egun On

Sábado, 14 de marzo de 2020
Núm 409/2020
Año XXXIII

España vive desde hoy 15 días de excepción (El Correo, Diario vasco, El País, El Mundo, Expansión)

España entrará hoy en estado de alarma por segunda vez en democracia. Apenas un día después de haber celebrado un Consejo de Ministros extraordinario en el que adoptó diversas medidas de índole económica y sanitaria tachadas de insuficientes por la oposición, Pedro Sánchez compareció de nuevo en La Moncloa para realizar este anuncio, un salto cualitativo en la respuesta a la crisis del coronavirus. La decisión, sopesada a lo largo de varias horas, implicará restricciones a la libre circulación de ciudadanos en un intento de ayudar a contener la pandemia que, al cierre de esta edición, ya había alcanzado a 4.231 personas y provocado 121 muertes.

Urkullu: «No hemos pasado lo peor» (El Correo, Diario Vasco, Deia, El Mundo)

«Estamos pidiendo un esfuerzo extraordinario a cada persona, familia y empresa. Está justificado por el hito histórico al que nos medimos». "Lo urgente es que el ciudadano cumpla las medidas preventivas. Vamos a remar todos juntos». Desde esta pasada medianoche el País Vasco se encuentra en estado de emergencia sanitaria, un escenario inédito en nuestra historia y que busca dotar de las armas necesarias a las autoridades vascas para contener los contagios y salvaguardar el sistema hospitalario ante un hipotético colapso. «Es imprescindible en la situación actual», argumentó. 

La industria vasca acusa ya las primeras caídas de pedidos (El Correo, Diario Vasco, Deia)

La industria vasca por el momento –salvo excepciones– mantiene su ritmo de producción, pero no sabe hasta cuándo. Se espera que dentro de dos o tres semanas lleguen las afecciones más «severas», pero el coste que pueda llegar a alcanzar sigue siendo «imposible aún de cuantificar». De lo que no hay duda es que dependerá mucho del tiempo que tarde en resolverse la crisis sanitaria mundial. Este es el escenario que ayer se dibujó en la reunión virtual de urgencia –la presencial fue anulada por motivos de seguridad sanitaria– del Observatorio de Coyuntura Industrial del País Vasco, del que forman parte la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, y su equipo, y las 16 asociaciones sectoriales vascas (aeronáutica, automoción, energía, industria marítima, logística, papel, energía, ferroviaria, medioambiente, alimentación, etc.). Tras finalizar la reunión, en una comunicación difundida por el Ejecutivo, se constató que la producción industrial «hoy» (por ayer) no está afectada y discurre con «relativa normalidad». Pero desde el punto de vista comercial, «todos coinciden en una considerable bajada de pedidos». 

Mercedes negocia un ERTE y Euskadi se prepara para un aluvión de ajustes (El Correo)

Euskadi afronta una auténtica avalancha de ajustes temporales de empleo (ERTE) por la crisis del coronavirus. Por ahora hay registrados 20 expedientes que afectan a 2.200 trabajadores, pero la cifra va a crecer al mismo ritmo exponencial al que se propaga la pandemia. Las primeras en acogerse a esta vía han sido las empresas afectadas por el cierre de colegios, como las de cátering y el transporte. Les han seguido los negocios de eventos y hoteles y, mientras se ampliaba la lista, se conoció a media tarde que el comité de empresa de Mercedes ha solicitado el cierre de la planta por el riesgo de contagio. El número de expedientes se va a disparar en los próximos días por el estado de alarma aunque, según explican los abogados laboralistas, se está a la espera de que el Gobierno apruebe, por fin, un decreto que recoja las medidas solicitadas por patronal y sindicatos: un procedimiento exprés para aprobar los ERTE, de forma que las empresas no se mueran en la tramitación y los trabajadores puedan cobrar el paro.

La falta de suministros lleva a Renault, Seat y Nissan a cerrar sus fábricas (El País, Cinco Días, El Mundo)

La planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona paró ayer. Las dos fábricas de Renault en Palencia y Valladolid lo harán el lunes y martes. Y la de Seat en Martorell (Barcelona) tampoco reiniciará su actividad el lunes, en este caso por tiempo indefinido. La crisis del coronavirus se ceba con la automoción con una crudeza si cabe mayor que en la mayoría de sectores —con la excepción del turismo—. En el automóvil convergen dos factores: el colapso de la cadena de suministro y la incertidumbre sobre la reacción del mercado. En China, el primer país que sufrió la Covid-19, las ventas de coches se desplomaron en febrero un 82%.

El Ibex ha perdido ya el equivalente al 20% del PIB (El Mundo)

En ese tiempo, el lbex ha perdido más de un 36% de su valor, lo que traducido quiere decir más de 200.000 millones de euros. El equivalente al 20% del PIB nacional. El pánico se ha apoderado de los mercados y la factura entre las empresas españolas está siendo muy elevada. El sector financiero en conjunto ha visto caer su valor en más de 50.500 millones de euros.

