egun On

Domingo, 14 de febrero de 2021
Núm 718/2021
Año XXXIV

«No pienso ni un segundo en llevar la sede fuera del País Vasco» (El Correo)

Entrevista con Andreas Nauen Consejero Delegado de Siemens Gamesa. Fue el primer ejecutivo de la filial que creó la multinacional alemana para entrar en la industria eólica, para irse después a la competencia (Senvion) y recalar de nuevo como responsable de la división de generación marina (Offshore) tras la absorción de Gamesa. Desde el pasado verano, Andreas Nauen es el capitán de un barco que atraviesa sus dificultades y que en el País Vasco genera una extraña desconfianza. Ese temor a una fuga, a la deslocalización de sus instalaciones y a un ‘si te he visto, no me acuerdo’. Tiene don de gentes. "En el País Vasco compramos el pasado año por un importe superior a los 300 millones de euros. Es una buena señal que la cifra sea elevada y que haya crecido. Significa que hay buenos proveedores y que están en la senda correcta". "No dedico ni un segundo de mi tiempo a pensar en llevar la sede de la empresa fuera del País Vasco. Se lo aseguro. No está en mis planes. Nadie me ha dado esa instrucción. El único objetivo que tengo en mente es convertir Siemens Gamesa en una empresa rentable". «La compañía será rentable ya este año». En el último ejercicio la multinacional cosechó unas pérdidas de 918 millones de euros. 

Paciencia y constancia, lo vamos a conseguir (por Iñigo Urkullu, El Correo, Diario Vasco)

"...La situación en estos primeros meses de 2021 no es peor que la padecida durante 2020; pero arrastramos un cansancio mayor. Nos referimos a esta realidad como «fatiga pandémica»...Ningún sector es culpable de esta situación y todos merecen nuestro apoyo. Ante esta situación es necesaria la solidaridad. Solidaridad significa destinar recursos presupuestarios de todas y todos a los sectores más necesitados. Significa también cumplimiento cívico y corresponsable de las medidas preventivas de higiene, distancia o mascarilla...La estrategia global del Gobierno vasco frente a la pandemia y sus consecuencias tiene tres herramientas fundamentales que vamos a mantener. Primero, la estrategia general de garantía de la salud pública. Segundo, los Presupuestos 2021 y el Plan Berpiztu, orientado a la reactivación socio-económica y la recuperación del empleo. Tercero, el Plan Bizi Berri, enfocado a adaptar los hábitos sociales a una nueva cultura de vida que prime la convivencia y la corresponsabilidad...En aras a una gobernanza colaborativa, seguimos solicitando nuevas herramientas para actuar siempre con todas las garantías jurídicas y, si fuera el caso, contemplamos la alternativa de aprobar una Ley vasca anti pandemia..."

«El objetivo es recuperar el empleo perdido y que sea de calidad» (Diario Vasco)

A la vicelehendakari y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, le ha tocado gestionar esta cartera en un momento muy delicado. Pero con todas las cautelas del mundo, por la evolución del Covid, se muestra esperanzada de que se pueda recuperar cuanto antes la economía y el empleo perdido, aunque prefiere no poner fechas concretas. Y destaca que habrá oportunidades de empleo de la mano de los proyectos tractores que se han presentado a los fondos europeos. La vicelehendakari se muestra confiada en la capacidad de recuperación económica y de empleo de Euskadi porque «tiene una buena posición de salida». "Los ERTE conllevan un compromiso de mantenimiento del empleo. Hay un volumen importante de empresarios que cuando presentan un ERTE y continúan con la tramitación lo hacen confiados en el futuro de su negocio. Soy consciente de que vamos a afrontar un año muy complicado. Tengo una confianza bastante grande en el tejido económico y empresarial de Euskadi. Cuando la pandemia nos ha dado algún respiro ha habido una buena respuesta de la economía vasca. Eso me hace mirar al futuro con cierta confianza, aunque con todas las cautelas. Si entramos en un escenario en el que la pandemia pueda ser controlada, la actividad económica será mejor y ahí Euskadi tiene una buena posición de salida".

