egun On

Martes, 7 de julio de 2020
Núm 521/2020
Año XXXIII

Petronor mantendrá paralizada parte de la refinería hasta que se consolide la recuperación (El Correo)

Petronor anunció a principios del mes de mayo la paralización total de una de las dos unidades de refino de sus instalaciones de Muskiz, lo que reducía en un 40% su capacidad de producción. El hundimiento del consumo de carburantes y la saturación de la capacidad de almacenamiento fueron las claves para justificar la medida. De momento, las cosas seguirán igual. La compañía no tiene previsto reiniciar a corto plazo la producción en la unidad paralizada y tampoco tiene una estimación de cuándo lo hará. La razón, aseguran fuentes de la empresa, es que aunque es evidente que existe ya una recuperación del consumo, todavía no hay garantías de que esa tendencia sea estable y se vaya a mantener a medio plazo. La compañía reitera que «por el momento» no aplicará un ERTE entre la plantilla. 

Álava ve una «ligera» mejoría económica que rebaja la caída de la recaudación (El Correo)

Preocupa especialmente la recaudación, cuya caída se calculó en mayo que dejaría a las arcas forales con 100 millones de euros menos disponibles. Ayer mismo ese impacto se redujo a 82 millones para alivio de la Administración alavesa. «La situación es cambiante», argumentó el diputado general, Ramiro González, en las Juntas Generales, donde compartió los nuevos números y una lectura más optimista sobre el escenario económico que la ofrecida hace menos de una semana. «Hay una recuperación palpable pero lenta», apunta. Ramiro González plantea aumentar la capacidad de endeudamiento «aunque la previsión sea mejor». 

Industria y comercio muestran las primeras señales de recuperación (El País)

Finalmente, la economía empieza a dar señales de recuperación. Tras cumplir con los peores pronósticos durante los meses más duros del confinamiento, el esperado efecto rebote ha llegado. Las ventas minoristas crecieron un 17,8% en mayo en toda la eurozona, mientras que la actividad industrial avanzó en España un 14,7% el mismo mes con respecto a abril. Así lo confirman los datos publicados ayer por Eurostat y el Instituto Nacional de Estadística (INE), que dejan, sin embargo, espacio para otra lectura, más amarga. Pese al generoso repunte, ambos indicadores siguen lejos de los niveles del año pasado.

La economía alemana ofrece signos evidentes de recuperación (El Correo)

La economía alemana ha comenzado a recuperarse. Así lo demuestran las cifras de la cartera de pedidos industriales de mayo publicada ayer, que evidencia también que la Eurozona se halla asimismo en la senda de la normalización, aunque lejos de los niveles previos a la pandemia. La Oficina Federal de Estadística (Destatis) constató el repunte de mayo, cuando comenzó lentamente a reactivarse la actividad. Este incremento queda sin embargo matizado por la comparación interanual: la demanda ha caído un 29,3% con respecto a mayo de 2019, un año que no fue tampoco especialmente bueno para Alemania. El Ministerio de Economía indicó que estos datos apuntan a que la industria alemana ya ha tocado suelo tras el shock de la pandemia, pero que «queda mucho camino en el proceso de recuperación». 

Fedea recomienda sufragar el coste de la crisis con un recargo temporal sobre el IRPF (Cinco Días)

El Grupo de Trabajo Mixto Covid-19 coordinado por Fedea para ofrecer un diagnóstico del impacto económico de la crisis del coronavirus en España así como recomendaciones para la recuperación, aboga por retrasar hasta 2022 la puesta en marcha de un plan de alza de impuestos y recorte del gasto a fin de comenzar a reconducir las malogradas cuentas públicas. El grupo, sin embargo, propone ahora una solución fiscal de urgencia para sufragar los cuantiosos costes de la emergencia sanitaria, social y económica: una suerte de “coronatributos” con los que elevar los ingresos públicos en el corto plazo.

Hacienda presupuesta 3.000 millones para el rescate a empresas en 2020 (Cinco Días, Expansión)

El Gobierno estima que este año solo utilizará 3.000 de los 10.000 millones del nuevo fondo de rescate a empresas viables afectadas por la crisis del coronavirus que aprobó el pasado viernes. El Ejecutivo no tendrá que lanzar una opa y allana su entrada en los consejos. La intervención tendrá que ser solicitada por la compañía y decidida en seis meses. El mecanismo podrá aportar apoyo público temporal, en forma de préstamos participativos, compra de deuda subordinada, suscripción de acciones u otros instrumentos de capital, para reforzar la solvencia “exclusivamente para empresas consideradas estratégicas para el tejido productivo nacional o regional”, “por su sensible impacto social y económico, su relevancia para la seguridad, la salud de las personas, las infraestructuras, las comunicaciones o su contribución al buen funcionamiento de los mercados”.