«No vivimos la crisis del 2008; el virus pasará y la actividad volverá a su normalidad» (Diario Vasco)

Javier Larrañaga Responsable de Banca Privada de Bankoa. Tras el desplome histórico del martes, explica que los mercados han descontado «el peor de los escenarios, el de la demora en controlar el virus».  «El virus pasará, la actividad económica volverá a su normalidad e iremos recuperando niveles perdidos». Pero es rotundo a la hora de reclamar la aplicación de medidas fiscales, acordadas sin fisuras por todos los miembros de la Unión Europea.

Álava retrasa la renta a septiembre y Hacienda amplía los plazos tributarios (Cinco Días)

Los efectos de la pandemia del coronavirus han comenzado a notarse ya también en el calendario fiscal. Más allá del aplazamiento en el pago de determinados impuestos para pymes y autónomos anunciado el jueves por el Gobierno, Hacienda ultima medidas adicionales para ampliar los plazos en los procedimientos tributarios. Algunos territorios forales han ido incluso más lejos, como es el caso de Álava, que ha retrasado a septiembre la campaña de la renta.

Hacienda amplía los plazos de los procedimientos tributarios (Expansión)

La Agencia Tributaria (AEAT) avanzó ayer un cambio normativo “inminente” para ampliar los plazos en los procedimientos tributarios, e informó de que hasta que se produzca, será flexible respecto a los trámites pendientes y no considerará incumplido el plazo. Asimismo, publicó ayer las instrucciones provisionales para solicitar aplazamientos en el pago de impuestos con motivo de la crisis del coronavirus, que entraron ayer en vigor tras su aprobación el jueves y publicación ayer en el BOE En un aviso publicado ayer en su página web, la Agencia Tributaria informa de que los plazos en los procedimientos tributarios van a ser ampliados mediante un cambio normativo “inminente” y se muestra flexible respecto al cumplimiento de plazos pendientes por parte de empresas y contribuyentes hasta que llegue dicho cambio.

Bruselas anticipa ya una caída del PIB de al menos el 1% en Europa (Expansión)

Lo que hace menos de un mes se atisbaba como un problema temporal, con efectos limitados sobre la actividad económica, amenaza con generar una crisis tanto o más grave que la iniciada en 2008 con el estallido de la burbuja financiera e inmobiliaria. La agresiva propagación del coronavirus, una pandemia de alcance aún impredecible, amaga con colapsar no solo la cadena de suministros, sino también la demanda, en una secuencia de acontecimientos que parece abocar al mundo a una recesión global, que en Europa se dejará sentir con especial virulencia. Así lo reconoció ayer la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien advirtió de que, de acuerdo con las estimaciones de los servicios económicos europeos, es “muy probable” que la expansión de la eurozona y de la UE “caiga por debajo de cero” en 2020, aunque repunte después en 2021.

Bruselas promete «máxima flexibilidad» fiscal y moviliza 37.000 millones contra el coronavirus (El Correo, Diario Vasco, Deia, El País, El Mundo)

 «Máxima flexibilidad» en las reglas presupuestarias y en las ayudas públicas. Los Estados tendrán margen de Bruselas para combatir el coronavirus con los gastos que sean necesarios; tanto para reforzar su red sanitaria como para dar cobertura a los sectores económicos más golpeados y a su mercado laboral. «Máxima flexibilidad». Esa fue la combinación de palabras que más veces repitió ayer la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y dos de sus vicepresidentes (Vladis Dombrovskis y Margrethe Vestager) en una comparecencia en la que subrayaron que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento –el que pone coto al endeudamiento público y al déficit excesivo de los países– no les penalizará. «Se activarán todos los instrumentos de flexibilidad que contempla para cubrirles las espaldas», aseguró la alemana.

El Gobierno alemán quiere proteger a empresas y trabajadores con créditos ilimitados (El Correo, Diario vasco, El Mundo, El País)

El Gobierno federal alemán anunció ayer un amplio paquete de medidas para hacer frente a las consecuencias económicas de la epidemia de coronavirus en este país, entre las que sobresalen la concesión de «créditos ilimitados» a las empresas e industrias. Se trata de «un amplio escudo protector para trabajadores y empresas», afirmó el titular de Economía, Peter Altmaier, para el que ninguna empresa sana o puesto de trabajo debe peligrar ante esta situación excepcional. El ministro de Finanzas y vicecanciller federal, Olaf Scholz, afirmó que «no habrá límites hacia arriba para los créditos que pueda conceder el Instituto Crediticio para la Reconstrucción (KfW)». El mensaje central del Gobierno germano es: «Tenemos dinero suficiente para combatir la crisis. Echaremos mano de todas las medidas necesarias. Pueden estar todos seguros», añadió.

