egun On

Sábado, 1 de agosto de 2020
Núm 546/2020
Año XXXIII

Euskadi podrá endeudarse en 1.260 millones adicionales (El Correo, El País, El Mundo, Expansión)

El acuerdo alcanzado por Iñigo Urkullu y Pedro Sánchez va a permitir al Ejecutivo vasco un margen adicional de endeudamiento para este año de 1.260 millones de euros, cifra que, estiman, será más que suficiente para solucionar los problemas de tesorería generados por la pandemia. La duda persiste en torno al próximo ejercicio ya que el pacto no contempla por el momento los límites de déficit y deuda para 2021. Aunque desde el departamento que dirige Pedro Azpiazu apuntan que dentro de esos márgenes «nos endeudaremos lo que sea necesario», lo cierto es que existe la confianza en que ello no sea necesario.

«La industria guipuzcoana tiene mimbres para salir reforzada de esta crisis» (Diario Vasco)

Koldo Arandia lidera Ibarmia, una empresa referente en el más que exigente sector de la máquina-herramienta. La fábrica de Azkoitia exporta el 85% de su producción y cuenta con una planta en China. Desde este conocimiento de lo local y de lo internacional, Arandia se muestra convencido de que la industria guipuzcoana saldrá reforzada de la crisis. Eso sí, trabajando sin descanso porque «la competencia nunca duerme». «No caigamos en el derrotismo. Somos igual de buenos que el año pasado y tenemos un carácter luchador». «Nuestras debilidades son la pequeña dimensión de las empresas y, además, nos falta un punto de ambición». «Estoy de acuerdo en que Euskadi debe endeudarse más. Somos rehenes de los desequilibrios de otros territorios». 

Un desplome sin precedentes de la economía española (El País, Expansión, Cinco Días, El Mundo, El Correo)

La economía española empieza a conocer el muy elevado coste de parar el virus. El producto interior bruto se hundió entre abril y junio un 18,5% respecto al trimestre anterior. Se trata de la mayor caída desde la Guerra Civil. Este desplome se suma al de enero a marzo e implica que en la primera mitad del año las restricciones por la pandemia volatizaron casi una cuarta parte del PIB: se dejó de producir por valor de unos 300.000 millones de euros, una cantidad que basta para pagar dos años las pensiones de los 10 millones de jubilados. La caída es mucho mayor que la de otras grandes economías. Esta diferencia se explica por la mayor dureza del confinamiento impuesto en España y la propia estructura de su economía, mucho más sensible a las restricciones de la pandemia por la mayor dependencia del turismo y otros servicios basados en la interacción humana. 

El tamaño de la sima (por Marco-Gardoqui, El Correo, Diario Vasco)

Todos los países del entorno están mal, pero no todos están igual de mal que nosotros. La caída del PIB en España ha sido del 18,5% en el segundo trimestre, formado por los meses más duros del confinamiento. Pero Alemania, país industrial, ha caído el 10,1%, Francia el 13,8%, e Italia, un país donde el turismo es también importantísimo, el 12,4%...Pero los ministros y los diputados que sostienen al Gobierno aplauden. Nadie sabe cuál es la razón de tan sorprendente comportamiento. ¿Aplauden al millón largo de parados del trimestre? ¿Aplauden al millón de inactivos que no entran en las estadísticas? ¿Aplauden a los varios millones de personas que permanecen en los ERTE? ¿Aplauden la caída terrible e histórica del PIB? ¿Aplauden las noticias de ajustes laborales en Alcoa, en Airbus, en ITP, en Aernnova, en Gamesa, en Tubacex .... ? Pedro Sánchez ya no aplaude. Ahora aprieta los puños y habla de recuperación. Correcto, pero ¿dónde están las recetas de esa enorme, pero invisible, cantidad de economistas que le apoyaban? ¿Qué va a quedar de provecho del flamante plan de recuperación aprobado por el Congreso? ¿Por qué sigue llegando a acuerdos con los sindicatos en ausencia de los empresarios? Si no quiere escuchar a quienes deben sacarnos de esta, sencillamente, no saldremos.