Rolls-Royce vuelve a plantearse la venta de su filial española ITP Aero (Expansión)

El año pasado, el grupo británico abortó la venta a Indra de la firma vizcaína. Pero ahora necesita liquidez ante el impacto de la pandemia en la aviación. También podría ampliar capital. El efecto de la pandemia del coronavirus en el sector aéreo, que además de paralizar el tráfico en los últimos meses puede provocar una reducción de la demanda de los viajeros a largo plazo, está provocando una sensible caída de los ingresos de Rolls-Royce, cuyo principal negocio es la venta de motores de aviación. Por un lado, la empresa que dirige Warren East va a reducir costes, para lo que prevé eliminar 9.000 puestos de trabajo en su plantilla global, formada actualmente por 52.000 personas. 

El sector del automóvil se la juega: la pandemia y el futuro del coche eléctrico hunden las ventas (Deia)

El sector del automóvil es la primera industria del Estado español pues aporta entre el 10 y el 12% del PIB, pero es todavía más importante en Euskal Herria pues entre fábricas de ensamblaje de coches, Mercedes Benz Vitoria y Volkswagen Navarra; de neumáticos, Michelin y Bridgestone-Firestone; componentes, Gestamp, CIE Automotive, Grupo Mondragón etc; acerías, Sidenor y un largo etcétera, suponen casi la cuarta parte de la economía vasca. Este importante sector se encuentra en una de las situaciones más complicadas de la historia, confirmada por el anuncio de Nissan de cerrar sus instalaciones de Barcelona. La clausura de la planta catalana supone un serio toque de atención para las 17 fábricas del Estado, que se enfrenta a grandes retos como la recuperación de la demanda tras la crisis del covid 19 y la transformación eléctrica.

Los concesionarios vascos reciben otro empujón con la suma de los Renove (El Correo)

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer las condiciones del Renove estatal de vehículos, que se podrá aplicar a compras realizadas desde el 15 de junio, y confirmó lo que ya se adelantó el viernes: por primera vez se permitirá sumar las ayudas de los planes nacional y vasco. La suma de ambos planes permitirá a los vascos lograr subvenciones de 3.600 euros para un diésel o un gasolina, resultado de sumar los 2.000 euros del Renove vasco con los 800 contemplados en el programa de Sánchez, que obliga a poner a los concesionarios esa misma cuantía. No obstante, este descuento en la mayoría de casos ya está aplicado. Hay que matizar, asimismo, que el Eusko Renove solo acepta coches nuevos con la máxima calificación energética, la A.

Concesionarios de Gipuzkoa se arriesgan a quedarse con decenas de motos invendibles (Diario Vasco)

La industria del motor está siendo una de las grandes perjudicadas por el coronavirus. El sector se frenó en seco a mediados de marzo y afrontó dos meses de parón obligado por el estado de alarma hasta que reinició su actividad a mediados de mayo. Dentro de él, el subsector de las dos ruedas vive su particular penuria debido a una nueva normativa de emisiones que entrará en vigor el 1 de enero de 2021, la Euro 5, y que provocará –si no se toman medidas alternativas, como advierten responsables de concesionarios guipuzcoanos– que decenas de vehículos se queden sin vender.

Las autocaravanas aceleran con la pandemia (El País)

La venta de vehículos con casa incluida bate su récord de junio en España y se consolida la demanda en busca de seguridad. El alquiler de las 5.500 unidades del parque español se agota en verano. “Con tu cocina, tu baño... Si quieres no tienes contacto con nadie”. Las autocaravanas experimentan un notable auge en España desde hace más de cinco años. El boom de estos vehículos que llevan la casa a cuestas y se pueden conducir (si pesan menos de 3.500 kilos) con el carné de un turismo se tradujo el pasado año en la venta de 25 unidades al día, a pesar de que su precio medio se eleva a unos 55.000 euros. Más baratas son las cámper, furgonetas habilitadas, cuya adquisición y alquiler también se han disparado.

El parón de la automoción impacta de lleno en los tráficos de Pasaia, que cayeron un 41% (Diario Vasco)

El impacto de la pandemia se está dejando sentir de forma acusada en el puerto de Pasaia y, especialmente, en la exportación de vehículos y de productos siderúrgicos. El tráfico de mercancías se redujo en mayo respecto al mismo mes del año anterior un 41% (14,8% acumulado desde enero), un batacazo que en el caso de los automóviles, autobuses y camiones se profundiza hasta el 63% (32,13% desde enero). El presidente de la Autoridad Portuaria, Félix Garciandía, asumió ayer que los datos son malos, pero subrayó que analizar los resultados de un mes no es significativo, porque «lo que cuenta es el acumulado» desde comienzos de año.

