fueron despedidas por el coronavirus y aún no han encontrado un empleo, la prestación por cese de actividad a 150.000 autónomos y la baja laboral por Covid a 150.000 enfermos. El gasto que supone el pago de los ERTE y las ayudas a los autónomos será de unos 1.000 millones al mes, según las últimas estimaciones oficiales. Aunque eso si se da el mejor escenario posible, pero el Gobierno prevé que el número de afectados crezca a consecuencia de las nuevas restricciones y confinamientos para frenar la segunda ola, como ya ha sucedido en Madrid. «La pandemia se está prolongando mucho más y con mayor intensidad de lo esperado y cabe prever la necesidad de suspender nuevamente determinadas actividades», admitió el Ejecutivo en el Real Decreto de los ERTE publicado esta pasada semana.

El Gobierno español impulsará mañana un alza inédita de más del 30% del techo de gasto (Cinco Días)

El Gobierno ultima ya las grandes cifras del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 que prevé comenzar a impulsar mañana aprobando un inédito incremento del techo de gasto, por encima del 30%, a fin de arropar la recuperación económica tras la crisis abierta por la pandemia del Covid-19. Recién liberado por la Unión Europea del corsé que suponen las reglas fiscales, suspendidas para el próximo ejercicio, el Ejecutivo disparará el gasto público, asumiendo que el coronavirus dejará nuevas facturas de calado y abordando inversiones a cuenta de las ayudas comunitarias que comenzará a recibir. El Ejecutivo prepara, en todo caso, una pequeña batería de medidas fiscales, como un alza del IRPF para rentas altas, a fin de hacer un guiño a su ala más progresista y poder presentarse ante la UE como un país que también cuida sus ingresos. No obstante, ayer la propia Montero advirtió, en una entrevista con Efe, que estos cambios están sujetos a la negociación política. 

El abismo detrás de los estímulos (El País)

Se trata de la mayor preocupación en las instituciones y autoridades internacionales. Una vez atajado el primer golpe con las medidas puestas en marcha por Estados y bancos centrales, los expertos alertan del llamado efecto acantilado (cliff effect, en inglés): el riesgo de que se suprima un estímulo sin haber recuperado lo suficiente la actividad provocando una abrupta caída que dañe la estructura productiva. En España se pone la lupa en cinco puntos: los ERTE, las carencias del ICO, la moratoria para la obligación de declarar el concurso de acreedores y, en menor medida, los aplazamientos de hipotecas y de créditos al consumo. Quizás el mayor riesgo de todos sea una reducción del programa del BCE de compras de deuda por la pandemia, que ahora está adquiriendo en torno al 90% del nuevo endeudamiento del Tesoro español y cuya disminución podría dejar a España sin su mayor apoyo, máxime si su economía se queda rezagada y sin reconducir el agujero de las cuentas públicas. La semana pasada el presidente del Bundesbank ya criticó estas compras por indisciplinar a los países. También hay un efecto acantilado de alcance global: como señala Emilio Ontiveros, presidente de Afi, el panorama empresarial internacional está dominado por compañías cuya facturación no es suficiente para hacer frente a la deuda. 

Ayudas contra reformas (por Manfred Nolte, El Correo)

Nos referimos al plan global de ayudas europeas que lleva por nombre ‘Próxima Generación UE’, de 750.000 millones de euros. El fondo concederá ayudas por 312.500 millones y créditos por otros 360.000 más. En el caso de España hasta 140.000 millones, de los cuales 77.000 a fondo perdido. Junto a otras partidas, la inversión financiada por Bruselas a España podría acercarse a los 200.000 millones, que debe ser ejecutada antes de 2026. Estaríamos hablando de inversiones del orden del 18% del PIB español de un año, aproximadamente un 3,6% del PIB de cada año de duración del programa. Se trata de un hito sin precedentes en el legado europeo. Un ‘Plan Marshall’, eso si, condicional...La magnitud de la potencial inversión requerirá de gran esfuerzo y talento en su llevanza para no dilapidar la oportunidad que representa. Las Administraciones públicas no se han distinguido precisamente en el pasado por realizar una óptima disposición de los fondos europeos. ¿De verdad seremos capaces de gestionar esta oportunidad irrepetible? ¿O el segundo ‘Plan Marshall’ volverá a pasar de largo?

