egun On

Domingo, 7 de junio de 2020
Núm 491/2020
Año XXXIII

«La Administración ha de endeudarse como nunca, la situación es extraordinaria» (Diario Vasco)

 Eduardo Junquera Pérez (Durango, 1955), presidente de Adegi, asegura que los empresarios guipuzcoanos no caen en el desánimo y se muestran tan realistas como moderadamente optimistas de cara al futuro, dentro, eso sí, de una crisis sin precedentes que aún hará mucho daño. Por eso urge a los poderes públicos a que no escatimen «oxígeno» para sostener al tejido productivo y al empleo. El líder de la patronal advierte de que, igual que se ha puesto toda la carne en asador en la crisis sanitaria, ahora toca hacerlo en la económica. «No debemos regatear el oxígeno a las empresas; si hacen falta 1.500 o 2.000 millones en avales, habrá que ponerlos». La charla con DV destila lo que sin duda es un incipiente, y aún incierto aunque no por ello menos significativo, acercamiento con ELA. 

«El sector de las telecomunicaciones ha salido fortalecido de esta crisis» (El Correo)

Entrevista con Xabier Iturbe Presidente de Euskaltel. Asegura que la compañía permanece alejada de la especulación financiera porque están convencidos del éxito de la expansión nacional.  En su opinión, están en una fase de ascenso a las grandes ligas y en un camino que tan solo pretende garantizar el futuro. Mientras un alto porcentaje de empresas siente preocupación por la crisis que estamos atravesando y las consecuencias de futuro, él apunta que para una operadora de telecomunicaciones la pandemia ha resultado positiva. Teletrabajo significa más demanda, más negocio para quien se encarga de transportar los datos de un sitio a otro. «¿Quién ha dicho que MásMóvil es una empresa vasca? No lo es, está en Madrid. Su registro en San sebastián es una mera inscripción en un registro. No hay nada más en el País Vasco".

El ebanista que ha moldeado el pelotazo de MásMóvil (El País)

Meinrad Spenger. Este directivo austriaco está a punto de vender el operador de telecomunicaciones al capital riesgo con una valoración de casi 3.000 millones de euros. El consejero delegado de MásMóvil, de 45 años, acaba de vivir su semana más intensa, después de que los fondos de inversión KKR, Cinven y Providence lanzarán una opa por la totalidad del capital de la operadora por 2.963 millones de euros. La oferta supone un aldabonazo en el balbuciente mercado bursátil arrasado por los efectos del coronavirus, pero significa también la coronación de la carrera profesional de este directivo austriaco que vino a España hace 14 años con poco más que un MBA bajo el brazo y se ha convertido en el empresario de telecomunicaciones más exitoso de toda Europa.

21.600 eventuales vascos han perdido su empleo al quedar fuera de los ERTE (El Correo)

La destrucción de empleo temporal se explica por varias razones. Para empezar, la parálisis derivada del coronavirus ha golpeado especialmente a sectores como la hostelería o el turismo, que por su carácter estacional tiran mucho de eventuales. El problema no es solo los trabajos que se han perdido, sino que la contratación sigue muy lejos de la normalidad. Otra razón es que muchos temporales se han quedado fuera del escudo de los ERTE. Desde la patronal, el secretario general de Cebek, Francisco Javier Azpiazu, recuerda en primer lugar que el problema de la temporalidad es mucho más grave en el sector público que en el privado –del 38% frente al 19%, según los últimos datos–. No obstante, reconoce que tiene efectos muy negativos y se deben buscar soluciones como, por ejemplo, «limar la brecha entre el coste del despido en uno y otro caso». Pero alerta contra los planteamientos que se están realizando dentro de la contrarreforma para eliminar las medidas de flexibilidad que se adoptaron en 2012. «Si se introducen rigideces, se va a desincentivar la contratación indefinida».

La industria española no levanta cabeza (El País)

El cierre de Nissan en Barcelona dejará a unos 3.000 trabajadores en la calle. El fabricante de aluminio Alcoa despedirá a 534 en su planta de San Cibrao (Lugo) después de vender las de A Coruña y Avilés. Continental se deshará de su planta de Rubí (Barcelona), con una plantilla de 760 personas. Ninguno de esos anuncios está vinculado a la crisis del coronavirus, sino al imparable empequeñecimiento que sufre la industria en España. Antes llegaron los cierres de Vestas en León, de Siemens Gamesa (Miranda de Ebro), de La Naval (Sestao) y de otras muchas compañías que pasaron más desapercibidas. La Comisión Europea fijó un objetivo para que la industria pesara un 20% este año en el PIB, pero España, lejos de acercarse, se aleja con apenas un 16% (incluida la generación de energía) en 2018, según los datos del Ministerio de Industria. La encuesta de población activa (EPA) certifica una pérdida de 132.000 trabajadores en el sector durante la última década.

Nacionalizar para salvar empleos (El País)

Las últimas crisis industriales de Nissan y Alcoa han reabierto el debate sobre la posibilidad de que las Administraciones españolas pudieran entrar en el capital de compañías en crisis, con el objetivo de salvar sus empleos. El vicepresidente primero del Gobierno, Pablo Iglesias, dijo que la Constitución lo permitía y un día después el vicepresidente de la Generalitat catalana, Pere Aragonès, lanzaba una reflexión en la que planteaba la posibilidad de que la Administración autonómica modificara su política de incentivos para atraer capital extranjero. “Quizás abandonar la idea de la subvención y pensar más en un entramado de capital para tener incidencia en las decisiones de las multinacionales, ya que demandan que haya una aportación pública para ganar competitividad”, dijo.

