egun On

Sábado, 6 de junio de 2020
Núm 490/2020
Año XXXIII

El PIB vasco cayó hasta el 3,2% en el primer trimestre, dos décimas más de lo estimado (El Correo, Diario Vasco)

La recesión de la economía vasca está a la vuelta de la esquina y a finales de junio será un hecho admitido, cuando se consumen dos trimestres consecutivos con un retroceso en el valor de los productos y servicios generados en Euskadi. El Eustat, el Instituto Vasco de Estadística, puso ayer la primera piedra oficial de ese desolador camino en el descenso de la actividad económica que han provocado el Co- vid-19, la declaración del estado de alarma, el confinamiento y la paralización de la actividad de las empresas. El Eustat, incluso, ha empeorado sus primeras estimaciones sobre lo que sucedió en el primer trimestre del año, para concluir ahora con más datos en su mano que la caída del PIB fue superior al 3% que había anticipado a finales de abril.

El 82% de los empresarios de Euskadi confía en una recuperación total antes de un año (Diario Vasco)

A pesar de la crudeza de los primeros embates de la crisis, y de que parte de la economía sigue todavía parada o al ralentí, las empresas vascas se demuestran optimistas en cuanto a una salida relativamente rápìda de la crisis. Así lo refleja un estudio de la multinacional especializada en recursos humanos Randstad, que señala que el 82% de los empresarios de Euskadi espera alcanzar la recuperación total antes de un año, Los autores del trabajo ponen de relieve que ese grado de confianza es 2,2 puntos porcentuales más alto que en el conjunto de España.

La economía española presenta «indicios esperanzadores» de reactivación (El Correo, Diario Vasco)

Ya ha pasado lo peor, no solo en términos sanitarios sino también a nivel económico. Marzo, abril y gran parte de mayo fueron meses para olvidar, pero los expertos comienzan a ver datos alentadores de que la situación está mejorando. Los economistas de Fedea (Fundación de Estudios de Economía Aplicada) explican en un informe publicado ayer que los indicadores económicos y de empleo de las últimas semanas muestran «de forma muy clara» los efectos de la pandemia sobre las cuentas públicas, pero también «indicios esperanzadores» de que la economía española tocó fondo en abril y se está iniciando un proceso de reactivación. Tras el «dramático» repunte de abril de las prestaciones por desempleo y cese de actividad, en mayo estos indicadores tienden a estabilizarse. 

La mejor semana de la Bolsa en 12 años (Expansión, El Mundo, Cinco Días, Diario Vasco, El Correo)

La alegría compradora de los últimos días ha dado un salto cualitativo para convertirse en euforia alcista en la Bolsa. El Ibex cerró ayer como el mejor de los grandes índices mundiales, con una subida del 4,04%, al marcar un último cambio en los 7.870 puntos, su mayor subida desde el pasado 18 de mayo. Con este despegue el índice vive su mejor semana desde noviembre de 2008, ya que salda las últimas cinco sesiones con un alza del 10,94%, que por otra parte es la cuarta más abultada de la historia del índice. Una situación que se repitió en el resto de índices. El Dax alemán sumó el 3,36%; mientras el Cac Francés se anotó el 3,71%; el Ftse británico sumó el 2,25%; y el Ftse MIB italiano, el 2,82%. Wall Street siguió la misma tendencia. El potente apoyo a la economía del BCE, de los gobiernos y los buenos datos que llegan de EEUU, alimentan el rally de las bolsas. 

El desplome industrial se une al de los servicios en un mes aciago para el PIB (El País, Cinco Días)

La pandemia sigue dejando estadísticas para los libros de historia. Tras los servicios y el turismo —cero visitantes en abril; cero ingresos en un sector clave—, ayer le tocó a la industria, cuya producción se desplomó un 33,6% en ese mes respecto a un año antes. La cifra suena gruesa, pero lo es mucho más en contexto: es el descenso más acusado desde el inicio de la serie, en 1976. Y revela un problema de calado en la sala de máquinas española: con el sector terciario parado y las manufacturas a medio gas (siendo generosos), el campo y, sobre todo, los programas de apoyo público han quedado como únicos resortes durante semanas.