China extiende su poder sobre la construcción mundial (Expansión)

El mercado de la construcción mundial sigue pivotando sobre el gran poder de las corporaciones asiáticas, principalmente chinas, que lideran el sector por ventas, aumentan su peso en el ámbito internacional y son más rentables que las europeas. Éstas son algunas de las conclusiones del nuevo informe GPOC elaborado por Deloitte, que recoge las principales tendencias del sector en el último año y las previsiones marcadas por los efectos del Covid-19 sobre el sector. Entre las diez mayores constructoras del mundo por cifra de negocio, seis son chinas. China State Construction Engineering (CSCEC) sigue al frente del ránking mundial con una cifra de negocio de 183.000 millones de euros, casi cinco veces mayor que la de ACS, que ocupa el séptimo puesto mundial, con una facturación de casi 39.000 millones de euros.

Los residuos, ese gran problema (El Correo)

La catástrofe del vertedero, que provocó que dos trabajadores quedaran sepultados sin encontrarse aún sus cuerpos, ha puesto a Euskadi ante un incómodo espejo que muestra una realidad muy compleja de gestionar.  Cuatro expertos de máximo nivel analizan para EL CORREO esta realidad tan relevante como desconocida para la sociedad. Pedro Luis Arias: "Consumir compulsivamente genera residuos materiales que intentamos ocultar o convertir en un negocio. Y así nos va en esta civilización de lo superfluo, enloquecidos en una huida hacia no se sabe bien qué destino, en una carrera insostenible por los recursos que la alimentan y por los residuos que genera". Sixto Arnaiz: "Los vertederos van a ser cada vez más inaccesibles y caros". Iñigo Vegas: "Un 42% de los residuos industriales generados se despositan aún en vertedero". Iñaki Susaeta, Ihobe: "El depósito en vertedero es la última de las opciones y debe limitarse al mínimo". 

Erasmus+ se adapta: movilidades aplazadas meses o temario ‘online’ (El País)

El coronavirus no frena el programa Erasmus+ pero obliga a revisar las condiciones. La Comisión Europea ha acordado que este programa —que estaba previsto finalizara en 2020 y del que han disfrutado más de 10 millones de alumnos universitarios, de formación profesional y docentes en los últimos 30 años— continuará el curso que viene. Sin embargo, recomienda un modelo de movilidades combinadas en el que la primera parte del intercambio se realice de manera virtual —con actividades y clases online— y que posteriormente, si la situación lo permite, se sustituya por una movilidad física en el extranjero.

Ordizia aguarda en vilo el alcance del brote con temor a la primera reclusión selectiva en Euskadi (El Correo)

Ante las diez carpas instaladas en el centro de Ordizia se extiende una larga fila de personas. Casi todas llevan mascarilla y mantienen la distancia. Están en la calle Etxezarreta, por donde hace unos días paseaban entre la gente con el rostro descubierto y entraban en los bares hoy cerrados. La cola avanza poco a poco, su velocidad es el tiempo que dura hacer una prueba PCR para buscar la presencia del Covid-19. De los resultados de los análisis depende el futuro inmediato de la localidad y la comarca del Goierri, que podría ser objeto de medidas restrictivas para su población. Los 91 primeros test PCR, de los cerca de 900 realizados ayer a vecinos de la localidad, han dado negativo. Las pruebas servirán para determinar si ha habido transmisión comunitaria del virus en la localidad. 

Los vascos son los que menos usan la mascarilla de toda España (El Correo)

Los vascos somos los que menos utilizamos la mascarilla de todos los habitantes de España. Esta es una de las conclusiones que se extraen de la encuesta que acompaña el estudio de seroprevalencia realizado por el Ministerio de Sanidad. Y no será porque las autoridades sanitarias del Gobierno vasco, con la consejera Nekane Murga a la cabeza, se cansen de insistir en su uso. Lo hacen cada vez que tienen una comparecencia pública. Pero el mensaje no acaba de calar en parte de la población.

El 14% de las personas con anticuerpos contra el virus los ha perdido en apenas seis semanas (El Correo)

La última oleada del estudio de seroprevalencia realizado en el conjunto de España deja un dato llamativo en el que habrá que profundizar durante las próximas semanas y meses. El 14% de las personas a las que se les detectaron anticuerpos contra el virus en la primera tanda de analíticas los han perdido seis semanas después. Este es uno de los aspectos más relevantes que se recogen en las conclusiones finales de esta investigación iniciada a finales de abril, que analiza la penetración del virus en la población estatal. Las autoridades sanitarias no tienen claro si aquellos que han superado la infección pueden sufrir un nuevo contagio y les piden que se protejan como el resto de la población.