egun On

Martes, 14 de abril de 2020
Núm 439/2020
Año XXXIII

La patronal vasca promete garantizar la seguridad y los sindicatos advierten de que lo van a controlar (El Correo)

Euskadi afronta hoy la vuelta al trabajo en la industria y parte de la construcción con el foco puesto en la salud de los trabajadores. Desde todas las instancias se insistió ayer en que esa es la prioridad absoluta, si bien con matices muy diferentes según de quién partía el mensaje. Así, el Gobierno vasco insistió en que había dispuesto los protocolos necesarios. Mientras, las patronales defendieron su compromiso de minimizar el riesgo con la implantación de estrictos planes de seguridad. Y los sindicatos advirtieron de que estarán vigilantes para que se cumplan, pero con la habitual división entre ellos. El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, apuntó ayer que se trata de «un cauce para solucionar las discrepancias a nivel sindical», que seguro se van a producir dados los precedentes. El líder de la patronal vizcaína envió un mensaje tranquilizador en el sentido de «hay medios y consejos suficientes para cumplir las medidas". 

Más de 60.000 guipuzcoanos, llamados hoy a volver a la actividad en Industria y Construcción (Diario vasco)

Euskadi recupera hoy parte de la actividad económica no esencial suspendida hace quince días por el Gobierno para frenar la transmisión del coronavirus. Así, la Industria y la Construcción –que suman más de 63.000 afiliados en Gipuzkoa según los últimos datos de marzo– vuelven al trabajo después de dos semanas que han combinado un permiso obligatorio no retribuido, que concluyó el jueves, con las vacaciones de Semana Santa. Las empresas de ambos sectores garantizan la seguridad sanitaria de sus trabajadores, aunque reconocen que será un retorno a medio gas. 

Casi la mitad de la construcción seguirá parada en Euskadi (El Correo, El País)

El sector de la construcción retoma hoy su actividad, pero poco menos que al ralentí. Porque a la reducción de personal a que obligarán las restricciones para prevenir el contagio del coronavirus entre trabajadores, se suman las que puedan afectar al resto de ciudadanos cuando el contacto entre unos y otros sea frecuente e inevitable. Y estas últimas las fija la orden aprobada por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que prolonga la paralización de reformas en edificios habitados o donde la hermeticidad de los trabajos no quede garantizada. La asociación de constructores y promotores de Bizkaia Ascobi y el cluster de la construcción del País Vasco Eraikune calculan que en Euskadi casi la mitad de los 57.000 empleos del sector, con un 40% de profesionales autónomos, se dedica a este tipo de obras, por lo que, en gran medida, no podrá reanudar su actividad.

Las 258.000 mascarillas que se entregarán hoy y mañana sólo se pueden usar 4 horas (El Correo)

Cuatro horas. Es el tiempo máximo que las autoridades (en concreto, el Ministerio de Industria) recomiendan utilizar la mascarilla higiénica que se repartirá entre hoy y mañana en los transportes públicos de Bizkaia. Se distribuirán 258.000 unidades y su uso es uno de los consejos que el Gobierno de Pedro Sánchez ha difundido de cara al regreso de los ciudadanos al trabajo, tras haber expirado ya el decreto que impedía cualquier actividad productiva que no fuera esencial, en un intento de contener la propagación del Covid-19.

El Puerto de Bilbao espera un hundimiento de tráfico este mes (El Correo)

El Puerto de Bilbao, un magnífico termómetro para valorar lo que sucede en la economía de su área de influencia, tan solo perdió en marzo un 4,4% de su tráfico en comparación con lo que sucedió en el mismo mes del pasado año. La tasa de descenso es muy baja para lo que puede esperarse de un estado de alarma con la industria poco más que al ralentí, pero los responsables de la institución esperan un auténtico hundimiento en el mes de abril, como consecuencia del parón que se ha producido en la actividad empresarial en los últimos quince días. En una primera estimación se intuye que este año el tráfico puede descender un 15% en comparación con 2019.

«La falta de trabajo va a desencadenar una guerra de precios a la baja en la contratación pública» (El Correo)

Representa a un colectivo de 3.800 arquitectos de los cerca de 50.000 que hay en toda España, la gran mayoría de ellos autónomos, que con la paralización de las obras también han visto frenada su actividad. Matxalen Acasuso (Bilbao, 1973) es la decana del colegio vasconavarro de estos profesionales, que conforman un sector muy atomizado. La paralización de la construcción ha vuelto a impactar en un sector profesional que no había acabado de recuperarse de la anterior crisis. "En 2006 en el Colegio se gestionaron expedientes por valor de 7.000 millones. En 2019 no llegaron a 3.000 millones». DECRETOS DEL GOBIERNO «Llevamos 15 días pendientes del BOE y de interpretarlo en unas horas. Ayudaría que fueran más concretos». CONSTRUCCIÓN SALUDABLE. «El confinamiento nos ofrece la oportunidad de repensar cómo queremos que sean nuestras viviendas y ciudades». 