Euskadi se enchufa a la energía del futuro (Diario Vasco)

El llamado Corredor Vasco del Hidrógeno, que aspira al espaldarazo de los fondos ‘Next Generation’, aúna a decenas de actores de toda la cadena de valor. Hablamos, por ejemplo, de industrias que necesitan grandes cantidades de calor, como la siderurgia, del sector químico o del transporte pesado a larga distancia. Está todo por hacer, sobre todo un mercado productor y otro consumidor, pero parece que es el momento. Y es que resulta que el hidrógeno (que se puede obtener descomponiendo el agua mediante una corriente eléctrica a través de lo que se conoce como electrólisis) es un excelente combustible. Y, además, un magnífico almacén de energía (en este caso, limpia, pues en el proceso se usan renovables) que se puede –con sus dificultades– transportar y volver a convertir en electricidad.

Euskadi solo ha relocalizado las mascarillas tras un año de pandemia (El Correo)

Cada vez son más voces las que hablan de relocalizar empresas, producciones o cadenas de suministro, acercándolas al continente, área geográfica o incluso al propio país o región. Este debate también está en el País Vasco, primero como emergencia sanitaria y después como factor de competitividad empresarial. En la emergencia sanitaria, la industria vasca reaccionó veloz y no dudó en aportar sus avances en automatización para relocalizar la producción de las mascarillas. Todo un gran esfuerzo en tiempo récord y al mismo tiempo una diversificación productiva y de negocio para un grupo de empresas. Entre ellas destacan Nueva Sibol, Bexen Medical (Oiarso S. Coop), Wolfratex y BSafe (Grupo Cero). Euskadi ha pasado de poder producir sólo un millón de mascarillas sanitarias al año a disponer de una capacidad productiva de 300 millones de unidades. Y por ahora, es lo único que se ha conseguido relocalizar.

“Ahora es necesario poner más énfasis en las ayudas directas a esos sectores a los que estamos obligando a cerrar” (Noticias de Álava)

Enric Fernández, Economista jefe de Caixabank. "2021 será el año de la recuperación. Es verdad que hemos empezado todavía mal, se parece más al año pasado que a ese 2021 con el que vamos a terminar. Pero yo creo que las vacunas cambian absolutamente el panorama. En la medida en que esas vacunas se vayan desplegando, y si continúan siendo efectivas ante posibles mutaciones del virus, creo que tenemos un punto de inflexión próximo muy claro y no necesita ni que lleguemos a la inmunidad de grupo, que se espera para finales de verano. En la medida en que se haya inmunizado a los grupos de mayor riesgo, vamos a notar una diferencia muy importante. Según datos de hace unos días del Instituto de Salud Carlos III, una de cada dos hospitalizaciones por covid y uno de cada tres ingresos en UCI son de personas de más de 70 años. En el momento en que esos grupos de edad estén inmunizados, la presión sobre el sistema sanitario se puede reducir enormemente y podremos permitirnos aliviar restricciones a la movilidad o a la actividad...Hay incertidumbres, pero creo que hay elementos sólidos para contar con que dentro de pocos meses podamos estar en un escenario distinto al de ahora". 

España, condenada a vivir endeudada (El Correo)

La generación que nació fruto de la burbuja económica de 2008 está viendo cómo su país le carga cada año de su vida más deuda con la que tendrán que hacer frente el resto de sus vidas. Quienes ahora tiene 13 años o menos no se percatan. Tampoco sus padres. Pero la realidad es que el Estado incrementa año tras año sus compromisos con bancos, inversores y, sobre todo, con el Banco Central Europeo. Lo hace para afrontar el coronavirus. España debe más de 1,3 billones de euros, más de la riqueza que produce en un solo año. Esa factura no ha parado de aumentar. Y no hay visos de que la Administración quiera lidiar con ella. No ahora, cuando es necesaria. Tampoco se abordó en los años de recuperación tras la anterior crisis. Como ese importe sube como la espuma en toda la UE –también en Estados Unidos y Japón–, un grupo de economistas y políticos han planteado la posibilidad de que el BCE perdone la deuda a los países del euro. En el caso de España, más de 385.000 millones. Entre los firmantes se encuentran el economista Thomas Pikkety; el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, de Podemos; o la presidenta del PSOE, Cristina Narbona.

