egun On

Lunes, 18 de enero de 2021
Núm 691/2021
Año XXXIV

Todo el empleo destruido en Euskadi en el año de la pandemia fue temporal (El Correo)

Siempre que hay que hacer un ajuste las empresas recurren al colchón de temporales de que disponen. En esta crisis del Covid, además, ha ocurrido que los sectores más castigados han sido justo los que por su carácter estacional más tiran del empleo eventual. Así, la hostelería lidera, junto con las actividades artísticas y recreativas, la destrucción de empleo, con un 13% de afiliados menos. Siempre que hay que hacer un ajuste las empresas recurren al colchón de temporales de que disponen. Para abordar el debate en Euskadi hay matizar primero que la temporalidad es mucho mayor en el sector público que en el privado, según siempre repite la patronal. En el primer caso llega al 34% y es muy superior a la media nacional, mientras que en el segundo desciende al 18%, por debajo del 23% del conjunto de España. Por el lado de Confebask, su director general, Eduardo Aréchaga, defiende que la manera de evitar que se cargue el ajuste en los temporales durante las crisis es llegar a acuerdos en materia de salarios y jornadas. Considera que «las organizaciones sindicales tienen que asumir un mayor compromiso» en este sentido porque «siguen muy pendientes de proteger las condiciones de los indefinidos». «Cuando hay una crisis no hay que maximizar derechos, sino garantizar la continuidad de la empresa y los empleos», dice.

Sánchez acelera la reforma para primar el convenio sectorial sobre el de empresa (Expansión)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, han prometido a la Comisión y a los inversores nacionales y extranjeros acelerar las reformas estructurales de la economía. En el mercado laboral, el Ejecutivo se propone abordar “lo antes posible” una modificación amplia de los convenios colectivos en su propósito de derogar “los aspectos más lesivos [para los trabajadores]” de la reforma laboral, que aprobó el Gobierno del PP en 2012. El objetivo del Gobierno es restaurar el equilibrio de fuerzas en la negociación colectiva entre la empresa y los trabajadores. Así se recoge en una reciente respuesta del Gobierno a una pregunta parlamentaria sobre esta cuestión, formulada por Vox. El primer cambio que va a proponer el Gobierno a la patronal y los sindicatos, es “la derogación de las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo”. Se trata de “hacerlo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo”. Todo ello significa que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quiere restaurar la vigencia indefinida del convenio colectivo, aunque haya cumplido el límite de su duración, mientras no sea sustituido por uno nuevo. Se trata de restaurar lo que en la jerga del Derecho laboral se entiende como la ultraactividad de los convenios. 

CC OO y UGT se movilizarán para subir el SMI y derogar la reforma laboral (El Correo)

CC OO y UGT han acordado llevar a cabo movilizaciones en el mes de febrero para pedir al Gobierno de coalición que cumpla con la agenda de reformas sociolaborales comprometidas. Las ejecutivas de los dos sindicatos celebrarán mañana una reunión para concretar las acciones a desarrollar en el marco de esta campaña de movilizaciones. Ambas centrales pretenden con esta iniciativa retomar la agenda de reformas comprometidas por el Gobierno, entre las que se encuentran el aumento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), ahora congelado en 950 euros mensuales, la derogación de las reformas laborales y la supresión de la reforma de pensiones de 2013. CC OO y UGT insisten en que el Ejecutivo debe «cumplir su palabra» y derogar las reformas laborales, poniendo fin a la actual «táctica dilatoria para no perturbar» a la CEOE. «La derogación y adaptación de temas como la ultraactividad, la prioridad aplicativa de los convenios de empresa, regulación de las subcontratas y la reforma del despido tienen que ser un hecho ya". 

Año perdido para la negociación de convenios: se desploman un 69% (Cinco Días)

La pandemia de Covid-19 no solo ha golpeado cuantitativamente al empleo, también ha trastocado las relaciones laborales entre las empresas y los sindicatos. 2020 ha sido un año perdido para la negociación colectiva. Los datos estadísticos aún provisionales del Ministerio de Trabajo del registro de convenios colectivos son muy concluyentes: durante todo el año pasado se firmaron y registraron 524 convenios colectivos, un 69% menos que en 2019. Y los trabajadores afectados por estos convenios se han desplomado en idéntica proporción (69%), pasando de tres millones en 2019 a algo menos del millón el pasado año (933.152). Igualmente, en términos generales, si se tienen en cuenta no solo la firma de nuevos convenios que por la pandemia se han desplomado, sino los pactados en años anteriores pero con efectos económicos en 2020, se observa que al término de diciembre pasado también había tres millones de trabajadores menos protegidos por los convenios. 