Vuelta al trabajo al ralentí y entre reproches de improvisación (Expansión, Cinco Días)

Muchos trabajadores de actividades consideradas no esenciales, fundamentalmente la construcción y determinados sectores de la industria, retornaron ayer al trabajo tras el “permiso retribuido recuperable” (y obligatorio) decretado por el Ejecutivo antes de Semana Santa. Solo en lo que se refiere al sector constructor supone la vuelta de 1,38 millones de trabajadores, según la patronal del sector, Seopan. No obstante, la de ayer fue una reentré a medio gas, porque todavía era festivo en casi la mitad de las comunidades autónomas, y entre acusaciones de improvisación y falta de coordinación al Gobierno de Pedro Sánchez por parte de algunos ejecutivos regionales. “En el mundo empresarial lo que entendemos es que posiblemente las empresas grandes sí que tienen capacidad y acceso a suministros de este tipo de materiales, mientras que las pequeñas y medianas empresas seguramente no tienen este tipo de materiales”, señaló ayer el vicepresidente de CEOE, Íñigo Fernández de Mesa. 

La avalancha de ERTE por el parón atasca las oficinas de empleo (El País)

Miles de empleados corren el riesgo de cobrar tarde las prestaciones por la saturación. Trabajo refuerza sus recursos para cuadruplicar los reconocimientos de prestaciones.  La cifra de expedientes ya supera los 450.000 y se acerca a los 3,5 millones de afectados, más del doble que en toda la década anterior. Ello ha provocado un atasco que ha llevado a muchas comunidades a multiplicar el personal que tramita estos expedientes, pero el desafío mayor está en el Servicio Público de Empleo Estatal. Fuentes del Ejecutivo señalan que el antiguo Inem está reforzando su sistema informático para cuadruplicar el reconocimiento de prestaciones y que a comienzos de mayo puedan cobrar “la mayoría de afectados”.

Los autónomos piden suspender la cuota de abril y tarifa plana de 100 euros tras la crisis (El Correo)

Los autónomos siguen peleando para amortiguar la alta factura que la crisis del coronavirus les está haciendo pagar. En una reunión ayer entre las principales organizaciones de los trabajadores por cuenta propia –ATA, UPTA y Uatae– y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, los autónomos reclamaron la suspensión de la cuota de abril, una tarifa plana de 100 euros, retrasar a julio el pago de impuestos y que se prolonguen tres meses los ERTE tras el estado de alarma, entre otras cuestiones.

El transporte aéreo español, en riesgo de desaparecer por la crisis del Covid-19 (Cinco Días, Expansión)

En el caso del transporte aéreo, se ha paralizado ya el tráfico internacional de pasajeros y los tráficos domésticos han caído drásticamente. Las grandes compañías aéreas han tenido que dejar en tierra muchos de sus aviones (más del 75% British Airways, Lufthansa y Air France-KLM) y algunas más pequeñas han cerrado. En el caso de los principales operadores de bajo coste europeos, Ryanair y Easyjet, la paralización es prácticamente total. A título de ejemplo, para British Airways los efectos de este bajón suponen destruir más de 200 millones de euros a la semana. A finales de marzo, el 90% de los aviones de los operadores españoles estaban en tierra y Aena, después de paralizar el pago de dividendos de 2019, pedía una línea de crédito de hasta 2.000 millones de euros para garantizar su liquidez.

Alemania estudia reactivar la Educación y la economía bajo controles muy estrictos (El Correo, El País)

La Leopoldina, como se denomina a la Academia Nacional de las Ciencias en Alemania, ha aconsejado un pronto retorno a la normalidad en el país, la reactivación de la economía, la reapertura de los centros educativos, pero también paso a paso de los comercios y la hostelería. Todo ello bajo una serie de condiciones para evitar un rebrote de la epidemia de coronavirus y una segunda y fatal oleada de contagios. Si el número de nuevas infecciones se mantiene estable y a niveles bajos, si se puede atender clínicamente a pacientes normales e infectados por coronavirus y si la gente sigue respetando las normas de higiene, nada impide normalizar la vida pública, reabrir el comercio y la hostelería y reactivar «el tráfico normal de personas en los negocios y las instituciones». Los científicos presionan sobre todo para reanudar «lo antes posible» las actividades escolares, ya que el estudio en casa no hace sino acentuar la ya de por sí fuerte desigualdad social en la Educación.

Macron fija en el 11 de mayo el final de la reclusión total de los franceses (El País, El Correo)

El presidente presenta en un discurso a la nación un plan progresivo para la vuelta a la normalidad, que comenzará con la reapertura de las guarderías y los colegios. Fue un discurso más pedagógico que épico, una guía detallada de los siguientes pasos, un intento de explicar la salida progresiva de la clausura que ha dejado ya casi 15.000 muertos en este país y lo aboca a la mayor recesión desde 1945. “Acabaremos ganando, pero durante meses deberemos vivir con el virus”, dijo. Macron llevaba días preparándose. Consultó con científicos, con líderes internacionales, con sus antecesores inmediatos, François Hollande y Nicolas Sarkozy. 

