egun On

Domingo, 5 de julio de 2020
Núm 519/2020
Año XXXIII

"No es el momento para aumentar la presión fiscal a la empresa" (Deia)

Entrevista con Tamara Yagüe, presidenta de Fvem. "Lo que nuestras empresas nos trasladan –y no hay que olvidar que la FVEM la configuran unas 855 empresas con unos 35.000 trabajadores–, es que esperan contar con apoyos para poder mantener la actividad con medidas como la implementación de programas de activación de consumo, con planes renove como los del automóvil y demás que ya se están poniendo en marcha, mayores subvenciones públicas, unas medidas financieras que permitan a nuestras empresas disponer de una mayor liquidez y una ampliación de la duración de los ERTE de fuerza mayor al menos hasta fin de año porque la recuperación no va a ser de un día para otro. Dos de cada tres empresas prevén recuperar su actividad más o menos normalizada en un plazo de entre 6 y 12 meses pero no antes". 

«El Covid ha sido una cura de humildad, somos muy buenos, pero como el de al lado» (El Correo)

Entrevista con José Ángel Corres Presidente de las Cámaras de Comercio Vascas-Eusko Ganberak. Ve «mal» la situación económica, cree que «vamos a sufrir mucho» y pronostica que la recuperación «no vendrá en un año ni en dos». "Desgraciadamente, el sindicalismo vasco sigue sin estar a la altura de las circunstancias. Por mucho que les pese a ellos mismos, el sindicalismo estatal, que desgraciadamente tiene menos presencia aquí, está abogando por el camino debido". "A corto plazo no se pueden subir los impuestos si queremos incentivar la economía. Pero luego hay que ser claros, quitarnos las caretas. Si queremos servicios públicos de nivel, pues habrá que pagarlos. Y si no, pues habrá que eliminar algunos de los que ahora se dan". "En la función pública también tiene que haber una reconversión importante. Pero claro, a ver quién es el guapo que la hace. Quien lo haga, pierde las elecciones. Luego nunca es el momento para ello. Es que ahora mismo hay más personas recibiendo salarios públicos que personas contribuyendo a esos salarios públicos. A ver dónde vamos a parar. Y hay incluso determinadas opciones políticas que piden funcionarizar más ámbitos". 

¿Es necesaria una ley que regule el teletrabajo? (Diario Vasco)

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha abierto la caja de los truenos al poner en marcha los trabajos previos para la aprobación en Cortes de una ley que regule el teletrabajo. Lo ha hecho sin contar con sindicatos ni patronal –lo que deja en mal lugar su teórica apuesta por el diálogo social– y sin esperar a conocer las eventuales sugerencias de la Comisión para la Reconstrucción desarrollada en el Congreso de los Diputados. Sea como fuere, la polémica está ya servida, pues las primeras premisas conocidas de esa regulación obligan a las empresas a pagar la totalidad de los gastos que los trabajadores tengan que soportar en su casa. Empresas y trabajadores consultados por DV piden sentido común y sosiego. 

Los concesionarios vascos esperan un julio histórico con la suma de los Renove (El Correo)

El entusiasmo es palpable ente los concesionarios vascos, que se preparan para un julio histórico en ventas. La confirmación el viernes por EL CORREO de que por primera vez se podrán sumar las ayudas de los planes Renove vasco y estatal ha disparado la euforia, ya que el resultado serán subvenciones inéditas de 3.600 euros para un diésel o gasolina. Se lo aclaró el Ministerio de Industria al Gobierno vasco, después de que el Consejo de Ministros diera luz verde al programa nacional, aplicable a compras desde el 16 de junio. La única decepción fue que ayer no saliera publicado el plan en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El sector lo espera para mañana y entonces sacarán sus campañas.

Peso, pose y poso (por Marco-Gardoqui, El Correo)

El Gobierno, la patronal y los sindicatos firmaron el viernes con gran boato un plan para la reactivación económica. Me da que, esta vez, la idea tiene peso y el acto tuvo pose, pero el poso del contenido no estuvo a la altura. Si Europa demandaba acuerdos, eso sí, se lo dieron. De entrada sorprende que, estando el Congreso metido de lleno en el asunto –han hablado y preguntado, pero hacer, hacer algo útil, es otra cuestión–, no hayan esperado sus conclusiones. El fondo para rescatar empresas estratégicas plantea cuestiones inquietantes como el criterio que se utilizará para elegir a las compañías beneficiarias de las ayudas. 

“El consenso y el diálogo social son clave para salir de la crisis” (El País)

Entrevista con Pablo Isla, presidente de Inditex. pide diálogo social y consenso político ante la crisis del coronavirus. “Es muy importante dar seguridad y confianza para traer inversiones”. “Debemos usar los fondos europeos para transformar la economía”. “Es increíble cómo se ha volcado la gente de la empresa ante la emergencia”. "Creo que la globalización y el multilateralismo tienen muchas cosas buenas, nos enriquecen desde el punto de vista económico, personal y humano y han ayudado a muchos miles de millones de personas a salir de la pobreza. Espero que sigamos por el camino del comercio mundial, de las cadenas de aprovisionamiento globales y del multilateralismo". 