“La consolidación en las ‘telecos’ es necesaria para acelerar la innovación” (Expansión)

Meinrad Spenger (Knittelfeld, Austria, 1975), el primer ejecutivo de la teleco MásMóvil, se muestra convencido de la necesidad de una consolidación en el mercado español, del que cree que tiene un número excesivo de competidores. El CEO de la operadora considera que el exceso de competencia y la consiguiente debilidad financiera de las telecos españolas puede frenar la innovación y el desarrollo del 5G. Para el CEO de MásMóvil “los clientes en España no necesitan 15 marcas nacionales con ofertas de fijo y móvil. No las necesitan porque crean un lío y es una sobreinformación que tampoco ayuda. Necesitan ofertas de valor a un precio justo y, sobre todo, necesitan acceso a las tecnologías más novedosas. La confusión que hay ahora puede parar perfectamente unos lanzamientos relevantes. ¿Por qué? Porque la táctica del momento impide la implantación de proyectos a largo plazo. ¿Por qué debería un operador invertir hoy en un core 5G de última generación, o en una modernización de sus sistemas, cuando solo va a ver en impacto en 4 o 5 años?”. O sobre todo, insiste, “cuando parece mucho más importante salvar el mes o el trimestre”.

Fallece en Trapagaran otro trabajador de Productos Tubulares (El Correo)

Tubos Reunidos confirmó ayer la muerte en accidente laboral de uno de sus empleados en su planta ubicada en la localidad minera. Según los sindicatos, el siniestro tuvo lugar el pasado jueves, pero el trabajador falleció el sábado. Por el momento se desconocen las circunstancias en las que se produjo el accidente mortal, el segundo que tiene lugar en la firma en menos de un mes. Desde la empresa lamentaron «profundamente» lo sucedido y señalaron que «ya se ha puesto en marcha la investigación interna para averiguar las causas del accidente. Tubos Reunidos quiso trasladar su «más sentido pésame a su familia y a sus compañeros». Según los sindicatos, este año, a pesar del confinamiento provocado por la pandemia del Covid-19, se han dado más accidentes laborales mortales respecto al año pasado en el conjunto del País Vasco y Navarra. De hecho, en 2019 fueron 46 (12 en Bizkaia), y durante este ejercicio, sin finalizar el año, ya son 48 las personas que han muerto desempeñando su trabajo (20 en Bizkaia), sin contar al empleado del vertedero de Zaldibar, Joaquín Beltrán, cuyo cuerpo todavía no ha sido encontrado casi ocho meses después del colapso de la escombrera.

“La empresa vasca está internacionalizada y va a ser determinante en la salida de la crisis” (Deia)

Entrevista con Agustín Garmendia, presidente de Deusto Business Alumni. "La economía vasca está sufriendo mucho en estos siete meses que el covid-19 nos está atacando, al igual está sucediendo en todo el mundo. La primera prioridad para remontar es controlar la pandemia, y en ello estamos, con gran dificultad, como lo demuestra esta segunda ola que estamos viviendo desde julio. El año 2020 está perdido, el año 2021 debe ser de una recuperación significativa y hay que pensar en 2022 para irnos acercando al nivel de actividad económica que teníamos previa a la pandemia. Como en crisis anteriores, Euskadi saldrá de esta crisis, pero será una Euskadi muy diferente". 

“Deusto seguirá fomentando redes de colaboración para acercar la realidad empresarial a la Universidad” (Deia)

Entrevista con Naiara Tobalina. Son sus primeras jornadas financieras como directora general de DBS y defiende el papel de la Universidad con enganche entre la empresa y la sociedad. " El objetivo de Deusto Business School es seguir fomentando las redes de colaboración con el tejido empresarial, incluyendo aquí las empresas e instituciones financieras. Para ello, la universidad cuenta con una red de alumni, fuerte y con proyecto, con 7.000 asociados trabajando en 2.700 empresas distintas. Además, posee una base de profesorado de restringida vinculado a empresas e instituciones relevantes del entorno que le permiten acercar la realidad empresarial a la universidad. Y, por último, una actividad de investigación y transferencia que busca tener un mayor impacto en el tejido empresarial y en la sociedad". 