El tiempo apremia (por Raymond Torres, El Correo, Diario Vasco)

La economía española está siendo una de las más golpeadas por la crisis generada por el Covid-19. En el segundo trimestre, la actividad retrocedió un 18,5%, el peor resultado entre los países europeos para los que existen datos comparables. La severidad del confinamiento y las restricciones a la actividad decretadas durante el estado de alarma han dejado una huella profunda en el consumo de los hogares y la inversión empresarial, dos de los principales pilares de la actividad. ...Todo depende del giro que se opere a la política sanitaria y del fortalecimiento de los dispositivos anticrisis de política económica. Las medidas se pueden financiar cómodamente en los mercados gracias al BCE. Pero el tiempo apremia.

España lidera la debacle económica desatada en todo el planeta (Cinco Días)

La debacle sufrida por la economía española en el segundo trimestre del año, con un descenso interanual del 22,1%, no solo es la mayor de su historia en tiempos de paz, sino que también la sitúa como la más castigada del mundo, al menos con los datos internacionales publicados hasta este viernes y recogidos por Bloomberg. El descenso en vertical protagonizado por España supera al sufrido por el resto de países de la Unión Europea, y economías internacionales tan afectadas por la pandemia como lo son México o Estados Unidos.

La pandemia provoca un hundimiento histórico del 12,1% en la zona euro (El País, Expansión, El Correo)

Europa entró en recesión en el segundo trimestre del año. Y no se trata de una depresión cualquiera: las dimensiones de la caída sobrepasan con creces cualquier dato de las series históricas que guardan las oficinas estadísticas europeas. Las medidas de confinamiento y el cierre de fronteras supusieron un desplome del 12,1% de la economía de la zona euro en el segundo trimestre, según Eurostat. El derrumbe multiplica por cuatro cualquier dato trimestral de la crisis de Lehman Brothers. España (-18,5%) lidera el batacazo, por delante de Francia (-13,8%), Italia (-12,4%) y Alemania (-10,1%). Los datos de Eurostat reflejan el coste económico que supuso proteger a las sociedades europeas de la pandemia con medidas de contención drásticas, desde confinamientos hasta el cierre de fronteras.

La crisis del coronavirus provoca pérdidas históricas a las empresas del Ibex (Cinco Días)

Aunque las economías comenzaron a finales de mayo a levantar de manera progresiva las restricciones y la actividad fue tomando impulso, esto no fue suficiente para maquillar los resultados de las empresas. En los seis primeros meses las grandes cotizadas que han presentado sus cuentas (aún faltan por hacer públicas sus cifras ACS e Inditex) registraron unas pérdidas de 15.434,6 millones frente al beneficio de 18.882,5 millones logrado en el mismo periodo de 2019. Explican este balance las dotaciones de la banca para hacer frente a posibles deterioros del fondo de comercio de las filiales así como para cubrir posibles impagos, el cierre de establecimientos y fábricas, la paralización de la actividad turística la caída del precio de las materias primas.

Abanca alcanza un preacuerdo con Crédit Agricole para adquirir Bankoa (Diario Vasco, El Correo)

Movimientos en el mundo bancario. Y de fuste. Abanca anunció ayer que ha suscrito un acuerdo preliminar con el Grupo Crédit Agricole para adquirir la firma guipuzcoana Bankoa. La entidad gallega aumentaría en 4.374 millones su volumen de negocio, hasta situarlo en 93.000 millones, y se consolidaría como la séptima entidad estatal por activos, con más de 65.000 millones. El pacto entre Abanca y el banco francés, líder de la banca universal de proximidad, se sustenta en la compra de acciones que éste último posee en Bankoa, operación que se fraguó en enero de 1999.

Instituciones confían en el futuro del Puerto pese al estupor por la dimisión de su presidente (Diario Vasco)

Bajan las aguas revueltas en el Puerto de Pasaia tras la dimisión anteayer de su presidente, Félix Garciandia, debido a la «falta de apoyo para configurar un equipo de confianza» y porque su trabajo «ha estado mediatizado políticamente». Tras la noticia conocida el jueves, que pilló por sorpresa a todo el mundo, ayer fue el turno de las reacciones del ámbito institucional. Y los agentes sociales consultados por este periódico coincidieron en dos mensajes fundamentales. En primer lugar, el asombro –cabría decir hasta el estupor– por la renuncia de Garciandia, que se suma a la de hace dos semanas del director de la dársena, César Salvador. Y en segundo lugar, que las cuatro fuentes interpeladas muestran aún así su confianza en el futuro del Puerto pese a que el actual contexto marcado por el coronavirus haya provocado un desplome del 16% en el tráfico de mercancías.