La crisis hace tambalear las previsiones de ingresos que maneja el Gobierno español (El País)

Solo está claro que el golpe será duro. La duda es sobre el tamaño de las heridas. Las principales casas de análisis consideran que algunas de las previsiones del Gobierno pecan de optimismo, sobre todo las relativas a la disminución de los ingresos públicos. El Ejecutivo estima que solo caerán un 5%, cuando el descalabro del PIB puede superar el 9%. El Ejecutivo mandó a finales de abril la actualización del Plan de Estabilidad a Bruselas, en la que pronosticó una caída de ingresos de unos 25.700 millones en 2020. También la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha expresado sus dudas sobre este cálculo. El organismo encargado de velar por la estabilidad de las cuentas públicas prevé un derrumbe de los ingresos de entre 36.000 y 51.000 millones de euros, en función de que haya o no un nuevo confinamiento en otoño.

La patronal vizcaína cree que «no es el momento de plantear una reforma fiscal» (El Correo)

El presidente de la patronal vizcaína Cebek, Iñaki Garcinuño, llamó la atención ayer sobre el efecto negativo que puede tener en la fase de recuperación una modificación en la estructura tributaria. Lo hizo en el transcurso de una entrevista en la radio pública vasca, al señalar que «sería contraproducente plantear una reforma fiscal ahora, en plena crisis». La manifestación se sitúa aparentemente en contra de la propuesta planteada por la organización empresarial vasca Confebask, donde está integrada Cebek, sobre la necesidad de aplicar durante los próximos años un recargo en los impuestos de normativa foral –IRPF, Sociedades y Patrimonio, principalmente–, con el objetivo de financiar el endeudamiento extraordinario en el que va a incurrir el Gobierno vasco por la pandemia.

El desconfinamiento impulsa la industria vasca de la bicicleta (El Correo)

La industria de la bicicleta vasca vuelve a rodar con el relajamiento del estado de alarma. Lo que antes era un pedaleo constante en el sector –con un volumen de ventas que crece en torno a un 5% cada año–, es ahora un sprint. «Tras el confinamiento, estamos viviendo una demanda en forma de U en los distintos canales de venta», señala Julen Otero, responsable de comunicación de la firma Orbea, que emplea a más de 300 trabajadores en su fábrica de Mallabia. «Parece que la tendencia en la demanda seguirá creciendo a corto plazo y quizás después vivamos una fase más estable».

Iberdrola pone en marcha en Navarra el megaparque eólico Cavar, con 32 aerogeneradores (Diario Vasco, Cinco Días)

Iberdrola ha puesto en marcha en Navarra el complejo eólico Cavar que, con 111 megavatios de potencia instalada, es la mayor planta de este tipo desarrollada por la compañía en España desde 2012. Promovida conjuntamente entre la eléctrica y Caja Rural de Navarra, está integrado por cuatro parques y 32 generadores de Siemens Gamesa de 3,4 megavatios, ubicados en los municipios de Cadreita y Valtierra. Esta nueva instalación producirá energía limpia equivalente al consumo anual medio de 45.000 hogares (el 25% de la población de Pamplona) y evitará la emisión a la atmósfera de 84.000 toneladas de CO2 al año. Su construcción y puesta en marcha ha requerido una inversión superior a los 100 millones de euros, para la que se ha contado con financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

«La crisis va a reforzar al sector logístico porque la industria tiene que asegurar su cadena de suministros» (Diario Vasco)

El gerente del clúster de Movilidad y Logística de Euskadi, Fernando Zubillaga, augura un futuro prometedor al sector porque, a la vista de lo sucedido, la industria tendrá que asegurar su cadena de suministros. «El comercio electrónico se ha incrementado exponencialmente y, aunque se ralentizará, conservará los clientes». «El eje Atlántico no está perdiendo atractivo, pero debemos reforzar su valor para el paso de mercancías y viajeros». «La intermodal de Lezo no es una utopía. Ábalos y Tapia firmaron en enero un protocolo para su desarrollo». 