Italia reabre las librerías y varias industrias, pero no los colegios (Diario Vasco)

Escuelas, guarderías, institutos y universidades deberían, en principio, reabrir en Italia el 4 de mayo, cuando expiran las restricciones del Gobierno, pero ya empieza a barajarse que no se retomen la clases presenciales hasta el próximo mes de septiembre. Lo reconoció la noche del domingo en una entrevista en la Rai Franco Locatelli, presidente del Consejo Superior de la Sanidad y miembro del grupo de expertos que asesoran al Ejecutivo liderado por Giuseppe Conte, al que le compete tomar la decisión final.

El difícil equilibrio entre retomar la normalidad y prevenir otra oleada en China (Diario vasco)

China recupera con optimismo la actividad económica y social más abruptamente de lo esperado. Los expertos minimizan los riesgos. Aunque la capital económica de China no llegó a decretar un confinamiento total de la población, el cierre de todas las empresas no esenciales y el miedo vaciaron las calles y el transporte público. Hoy, ambos han vuelto a llenarse. El comercio trata de recuperar el ritmo, y los vagones vuelven a ir atestados tanto a las 8 de la mañana como a las 6 de la tarde. Eso sí, la mascarilla sigue siendo obligatoria y los usuarios tratan de evitar tocar las barras de sujeción y los agarraderos. En bares y restaurantes sorprende el bullicio y que hayan dado ya la espalda al distanciamento que aún requieren las oficinas gubernamentales. El epidemiólogo Zhong Nanshan, el rostro más visible del combate de la epidemia en China, se ha mostrado convencido de que el gigante asiático puede evitar esa segunda ola y ha apostado por el control vecinal como una de las armas más efectivas para lograrlo.

2.200 millones para que las empresas japonesas dejen China (El Correo)

Tokio quiere facilitar la marcha de sus firmas tras evidenciarse a raíz del coronavirus la excesiva dependencia del gigante asiático. El 37% de las más de 2.600 empresas niponas encuestadas ya se plantean salir de China. Japón ha puesto 2.000 millones de euros sobre la mesa para que sus compañías abandonen China, su principal socio comercial, y regresen al país del Sol Naciente. También ofrece más de 200 millones de euros para aquellas que no quieran volver al archipiélago pero que sí busquen salir de China y establecerse en otro país. Estas son partidas recogidas en el gigantesco plan de estímulo económico de más de 900.000 millones de euros aprobado para reactivar la economía nipona tras la pandemia del coronavirus. 

Osakidetza cierra parte de sus UCI provisionales al bajar un 22% los pacientes críticos con Covid (El Correo)

Euskadi registró ayer la menor cifra de muertes en quince días, con 27 fallecidos, y una nueva caída en la tasa de contagios. a estabilización de la epidemia del coronavirus en Euskadi se ha extendido a todo el ámbito hospitalario. Desde hace unos días ha llegado también a las UCI, las unidades que más tarde lo iban a notar por el delicado estado de los pacientes que tratan y el tiempo que estos enfermos permanecen ingresados. Ayer tenían ocupadas 185 camas con pacientes críticos. Diez días antes, el 3 de abril, eran 236. Son un 22% menos fruto de unas jornadas en las que el número de altas ha superado con creces al de nuevos ingresos.

Las muertes por coronavirus vuelven a bajar en España con 517 fallecidos en 24 horas (Diario Vasco, El País, El Mundo)

La tasa de contagio cae hasta el 2%, la menor desde que empezó la crisis sanitaria, con 3.774 nuevos casos registrados de un total de 169.496. Las mascarillas son «un complemento», pero no el más «crucial» para frenar el virus, advierte Sanidad. España entró ayer en su quinta semana de confinamiento con un descenso en la cifra de fallecidos por coronavirus, 517 en 24 horas, lo que supone 102 víctimas menos que las registradas el día anterior y eleva la cifra total a 17.489. La transmisión de la enfermedad también sigue una tendencia a la baja desde el pasado 1 de abril 

Perder el miedo al coronavirus (La Vanguardia)

Los países que mejor saldrán adelante serán los que aprendan a convivir con el coronavirus. Convivir no significa erradicarlo, objetivo en este momento imposible. Significa ser capaz de detectar los nuevos brotes, aislar y tratar a los pacientes, identificar y poner en cuarentena a sus contactos, y evitar cadenas descontroladas de contagios como ocurrió aquí en febrero y la primera quincena de marzo. Significa perderle el miedo al virus. Aceptar que aparecerán nuevos brotes y que se podrán controlar. Para perderle el miedo, es conveniente no confundir el riesgo colectivo con el riesgo individual. El riesgo individual de que una persona resulte infectada por el coronavirus en el trabajo, en un comercio o en el transporte público es en este momento, no nulo, pero sí muy bajo. La percepción del coronavirus como un enemigo invisible que está en todas partes dispuesto a infectarnos no se corresponde con la realidad. Incluso en el caso de que una persona resulte infectada, el riesgo de sufrir complicaciones graves también es bajo –aunque aumenta con la edad–. Más del 80% de afectados superan la enfermedad sin complicaciones y sin secuelas. Si se pretende que no haya ningún contagio, no se podría salir antes del 2022.