egun On

Sábado, 25 de abril de 2020
Núm 450/2020
Año XXXIII

El virus hunde el PIB vasco en tan solo diecisiete días (Diario Vasco, El Correo)

La economía se desploma un 4,5% por la pandemia y el consejero Azpiazu estima ya en 3.000 millones la caída de la recaudación. Pedro Azpiazu se reconoce sorprendido por la dureza de la caída del PIB y prepara un nuevo escenario. Han bastado solo diecisiete días de estado de alarma, los últimos del mes de marzo, aunque los primeros de una situación que aún hoy permanece, para hacer saltar por los aires todas las previsiones oficiales, por benévolas que fueran, y hundir la economía vasca con una intensidad nunca registrada.

El Gobierno vasco estima que la recaudación podría caer un 20 % este año (Deia, El Mundo)

El Gobierno vasco estima que la recaudación de este año por la crisis del COVID-19 podría caer alrededor del 20 %, una bajada "muy importante", que supondría ingresar unos 3.000 millones de euros menos. Así lo ha indicado este viernes el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, en la sesión que celebra la Diputación Permanente del Parlamento Vasco, en la que el lehendakari, Iñigo Urkullu, está exponiendo las actuaciones de su Gobierno para combatir la pandemia. Azpiazu también ha anunciado que el Ejecutivo revisará las previsiones que hizo a principios de abril en las que anunció que el PIB vasco se podría contraer un 3,6 % este ejercicio y que se produciría una destrucción de empleo de 17.000 puestos de trabajo, porque esos cálculos van a verse "ampliamente superados" negativamente.

El número de empresas paradas en Gipuzkoa se reduce del 70% al 45% (Diario Vasco)

La producción es escasa y la facturación flojea, según Adegi, porque la vuelta al tajo, matizó la organización presidida por Eduardo Junkera, no significa que la producción sea acorde. Muchas firmas apenas realizan tareas de mantenimiento y no producción real. Es la industria la que, aparentemente, ha regresado a la actividad con algo más de energía, sobre todo tras levantarse la prohibición a los sectores no esenciales. Mientras, la facturación se ha viso afectada en todo tipo de sectores aunque, evidentemente, con mucha mayor intensidad en los negocios que aún siguen cerrados. Así, explicó Adegi, ocho de cada diez empresas han disminuido su facturación repecto a 2019. En comercio, reparación de vehículos y hostelería, las ramas que más están sufriendo, ese golpe a la caja afecta al 97% del tejido.Ver más en Adegi. 

Los créditos para pymes y autónomos se amplían a 1.025 millones de euros (El Correo)

El Gobierno vasco ha decidido ampliar la cuantía de los créditos destinados a facilitar liquidez a las pymes y a los autónomos en otros 500 millones de euros, lo que situará en un total de 1.025 millones los avales públicos que se van a movilizar en Euskadi para este fin. El anuncio lo realizó ayer el lehendakari Urkullu en una comparecencia en el Parlamento vasco, donde también recordó que esta línea extraordinaria de financiación es complementaria a la que ha puesto en marcha el Gobierno central, de la mano del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Elkargi ha recibido más de 11.000 solicitudes que reclaman una cifra aproximada a los 1.600 millones. 

«Habrá un repunte del vehículo privado en los próximos años» (El Correo)

Entrevista con Inés Anitua Directora general del clúster vasco de automoción Acicae. El sector vasco de la automoción, integrado por Mercedes y una potente industria de componentes liderada por gigantes como Cie Automotive o Gestamp, se prepara estos días para la reactivación después del parón que provocó el estado de alarma. Pero el arranque va a ser muy lento y las fábricas tardarán en recuperar la normalidad. «Hay un problema de demanda, al que se suman los exigentes protocolos se seguridad», apunta Inés Anitua, directora general del clúster vasco Acicae. Reconoce que comprar un coche no va a estar entre las prioridades de los ciudadanos en la actual situación, pero también ve algunos elementos que invitan a la esperanza, como el mayor interés que se observa en China por tener vehículo privado. Las 300 empresas vascas de la automoción (sin incluir Mercedes) facturan 20.000 millones. Cuentan con 744 plantas en el mundo –361 en Euskadi– y emplean a 100.000 personas, 40.000 en el País Vasco.

La industria pide auxilio con créditos al 0% y fondo perdido (Expansión, Cinco Días)

La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, que reúne a patronales industriales que suman más del 50% del PIB en España, volvió a lanzar ayer un llamamiento de auxilio al Gobierno para que introduzca medidas que salven el tejido productivo del país ante la catástrofe económica provocada por el Covid-19. En concreto, piden diez medidas “urgentes para impulsar de forma prioritaria la actividad industrial y de los sectores productivos”, de manera que “ejerzan de tractor de la economía”. Una de las medidas que solicitan es una “línea de incentivos a la inversión empresarial industrial que sea capaz de atraer el foco inversor hacia nuestro país, estableciendo condiciones diferenciales que propicien su ejecución y la generación de empleos”. Esas condiciones base deberían ser “préstamos al 0% de interés”, con un “tramo no reembolsable del 30%”, es decir, a fondo perdido.