 

El paro baja por sorpresa en EE UU al aumentar las contrataciones (El Correo, El País, Cinco Días)

Los pronósticos apuntaban a una destrucción de casi 8 millones de empleos. La generación de 2,5 millones de empleos en mayo insufla confianza en la reactivación de la economía y da aliento a Trump. La tasa de desempleo en Estados Unidos registró una sorpresiva bajada en mayo, al descender del 14,7% al 13,3%, en contra de las expectativas de los analistas y para regocijo del presidente Donald Trump, que busca la reelección en noviembre y está recibiendo duras críticas por su gestión de las protestas. Trump reaccionó inmediatamente en Twitter celebrando este «impresionante informe de empleo». Pese a la mejoría, la tasa de paro todavía sigue en máximos históricos. Durante la crisis financiera iniciada en 2008 no se superó el 10%, mientras que el registro más alto que existía hasta el momento era el 10,8% alcanzado en diciembre de 1982. Por lo tanto, los niveles actuales evocan la Gran Depresión.

Euskadi avanza en la desescalada y recupera la movilidad entre territorios a partir del lunes (Diario Vasco, El Correo)

Una de las medidas más importantes que se implantarán es que se levanta la limitación de movilidad entre territorios y los vascos tendrán vía libre para moverse dentro de sus límites. Pero además Euskadi tendrá plena autonomía para flexibilizar las medidas Los vascos podrán moverse con libertad dentro de Euskadi, algo que no está permitido en otras Comunidades, ya que el Estado limita aún la movilidad a la provincia. Esta medida beneficiará entre otros sectores al de los alojamientos turísticos, ya que se podrán hacer reservas en hoteles o casas rurales de todo Euskadi, sin importar el territorio de origen. Además recuperan el 50% del aforo en los espacios comunes.

La mascarilla será obligatoria tras el estado de alarma bajo multa de hasta 100 euros (El País)

Las mascarillas han venido para quedarse. No solo son obligatorias ahora, en pleno estado de alarma, sino que seguirán siéndolo en el futuro, en la llamada nueva normalidad, hasta que el Gobierno dé por finalizada la crisis de la covid-19. El borrador del decreto para esa nueva normalidad, que el Ejecutivo tiene previsto aprobar el martes, fija esa obligatoriedad de las mascarillas en los lugares públicos cerrados donde no se pueda mantener la distancia de seguridad, y multas de hasta 100 euros por no llevarlas. La OMS recomienda ahora su uso generalizado.

«La carga vírica hoy es hasta cien veces inferior que en marzo» (El Mundo)

Ha estado al pie del cañón en su laboratorio del hospital San Raffaele de Milán, en pleno epicentro de la pandemia de coronavirus. Y ahora, después de tres meses de lucha sin cuartel contra el ‘bicho’, el profesor Massimo Clementi por fin trae buenas noticias, noticias llenas de esperanza.  Director del Laboratorio Microbiología del Hospital San Raffaele de Milán, a este experto le preocupa más una nueva epidemia por un nuevo virus que la evolución de la pandemia actual ‘destinada a apagarse’, que, en que caso de reactivación, será menos agresiva. "Este hallazgo nos ha empujado a contactar con otros colegas para saber si ellos también estaban observando lo mismo. En EEUU y Europa, incluida España. Y le puedo decir que también en su país observan lo mismo: la epidemia se encuentra en una fase de contención. Lo interesante es que incluso en Florida, donde el confinamiento ha sido mucho más suave que en España e Italia, ocurre lo mismo. Alguien ha dicho que es como si el virus hubiera envejecido".