España se sitúa a la cabeza de Europa en reactivar a los trabajadores en ERTE (El Correo)

Diez meses después de que estallara la pandemia, España sigue teniendo a casi 756.000 trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Aunque puedan parecer aún muchos –y lo son–, el ritmo de reactivación ha sido ejemplar: de los más de 3,6 millones de ocupados que llegaron a estar con el empleo suspendido en el peor momento de esta crisis, ya han vuelto a sus puestos casi 2,9 millones. Significa esto que ocho de cada diez empleados (concretamente un 79,1%) han regresado ya a la normalidad. La rapidez con la que se han reactivado los empleos, más cuando España prácticamente no había hecho uso hasta ahora de los ERTE en ninguna crisis anterior, es tal que sólo Holanda, con una reactivación del 85,7%, registra una evolución más favorable, según desvela un informe interno realizado por el Ministerio de Trabajo y al que ha tenido acceso este periódico. Supera a Alemania, que ha recuperado al 72,1% de las personas reguladas; Reino Unido, que ha reactivado al 73%; Francia, el país más semejante, con el 65,5%; Italia, que sólo ha activado al 56,4% de sus trabajadores; e Irlanda, que está a la cola, con apenas el 44%.

El Gobierno tendrá que pasar dos exámenes al año sobre las reformas (El País)

El reglamento de las ayudas europeas es inequívoco. El Gobierno tendrá que pedir dos veces al año el pago de los fondos del mecanismo de recuperación europeo, del que tocan a España unos 70.000 millones hasta 2023. Y cada vez que los solicite se someterá a un examen sobre cómo está avanzando con las reformas y las inversiones. La Comisión Europea hará la evaluación, y tendrá que contar con el Comité Económico y Financiero, el órgano donde se sientan los técnicos de los países y que podrá activar el freno de emergencia que impusieron los holandeses. Es decir: serán capaces de parar o incluso retirar fondos.

La norma de emisiones hunde hasta un 30% la venta de coches en Gipuzkoa (Diario Vasco)

La tan temida cuesta de enero, tradicional todos los años como una resaca derivada de diciembre y los fastos navideños, se está agudizando en 2021 en el actual contexto marcado por el Covid. Esta sensación es prácticamente un hecho en la automoción, que da de comer a 40.000 personas en Euskadi y funciona como un motor del PIB vasco, al vivir un momento complicado debido a diversos factores. El sector ya venía experimentando dificultades desde 2019 por la transición energética y la incertidumbre en torno a los combustibles fósiles, a lo que hay que sumar el zarpazo de la pandemia que ha hundido las matriculaciones hasta un 26% el año pasado respecto al ejercicio anterior. El último hándicap guarda relación con uno de los aspectos más sensibles para el consumidor: el precio. Y es que la nueva norma de emisiones WLTP, mucho más exigente, ha elevado un 5% –en torno a 1.000 euros de media– el precio del 48% de los vehículos nuevos, ya que obliga a pagar el impuesto de matriculación a modelos hasta ahora exentos y hace a la vez saltar de tramo impositivo a otros muchos.

Las exportaciones españolas recuperan ritmo a pesar de la crisis (Cinco Días)

En medio del desastre económico generalizado provocado por el Covid-19, hay una actividad que está respirando y es la de la exportación. Las empresas exportadoras han sufrido como todas y 2020 va a saldarse con una reducción en comparación con 2019, pero el balance no ha sido tan negativo como en otros sectores. En los primeros 10 meses del año, las exportaciones españolas alcanzaron los 213.683 millones de euros, un 11,9% menos respecto a lo logrado en el mismo periodo del año anterior, según los últimos datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. A pesar del descenso, lógico si se tiene en cuenta el parón de la actividad mundial en primavera (España vendió al exterior en abril solo un 13% de lo que es habitual), el sector exportador es de los que se está recuperando con mayor fuerza.