Mercedes garantiza la seguridad «porque necesitamos producir» (El Correo)

La principal industria vasca retomará este lunes su actividad productiva tras un mes y medio de parón. La maquinaria volverá a ponerse en marcha en la planta de Mercedes Benz en Vitoria, que ultima este regreso intentando no dejar cabos sueltos. Y con el fin de transmitir tranquilidad y seguridad a la plantilla, pero sin obviar la complicada situación actual y a futuro, el director de la factoría, Emilio Titos, envió ayer un vídeo a sus trabajadores donde deja claras dos premisas: que la fábrica ha reforzado sus medidas de protección para crear un entorno laboral seguro y que es vital retomar la producción. «No podemos decir que no tenemos miedo», admite Titos, «pero con empatía entre nosotros nos vamos a fortalecer». 

Michelin traslada al comité expectativas «muy negativas» con un desplome de la fabricación (El Correo)

El director de Michelin en Vitoria, Mariano Arconada, reconocía el domingo en una entrevista con este periódico que un mes sin producción –en el caso de la planta que él lidera, porque en otras ese tiempo se ha alargado– «está siendo muy duro», pero advertía de que «todos somos conscientes de que económicamente lo peor está por venir». Y el horizonte que ya se empieza a divisar está lleno de nubarrones, «con expectativas muy negativas», trasladó ayer la compañía al comité. La incertidumbre es «máxima» y se prevé un desplome en las cifras de producción dentro de la factoría alavesa que fabrica, principalmente, ruedas de turismo y neumáticos para ingeniería civil y minería. De hecho, ya han comenzado a registrarse desactivaciones de equipos de trabajo para el mes de mayo y entre el 9 y el 11 la producción de ruedas para turismo quedará prácticamente «anulada».

Las bodegas digieren el parón hostelero (Expansión)

“Histórica”, “dramática” y “mucho peor que en la crisis de 2008”. El sector del vino sufre una caída de ventas como no se recuerda, salvo contadas excepciones, debido al cierre de la hostelería en el mercado nacional y en los mayores destinos de la exportación. “Se espera un descenso medio de la facturación del 35% en el primer cuatrimestre. Enero y febrero tuvieron alzas en torno al 5%, pero las ventas están cayendo ahora un 70%. La hostelería representa la mitad del volumen, pero dos tercios del valor del sector”, dice José Luis Benítez, director general de la Federación Española del Vino. Las empresas consultadas indican que están teniendo un incremento de ventas de doble dígito en alimentación y superior al 100% en el canal online, pero estos incrementos no compensan la facturación en hostelería y enoturismo que a día de hoy es cero. Bodegas Riojanas informó ayer a la CNMV de una caída de casi el 30% en su facturación en el primer trimestre.

Las demandas de ELA contra las residencias se estrellan en los juzgados (Noticias de Gipuzkoa, El Correo)

El frente de batalla abierto por ELA contra la Diputación y las empresas que gestionan las residencias de mayores se ha estrellado en los juzgados. Eso es lo que dicen las primeras dos sentencias de las ocho demandas que el sindicato abertzale interpuso en su día contra otras tantas residencias en Euskadi (cinco en Gipuzkoa) para demandar la protección de derechos fundamentales como la salud, la vida y la integridad física de las trabajadoras que prestan servicio en ellas. Uno de los fallos reconoce que los demandados por ELA han desplegado "una actividad continuada y diligente" en la provisión de las medidas de protección y seguridad del personal trabajador. Y en otro se recoge que "es completamente falso que no se haya hecho nada por las demandadas hasta que se detectasen casos positivos". Añade que "incluso la propia parte demandante (en referencia al sindicato ELA) en las alegaciones iniciales vino a matizar que algunas medidas de las solicitadas ya se habían cumplido en la actualidad, si bien curiosamente no las supo concretar en ese momento". 

«La patronal no está asumiendo su parte de responsabilidad social en esta crisis» (Diario Vasco)

La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, considera que «la patronal no está asumiendo en esta pandemia su parte de responsabilidad social, ya que las medidas que se están adoptando tienen un coste mayor para los trabajadores e incluso para las arcas públicas, como ocurre con los ERTE». De cara a este Primero de Mayo tan atípico, la dirigente sindical defiende una vuelta a la normalidad que «no suponga regresar al modelo anterior, sino crear otro modelo económico y social». "El confinamiento es a medida de la patronal y de las grandes empresas. La falsa dicotomía entre salud y economía no es tal, sino salud y mayoría social frente a los intereses de una minoría y del capital. Además, queremos denunciar el conflicto entre dos modelos diferentes, el que pone la sostenibilidad en el centro y otro modelo capitalista". 