Automóvil, textil y agroalimentario se juegan 10.000 millones de euros con un Brexit caótico (Expansión)

La semana pasada, los negociadores de ambas partes afrontaron más alejados que nunca la última ronda de conversaciones antes del divorcio, con demandas de infracción de por medio. Si fracasan, Reino Unido pasará a ser un país tercero para Europa, pero con una dependencia comercial enorme, del calibre de cualquier socio del club comunitario. España es uno de los mercados europeos más expuestos, y no sólo por el turismo (ver información adjunta). La caída generalizada en las ventas a Reino Unido, quinto gran destino exportador para España, viene produciéndose desde 2016, año del referéndum, según constata el propio Banco de España. En caso de Brexit caótico, el automóvil, el agroalimentario y el textil, tres de los sectores más afectados, se juegan nada menos que 10.000 millones de euros en exportaciones. Las empresas españolas, que ya bregan por no quebrar ante el agujero de ventas que ha provocado la crisis del Covid-19, afrontan ahora un nuevo revés.

El antivirus que frena los dos virus (Diario vasco)

Ziur. El centro de ciberseguridad industrial que la Diputación de Gipuzkoa inauguró hace un año para reforzar la competitividad de las empresas convive en la era del Covid con unos ataques cada vez más sofisticados. Las empresas preguntan a Ziur qué tienen que hacer para estar ciberseguras y también qué tipo de ataques pueden sufrir. El centro estrenará en breve un laboratorio para que las compañías prueben sus productos e infraestructuras. El Covid ha traído consigo una serie de consecuencias, como que el teletrabajo se ha impuesto en las fases más duras de la pandemia y, con ello, se ha producido un aumento de los delitos informáticos. Es decir, vivimos en una sociedad cada vez más digitalizada, pero también más expuesta. Son los tiempos del coronavirus.

Los médicos anuncian ahora que Trump evoluciona bien y podría salir hoy del hospital (El Correo, El País, El Mundo)

En cuarenta y ocho horas a partir de su ingreso en un hospital militar el viernes, el presidente ha pasado de un estado incierto –aceptable pero con «cautela»– debido a los efectos del coronavirus, a una situación «muy preocupante» –según dijo su jefe de gabinete en la noche del sábado– y, finalmente, a encontrarse a punto de recibir el alta hospitalaria, como avanzó ayer su equipo médico. En efecto, el jefe del Ejecutivo podría regresar en las próximas horas a la Casa Blanca –donde deberá continuar la cuarentena con su mujer, Melania– tras responder bien al tratamiento con Remdesivir, el esteroide dexametasona y un cóctel de anticuerpos al que ha sido sometido desde que el jueves se confirmase su positivo al Covid19. Una medicación que es «un milagro que viene de Dios», en palabras del propio paciente.

La carga asistencial se traslada a las UCI con una de cada 4 camas ocupadas por Covid (El Correo)

Las cifras de la pandemia siguen a la baja, aunque el virus se repliega de forma más lenta de lo que se expandió, según reconoce el Departamento de Salud. El sábado, Osakidetza diagnosticó a 318 nuevos infectados tras realizar 8.227 pruebas PCR. Los positivos bajan, pero aún están lejos de llegar a menos de cien diarios, que es lo que se pretende conseguir en un plazo de ocho semanas. Las unidades vascas de críticos notan menos el progresivo repliegue del virus por la prolongada estancia de los enfermos. 

Una quedada de 200 personas en las no fiestas de Salvatierra acaba en graves disturbios (El Correo)

Los hechos tuvieron lugar alrededor de la una y media de la madrugada del domingo, cuando patrullas de seguridad ciudadana de la Ertzaintza realizaban labores de vigilancia por Agurain. Los agentes detectaron «una considerable aglomeración de gente, alrededor de doscientas personas» en la zona de fiesta. Antes, a la una de la madrugada, ya habían comprobado cómo varios bares permanecían todavía abiertos a pesar de estar prohibido a esa hora. Las ganas de celebración eran evidentes, y se llegó a lanzar un cohete que fue recibido con saltos y gritos por parte de los allí congregados. Tras comprobar que no se estaban respetando las medidas decretadas con motivo de la pandemia del Covid-19, los ertzainas tuvieron que pedir mediante megafonía a los jóvenes que se disolvieran. Los bares ya estaban cerrados, y en ese momento el ambiente empezó a caldearse en la calle. Un grupo de personas «comenzó a proferir insultos y a lanzar botellas y otros objetos a las patrullas». Entre ellos piedras, vidrios o latas. También se llegaron a quemar varios contenedores a lo largo de la noche, que se usaron a modo de barricadas, y fue apedreado el exterior de una entidad bancaria. La noche fue larga, y es que los incidentes se prolongaron hasta pasadas las cinco de la madrugada.