Meliá, Barceló y Riu cierran hoteles en Canarias por la caída de demanda (Cinco Días)

Han clausurado 25 de los 47 centros del archipiélago y no descartan más. Retrasan la recuperación a 2022. Marriott, por contra, abrirá cuatro establecimientos en España. Meliá apenas registró una ocupación del 25% en el último trimestre de 2020. Riu augura que la demanda en el archipiélago no se reactivará al menos hasta abril. 

 

Canarias, del ‘boom’ turístico a las colas del hambre (El Mundo)

«Hasta 2019, esto era el paraíso. Pero llegó la pandemia. Mi último contrato, de tres meses, terminó en octubre y desde entonces no tengo ningún ingreso. Ha sido un palo mu grande. Yo me vine de Huelva a Fuerteventura pa darle una vida mejor a mis hijos. No les puedo dejar pasar hambre», explica la andaluza de 32 años. «Antes era yo la que ayudaba a preparar la comida a los turistas; ahora son ellos los que me dan la comida. El mundo al revés», añade. Lo que antes era algo ordinario, ciertamente, ya no rige en esta nueva era. La desaparición del turismo ha arrasado zonas que vivían al 100% del sector y amenaza con tasas del 80% de paro. 

El Gobierno replica a Urkullu que las vacunas «están para inyectarse, no para almacenarse» (El Correo, Diario Vasco)

El delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, replicó ayer al lehendakari que las vacunas contra la Covid-19 «no están para almacenarse, sino para inyectarse al mayor ritmo posible» y volvió a poner en entredicho la decisión del Ejecutivo vasco de guardar la mitad de las dosis para curarse en salud, nunca mejor dicho, por si se produjeran problemas de suministro. «No es correcto ni está indicado que se trate de conformar reservas estratégicas», espetó. Las palabras de Itxaso podrían interpretarse como una disparidad de opiniones puntual. Un hecho aislado. Pero ya es la segunda vez que el representante del Gobierno central en Euskadi discrepa públicamente de la estrategia puesta en marcha por el Gabinete de Iñigo Urkullu desde que se iniciara la campaña de vacunación. 

18 detenidos, fiestas ilegales y 735 denuncias Covid en un fin de semana lleno de incidentes en Euskadi (El Correo, Diario Vasco)

Lo habían advertido las autoridades, que el momento de la pedagogía había pasado y que las sanciones se incrementarían en Euskadi a partir de ahora para aquellos ciudadanos que no respetasen los cierres perimetrales y las normas específicas para frenar el Covid-19. En sólo 30 horas, entre la madrugada del pasado sábado y las seis de la mañana de ayer, la Ertzaintza impuso 735 multas en todo el País Vasco y detuvo a 18 personas, en su mayoría por resistencia o atentado a la autoridad al ir los agentes a disolver botellones o fiestas ilegales. El número de denuncias y arrestos (que crecerá a buen seguro cuando se sumen los datos correspondientes a las policías locales) evidencia tanto un aumento de la conflictividad en la calle como una mayor vigilancia y contundencia hacia comportamientos que atentan contra la salud y la convivencia.

Bilbao pierde a la empresaria que revolucionó la hostelería (El Correo)

Alicia Garmendia pertenecía a esa clase de empresarias que parecía pasar de puntillas por todos los sitios, pero que dejaba una profunda huella con la toma de decisiones trascendentales. A ella se debe que Bilbao siga manteniendo en pie uno de los mejores cafés de toda España, el Iruña de la calle Colón de Larreátegui. Presidenta del Grupo Iruña, Alicia se desenvolvió con destreza en un mundo, todavía hoy, dominado preferentemente por hombres. Su carácter visionario la convirtió en un referente indiscutible en el mundo de la hostelería de Euskadi, donde empleaba a más de un centenar de trabajadores. Ratificó el éxito hace veinte años tras lanzarse a la conquista de un mercado inexplorado por entonces. Alicia Garmendia falleció ayer a los 71 años de un infarto. Nunca le preocupó el fracaso y reconocía tener todavía «25.000 ideas».