¡Qué fuerte! (y II). Un razonamiento perfecto (por Marco-Gardoqui, El Correo)

"...No le voy a aburrir con la repetición de los argumentos a favor y en contra de las propuestas que modifican esa caduca manera de pensar que impone el pago de las deudas, aunque solo sea por el egoísta motivo de poder endeudarse más tarde, cuando sea necesario. Únicamente me ha sorprendido mucho que haya comentaristas y políticos que sepan la reglamentación del BCE mejor que su presidenta, Christine Lagarde, y su vicepresidente, Luis de Guindos quienes sostienen con firmeza que es imposible, además de inconveniente, injusto e irrealizable..."

El turismo se ahoga en deudas (El País)

El peor año de la historia del turismo se ha saldado con un tejido empresarial que acumula pérdidas millonarias, tiene las plantillas paralizadas y balances cargados de préstamos avalados por el ICO que difícilmente podrán empezar a devolver a partir de marzo si continúan sin ingresos. El pasado ejercicio, las compañías del sector registraron caídas de su facturación cercanas al 70%, según la agrupación Exceltur. Agencias de viajes, operadores de ocio, hoteles urbanos y transportes fueron los negocios más castigados. Las empresas refinancian sus préstamos y reestructuran sus negocios a la espera de ayudas públicas directas para poder sobrevivir a un verano incierto. 

"¡Es la política (no la economía), estúpido¡" (El Mundo)

El “patriotismo económico” de Francia recobra protagonismo ante operaciones como la opa sobre Naturgy en España. Según el ministro de Finanzas, “la política debe reapropiarse de la economía”, una tesis a la que se ha convertido Macron. Los mandatarios franceses han dado la vuelta a la frase de Clinton de “¡es la economía, estúpido!”. El ministro Bruno Le Maire blinda Carrefour por considerarlo “un eslabón esencial” en alimentación. Los críticos recuerdan que la cadena gala se extiende por mercados como el español sin que se la vete. 

Trump sale absuelto de su segundo ‘impeachment’ (El Correo, El País)

Donald Trump fue absuelto ayer por segunda vez de un juicio político en el Senado, que le hubiera impedido volver a presentarse a un cargo público: la primera por abuso de poder y la segunda por incitar a la insurrección. El peor asalto que sufre el Capitolio desde que los británicos lo redujeron a cenizas en 1812 costó la vida de cinco personas pero queda así impune. La estremecedora presentación del caso ha documentado cómo el presidente intoxicó a sus seguidores durante meses con mentiras sobre un supuesto fraude electoral y les manipuló para atacar el Capitolio y evitar así que el Congreso certificara los resultados electorales. Aún así, sólo hizo cambiar de opinión a dos republicanos, que se unieron a los cinco que desde el principio apoyaron el juicio político del expresidente. El resto se ha escudado en la supuesta inconstitucionalidad de enjuiciar a un mandatario que ya ha dejado el cargo.

La tercera ola se contiene en Euskadi con 613 contagios en las últimas horas (El Correo, Diario Vasco)

La tercera ola remite en Euskadi. Ayer se notificaron un total de 613 positivos, una cifra que consolida la tendencia claramente decreciente en la que se encuentra inmersa el virus. Los contagios cayeron por cuarto día consecutivo y, lo que es más importante, las infecciones registradas el viernes representaron un 77% menos que las contabilizadas en la misma jornada de hace dos semanas. La mejoría es patente. La nota negativa, la tasa de positividad, ya que con menor actividad diagnóstica, el nivel de transmisión fue mayor al de las últimas dos jornadas. Este importante índice se había situado en niveles previos a la Navidad. El viernes se practicaron 11.236 pruebas –unas 2.000 menos que en la víspera–. El 5,5% detectaron la enfermedad. Con todo, se computó uno de los valores más bajos de los últimos 7 días y se mantiene alejado de los preocupantes niveles alcanzados entre el 25 y el 31 de enero, la semana más negra de esta onda epidémica.