Caso práctico: Aernnova, una visión empresarial

Resumen de la conferencia de Alejandro Arrasate Director de RR.HH de Aernnova

“TRANSPARENCIA, COMUNICACIÓN, Y HECHOS MÁS QUE PALABRAS"

Para Aernnova, un grupo empresarial de 5000 empleados, de los que 1600 están en Alava, no hay más opción que la apuesta por la Empresa 4.0. Como en todo proyecto empresarial, la base son las personas por lo que Aernnova traslada esta apuesta por situarse en los entornos 4.0  por dos vías principalmente:

  • Una potente política de información y comunicación.
  • La materialización de este esfuerzo en proyectos muy definidos, muy concretos que permitan avanzar paso a paso y hacer evidente a las personas, con hechos más que con palabras, el contenido de la apuesta empresarial y sus consecuencias materiales.

A día de hoy, algunos de estos proyectos son los siguientes:

  • El sistema Haka. Es un sistema digital de gestión de la producción, particularmente valioso en procesos de fabricación intensivos en mano de obra como el montaje de estructuras aeronáuticas, ya que permite captar información del proceso productivo y anticipar su planificación en tiempo real. El proyecto supone un cambio del método de seguimiento del trabajo diario tanto de los propios operarios como de los mandos intermedios, interactuando con un dispositivo digital. Este nuevo entorno, o mejor dicho, esta nueva herramienta requiere preparar a todos los roles que participan en el día a día de la fábrica a la nueva situación. Mandos, ingenieros de proceso, operarios etc.
  • El proyecto Ikanos: se lleva a cabo en una de las compañías del grupo en colaboración con el Gobierno  Vasco y tiene como objetivo diseñar sistemáticas de capacitación en competencias digitales, muy concretas y específicas al entorno industrial de aplicación. 
  • Proyecto Paperless. El proyecto se propone digitalizar la enorme cantidad de documentación que se apareja a cada pieza y que, no solo reduce el impacto ambiental, sino que mejora la seguridad de las piezas lo que, obviamente, resulta capital en el sector aeronáutico.

Lo capital en estos proyectos o en otros son siempre las personas porque lo que el mundo 4.0 despliega son a la postre, enuncia Alejandro Arrasate, “herramientas para personas”. De ahí que el engarce con la gestión de RRHH resulte capital.

Lo que sucede, concluye Arrasate, es que esta trasformación profunda deviene casi imposible en entornos en los que primen tradiciones y lenguajes de confrontación. Modelos colaborativos como los que se enuncian el Modelo de RRLL de Confebask son imprescindibles para la implantación eficaz de la empresa 4.0 por lo que el papel de los mandos para ganar la confianza de las personas y lograr su implicación en esta transformación resulta crucial.