Carlos Torres pide «medidas fiscales y laborales» para superar la crisis (El Correo, Deia, El País, El Mundo)

El presidente del BBVA, Carlos Torres, reclamó ayer que se adopten «medidas fiscales y laborales» para contrarrestar, al menos parcialmente, las secuelas negativas que va a dejar en nuestra economía la crisis generada por la pandemia del coronavirus. Lo hizo en el transcurso de la junta de accionistas, a la que apenas asistieron 90 personas, y aseguró que la entidad financiera va a respaldar a las empresas y familias con un apoyo financiero. Calificó como «excelente» el resultado económico del pasado año, pese a que circunstancias excepcionales han deslucido el beneficio neto. En relación al ‘caso Villarejo’, que vincula a la entidad con pagos de más de 10 millones de euros al excomisario por supuestos trabajos de espionaje, reclamó que «se deje trabajar a la Justicia».

EE UU declara la emergencia nacional (El Correo, Diario Vasco, El País, Cinco Días, El Mundo)

Formalmente, con una gravedad similar a la del miércoles, pero con menos errores de ejecución, Donald Trump elevó ayer la crisis del coronavirus, que pasa de los 1.700 casos en el país, a emergencia nacional. «Dos grandes palabras», admitió. No es, ni mucho menos, la primera de su mandato. EE UU tiene otras treinta en activo, porque a efectos prácticos solo implica cambios burocráticos y acceso a otras partidas económicas, pero el mandatario se había resistido con uñas y dientes porque sabe mejor que nadie el efecto psicológico de esas «dos grandes palabras». La medida permitirá acceder a fondos para desastres para acelerar los diagnósticos, reducir la burocracia y entregar ayudas a los Estados. 

Europa, en el “epicentro” de una pandemia mundial (Expansión)

La pandemia comenzó en la ciudad china de Wuhan, pero en el momento actual es Europa el principal campo de batalla. El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró ayer que “Europa se ha convertido ahora en el epicentro de la pandemia” del Covid-19 y alertó de que, en estos momentos, a nivel global “se están reportando más casos diarios de los que se confirmaban en China en el punto álgido de la epidemia”. Actualmente hay más de 132.000 casos repartidos entre 123 países de todo el mundo. La OMS, que elevó ayer el coronavirus a la categoría de pandemia, recordó que Europa registra ya unos 30.000 infectados, de los cuales más de 4.200 se centralizan en España.

Las empresas chinas fuera de Hubei retoman su producción (El Correo, Diario vasco, El Mundo)

La fábrica del mundo ha vuelto a echar a andar. Al menos así lo hizo saber ayer el viceministro chino de Industria, Xin Guobin, apenas 24 horas después de que el régimen diera por superado el pico de transmisiones de coronavirus. La epidemia, que durante meses ha paralizado la producción de todo el gigante asiático, apenas sumó en las últimas 24 horas ocho nuevos contagios, todos ellos en la ciudad de Wuhan. Esos datos alentadores son los que han permitido «retomar la actividad en el 95% de las grandes empresas situadas fuera de la provincia de Hubei, foco del brote, y el 60% de las pequeñas y medianas compañías».

El mundo no se acaba; el papel higiénico ¿sí? (El Correo, Diario Vasco)

De España a Australia, pasando por países tan poco sospechosos de impulsividad irracional como Alemania: ha quedado demostrado que la guerra contra el coronavirus pasa por ‘armarse’ de rollos de papel higiénico para el confinamiento en casa. ¿Alguien entiende por qué? Las explicaciones de los pocos expertos que han alzado su voz sobre este fenómeno son variopintas: un comportamiento gregario más, producto que simboliza el control, foco puesto en el orden y la limpieza frente a la sensación de caos, la consecuencia de haber prescindido del bidé en las reformas y en las nuevas casas liliputienses... Variopintas y, como reconocen todos, poco firmes. Lo que sí es una certeza es que esta reacción en masa evidencia que, como individuos, necesitamos algún que otro consejo de autocontrol y gestión del bienestar mental para superar una crisis como la del coronavirus. En ella juegan tres factores letales para nuestro frágil cerebro: aislamiento prolongado, incertidumbre y cambio de rutinas.

Consejeros independientes del IMQ advierten del riesgo de «una venta precipitada» (El Correo)

Cuatro conocidos empresarios vascos, que participan como vocales independientes en varios consejos de administración del grupo IMQ, han remitido una carta a los más de 1.000 accionistas de la compañía en la que advierten de los riesgos de una «venta precipitada». Como ya es conocido, un nutrido grupo de accionistas que representa aproximadamente al 20% de la sociedad –agrupados en la plataforma PAI– aboga por una venta a quien presente la mejor oferta económica. Al mismo tiempo, el consejo de administración ha iniciado negociaciones con SegurCaixa Adeslas y la Fundación BBK, con el objetivo de que ambas entidades formen parte del accionariado del grupo. SegurCaixa Adeslas ya participa en dos filiales de IMQ, la sociedad que comercializa los seguros de salud y también en la propietaria de la Clínica de Zorrozaurre.