El miedo cala en el consumidor (El País)

La experiencia traumática de la pandemia y la incertidumbre económica dejan huella en la cesta de la compra y potencian el comercio digital y de proximidad. Pero este deslucido panorama arroja sorpresas. Tras la desescalada del estado de alarma, los españoles han salido a la calle con sus tarjetas en la mano y su gasto, que llegó a caer un 60% en abril en pleno confinamiento, ha vuelto a registrar tasas positivas en junio, según Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research. Todas las provincias han recuperado los niveles de compra previos a la covid-19 durante la última semana del mes. Y el incremento interanual supera el 10% en 27 de ellas. Solo disminuye en Madrid, Huelva, Castellón y Baleares. Alimentación, como ha venido sucediendo desde que se decretara el estado de alarma en marzo, y equipamiento del hogar, a partir de mayo con la desescalada, son los sectores que se llevan el grueso de las transacciones con dinero de plástico, seguidos de salud y tecnología. En cambio, viajes y alojamientos continúan bajo mínimos, pese a que la temporada estival haya sobrevenido casi de repente.

Los rebrotes en Lleida obligan al primer gran confinamiento de la nueva normalidad (El Correo, El País, El Mundo)

No hace ni dos semanas que España entró en la fase de la nueva normalidad, pero ya hay zonas que empiezan a dar pasos hacia atrás en la desescalada. El estallido de un nuevo brote de coronavirus llevó ayer a la Generalitat catalana a tomar la decisión de confinar a toda la comarca leridana del Segrià, que agrupa a más de 30 municipios, entre ellos la capital Lleida, y unos 200.000 habitantes. El director del centro de alertas sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ya advirtió el jueves sobre la situación en Lleida, donde hay nueve focos activos que evidencian que el virus se encuentra lejos de estar bajo control. Un mazazo para la población, tras meses de confinamiento, y para los profesionales sanitarios, ahora que empezaban a recuperarse del golpe. 

Murga admite que la situación en Euskadi es frágil, pero la epidemia «está bajo control» (El Correo)

La consejera de Salud dio ayer una de cal y otra de arena a la sociedad vasca. Nekane Murga reconoció ser «consciente de que la situación de la pandemia en Euskadi es frágil», pero también quiso tranquilizar a la población al afirmar que la crisis «está bajo control». Un doble mensaje con dos destinatarios distintos, el primero, para los muchos ciudadanos, especialmente jóvenes, que incumplen sistemáticamente las normas para evitar la transmisión del virus; y el otro dirigido al conjunto de la población vasca, envejecida y consciente de su situación de vulnerabilidad.

“Ahora muchos pacientes dan positivo pero con carga viral tan baja que no contagian” (El Mundo)

Entrevista a Giuseppe remuzzi, director del Instituto Mario Negri de Investigación Farmacológica en Italia. En el Instituto Mario Negri, Remuzzi y su equipo de colaboradores investigan al coronavirus desde que comenzó esta pandemia. Y ahora han llegado a la conclusión de que la carga viral del mismo ha disminuido notablemente. Hasta el punto de que Remuzzi propone que se distinga entre las personas que dan positivo en los test PCR con una alta carga viral (y que por tanto pueden contagiar a otros) y aquéllos que dan positivo pero con una carga viral tan baja que no pueden infectar a nadie. Los primeros tendrían que permanecer aislados, pero los segundos no.

China se enemista con el resto del mundo (El Correo, El País)

A los conflictos de Pekín con Estados Unidos, Canadá e India se suma ahora la disputa con Australia: las relaciones bilaterales atraviesan su peor momento. Canberra ha airado a Pekín, pero no por las cuestiones de Taiwán o Tíbet, como el artículo preveía a finales del siglo pasado, sino por la pandemia del coronavirus. El Ejecutivo australiano fue en abril uno de los primeros que exigió la puesta en marcha de una investigación internacional sobre la gestión inicial en Wuhan de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19, y esta demanda se ha sumado a una creciente lista de afrentas que van desde el veto a las redes 5G de Huawei hasta las declaraciones sobre la necesidad de respetar los derechos humanos en Hong Kong o en Xinjiang –donde más de un millón de uigures musulmanes han sido internados en campos de reeducación–, pasando por la denuncia de interferir en asuntos políticos internos.

El PNV refuerza su ventaja, la coalición con el PSE se consolida y el PP+Cs cae (El Correo)

El PNV ganaría de forma cómoda las elecciones del próximo 12 de julio y mejoraría incluso sus resultados respecto a los comicios de 2016. La candidatura de Iñigo Urkullu se elevaría hasta los 31 escaños, un listón que la formación jeltzale solo ha superado en dos ocasiones. El sondeo de Ikerfel realizado para EL CORREO indica que a gran distancia se situaría EH Bildu, que en todo caso también mejoraría posiciones, y el PSE, que recuperaría la tercera posición en el Parlamento. Los tres se beneficiarían de la caída de Elkarrekin Podemos-IU y de PP+Cs. La coalición PNV-PSE podría gobernar con una holgada mayoría absoluta.