El Gobierno Vasco quiere reabrir pequeños comercios, aulas y teatros desde el 15 de mayo (Diario Vasco, El Correo, Deia)

«Finaliza una etapa y se abre una nueva en la que, sin abandonar la visión sanitaria, van a cobrar más relevancia los ámbitos sociales y económicos de cara al futuro». Eso es lo que expresó ayer el lehendakari, Iñigo Urkullu, antes de que el Gobierno central vetara los planes de las autonomías de acelerar por su cuenta la desescalada. En la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, celebrada por la tarde con la participación de los responsables autonómicos, quedó claro que el Ejecutivo «escuchará las sugerencias de las comunidades autónomas, pero será el Gobierno quien dirija el proceso y fije los criterios». La vuelta paulatina a la normalidad será un proceso asimétrico, pero no por autonomías, y los gobiernos regionales no podrán diseñar nada por libre, por lo que cualquier medida de desconfinamiento deberá contar con el visto bueno de Moncloa.

El Gobierno veta los planes de las autonomías de desescalar por su cuenta (El Correo)

Sanidad: “La desescalada la dirige el Gobierno”. La desescalada será un proceso asimétrico, pero no por autonomías, y los gobiernos regionales no podrán diseñar nada por libre. Moncloa llevará exclusivamente el mando y lo hará con muchas menos prisas de lo que pretenden varias comunidades. Unos parámetros objetivos («marcadores») medirán la capacidad de cada «territorio» para responder ante un posible nuevo brote y esos serán los que marquen cómo y hasta dónde se llegará con el desconfinamiento. Estos marcadores se estudiarán el lunes en una nueva reunión del Consejo Interterritorial de Salud. Según sus resultados, el Gobierno decidirá los plazos y el ámbito territorial de la desescalada. 

Las UCI de los hospitales vascos, sin ingresos Covid por primera vez en casi dos meses (El Correo)

La pandemia está remitiendo en Euskadi. En casi dos meses de alerta sanitaria, desde que el pasado 28 de febrero se confirmaran los dos primeros casos de coronavirus en el País Vasco, la situación ha cambiado. Pocos se imaginaban la magnitud de esta crisis con consecuencias humanas aún difíciles de digerir, pero lo cierto es que los peores momentos ya han pasado, aunque hay sobresaltos que demuestran que la batalla es larga y ardua.

Los fallecidos diarios en España caen a 367, el mínimo desde el 21 de marzo (El País, El Correo)

El ritmo de propagación del coronavirus va en descenso. Los datos del Ministerio de Sanidad de ayer indican que hubo 6.740 nuevos contagios (de ellos 2.796 detectados mediante la prueba PCR, que señala los que están infectados en el momento del análisis) y 367 fallecidos. Las cifras de muertes bajan a niveles de hace más de un mes, concretamente al informe del 21 de marzo (324 fallecidos). Nueve autonomías registran menos de 10 defunciones en 24 horas. 

Urkullu sorprende y propone celebrar las elecciones en julio (El Correo, El País, El Mundo)

Julio es el mes deseado para volver a colocar las urnas, tres meses después de aquella cita (5 de abril) que tuvo que posponerse ‘sine die’ a la espera de una tregua sanitaria. Así lo anunció ayer ante la Diputación Permanente del Parlamento vasco y así lo trasladará en «una mesa de partidos políticos» que convocará el día 30. Aunque más que «una reflexión», la oposición cree que es una decisión firme y estudiada siempre y cuando la pandemia lo permita. 

Trump escandaliza a la ciencia (El País, Diario Vasco)

“Por favor, no coman pastillas de detergente ni se inyecten ningún tipo de desinfectante”. El mensaje fue difundido en Twitter por el servicio de emergencias del Estado de Washington el jueves, después de escuchar la rueda de prensa diaria del presidente Donald Trump sobre el coronavirus, en la que había vuelto a adentrarse en pantanosos jardines científicos. Maravillado por el poder destructor de ciertos desinfectantes, así como la luz solar, aplicados contra el virus en el aire o en una superficie, se preguntó qué no podrían hacer para combatir al “enemigo invisible” en el interior del cuerpo humano. Las sugerencias de Trump han escandalizado a la comunidad científica y ayer se multiplicaron las advertencias sobre que estos remedios son perjudiciales para la salud. Mientras, son ya más de 50.000 los muertos que acumula EE UU, a la cabeza mundial de la pandemia y en camino de apuntarse el primer millón de casos confirmados.