Continúa el goteo de cierre de Sicav a la espera de que el Gobierno aclare su futuro (Diario Vasco)

El futuro de las Sicav, la herramienta de inversión que utilizan una parte de los grandes inversores para gestionar su patrimonio, sigue en el aire dos años después de que el PSOE recuperase la presidencia del Gobierno tras la moción de censura de hace ahora 24 meses. Las referencias del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, a la necesidad de redistribuir los impuestos entre las rentas más altas no se materializó en ninguna medida durante el año y medio de su primer mandato. Pero el acuerdo de coalición con Unidas Podemos sí recoge la necesidad de endurecer los requisitos para acceder a una de estas sociedades de inversión de capital variable y beneficiarse de su régimen tributario. Con 39 firmas liquidadas en 2020, los inversores ponen la vista en otros países ante los anuncios para endurecer el régimen de las grandes fortunas. 

Cuentas en el alambre (El País)

Las empresas afrontan en sus balances contables una incertidumbre récord. Deben responder a una pregunta clave: ¿hay liquidez para los próximos meses? El efecto inmediato será que reconozcan provisiones por el deterioro de los activos, Al menos el 18% de las empresas se encuentra en riesgo máximo de impagos. Hay enormes dudas que asaltan a los departamentos administrativos estos días. Porque, como recuerda el profesor del CEF-Udima José Alberto Toribio, “la contabilidad, contrariamente a lo que la gente cree, son números, pero no matemáticas. En ella van implícitos una serie de juicios que se realizan en condiciones de incertidumbre. Para muchos administradores este es el tiempo más incierto que han conocido en sus vidas. Y eso conducirá muy probablemente a una gran diversidad de prácticas en la aplicación de las normas de contabilidad”.

Los baserritarras urgen incorporar mano de obra para afrontar la campaña de recolección (Diario Vasco)

Los productores tienen serias dificultades para encontrar trabajadores en Gipuzkoa que les son imprescindibles en las plantaciones y para las explotaciones ganaderas. Ni en época de crisis el campo atrae trabajadores. Encontrar personal autóctono para la inminente campaña de recolección es labor imposible, con el consiguiente riesgo de que se pierdan cosechas. Sí, aunque parezca mentira, en Gipuzkoa acaban en el compostaje pimientos o guindillas que no se han podido recoger a tiempo por falta de brazos.

El virus continúa a la baja en Euskadi (El Correo)

La tendencia del coronavirus en Euskadi es claramente a la baja. El Covid-19 no se ha esfumado, pues sigue habiendo casos, pero son pocos. El Departamento Vasco de Salud confirmó ayer un total de cuatro nuevos contagios detectados a través de la PCR, la prueba que determina si hay rastro del virus en el organismo de una persona y, por tanto, si es una infección activa, con capacidad de transmitir la enfermedad. Es un hecho que el patógeno ha menguado. Su incidencia se mantiene en niveles similares a los de las últimas semanas, bajos, y demuestran la evolución favorable de la epidemia. Ya son diez jornadas con las infecciones diarias por debajo de la decena. Esta semana no ha habido ni una jornada que la rozara. El miércoles fue el día con más positivos computados, seis.

«En este momento una infección con alta carga viral es muy poco probable» (Diario Vasco)

Entrevista con Nekane Murga Consejera vasca de Salud. «Todo hace indicar que el virus evoluciona y respeta al huésped. El Covid-19 es ahora menos dañino que en febrero» «Parte de la clave del éxito que tenemos hoy en día está en esa prudencia que mantuvimos en el inicio de la desescalada» «Sobre todo nos preocupa que haya ciudadanos que tengan contacto con un amplio abanico de ambientes o situaciones». "Debemos tener presentes varios escenarios y uno de ellos es que el Covid-19 siga, tenga un comportamiento estacional y pueda volver a coger fuerza, por lo que necesitaremos una vacuna".

La Ertzaintza constata «indicios de criminalidad» en la gestión del vertedero de Zaldibar, según el sumario (El Correo)

Los investigadores de la Ertzaintza consideran que el colapso del vertedero de Zaldibar, que el pasado 6 de febrero se desplomó sobre la AP-8 sepultando a dos trabajadores que siguen desaparecidos, estuvo relacionado con «algún tipo de actuación irregular» vinculada a la gestión de los residuos en la escombrera, según consta en el sumario judicial al que ha tenido acceso EL CORREO. Irregularidades que, según los agentes, vulneraban supuestamente la Autorización Ambiental Integrada (AAI), que fue concedida en 2007 –y renovada después en 2013– por el Gobierno vasco a la empresa Verter Recycling para que pudiese poner en marcha el vertedero. Tras las «indagaciones» realizadas en esta fase del procedimiento, los especialistas de la unidad de delitos medioambientales y de urbanismo advierten que, de acuerdo con la información procedente de «fuentes abiertas», en las instalaciones de Verter «se estaba eliminando todo tipo de residuos», no sólo para los que tenían autorización.