La mayoría del IMQ, dispuesta a que entre un accionista si los médicos retienen el control (El Correo)

Una encuesta realizada por IMQ –la principal aseguradora de salud del País Vasco– entre sus accionistas, ha fijado ya una foto bastante aproximada de hasta dónde están dispuestos a llegar para resolver su conflicto interno. Desde hace ya tiempo, un amplio colectivo de médicos y al mismo tiempo propietarios de la sociedad, han mostrado su deseo de vender sus títulos de propiedad a un precio de mercado, posición que ha encontrado también una oposición interna. El estudio, encargado por el consejo de administración de la compañía, refleja que una mayoría de accionistas, el 69%, estarían dispuestos a vender sus acciones ahora o en el futuro si las condiciones que les ofrecen les satisfacen. Pero al mismo tiempo una inmensa mayoría, el 81%, cree que mientras sea posible el control del grupo debería estar en manos de los médicos. Una imagen que da a entender que aceptan la entrada de un socio externo que aporte capital, pero que se mantenga en minoría.

Urkullu reivindica la «singularidad» vasca tras su acuerdo ‘in extremis’ con Sánchez (El Correo)

La llegada de los presidentes autonómicos al foro convocado por Pedro Sánchez en el monasterio riojano de San Millán de la Cogolla estaba prevista entre las 9 y las 9:20 de la mañana y el acuerdo que propició finalmente la presencia del lehendakari se desbloqueó a las 8:45. Motor de arranque, gas y en apenas diez minutos Iñigo Urkullu se plantó frente a la portada barroca del siglo XVII en la que el jefe del Ejecutivo central había citado a las autoridades invitadas, frente a las que aprovechó después para defender la «singularidad» vasca y la exigencia de preservar, por encima de todo, la relación bilateral de raíz foral amparada por la propia Constitución.

La epidemia se dispara en Euskadi con el primer muerto en 15 días y 244 contagios (El Correo)

El Departamento de Salud confirmó ayer una nueva muerte en el País Vasco como consecuencia de la infección por covid, que supone la primera que se registra en quince días y una de las únicas diez que se han contabilizado a lo largo del mes de julio. Este nuevo fallecimiento se conoce tras saberse del diagnóstico de 244 nuevos casos el jueves y el ingreso en los hospitales de Euskadi de diez nuevos pacientes. Todos los datos apuntan a que la crisis, lejos de apaciguarse, se enreda un poco más cada día que pasa.

Los diagnósticos aumentan, pero la letalidad del virus sigue a la baja (Diario Vasco, El Correo)

Con los datos aportados ayer por el Ministerio de Sanidad, que corresponden al cierre del día anterior, es posible calcular que del 16 al 30 de julio ha muerto una persona por cada 1.000 de las que se han infectado. Esta tasa de fallecidos por casos diagnosticados del coronavirus para esas dos semanas es del 0,1%. Queda, por tanto, lejos de la tasa de letalidad, que sigue a la baja y se encuentra en el 9,2% para el total de diagnosticados y finados en España. Esto no quiere decir que de esas 1.000 personas contagiadas en catorce días se haya muerto una, que es un cálculo imposible de realizar con la información que se ofrece actualmente. De hecho, esa persona fallecida ha podido contagiarse y diagnosticarse semanas atrás.

Estados Unidos avanza hacia un descontrol absoluto de la pandemia (El Correo)

El goteo continuo de contagios y muertos por coronavirus ha colocado a Estados Unidos contra las cuerdas. Los últimos datos, que superan los 152.000 fallecidos y los 4,5 millones de infectados, han hecho sonar las alarmas en la primera potencia mundial, que avanza hacia el descontrol al observar el incierto horizonte que se avecina cuando aún la curva epidemiológica no ha llegado a su pico. El presidente, Donald Trump, otrora un declarado escéptico del potencial devastador del Covid19, mostró ayer su preocupación. Sin embargo, reconoció que ordenar el confinamiento total «ya no sería la respuesta» adecuada para afrontar esta emergencia sanitaria sin precedentes. El mandatario considera que parar la economía «no es una estrategia viable a largo plazo para ningún país» y su epidemiólogo jefe ve «imposible predecir» cuándo llegarán al pico.