Mayo 2018

Lo más destacable

  • Sube en mayo del número de empresas vascas inscritas en la Seguridad Social, con 413 empresas más que en abril, siendo el mejor mayo desde 2015. Las 59.418 empresas vascas inscritas en la Seguridad Social en mayo suponen un 0,4% más que en mayo de 2017 (214 empresas más), y el nivel más alto desde 2012.
  • Respecto a mayo de 2017, crece el número de empresas en Construcción (+1,1%) y Servicios (+0,2%), mientras que se reduce en Industria (-0,6%).
  • Por Territorios Históricos, el número de empresas creció respecto a abril en los tres territorios. En comparación con mayo de 2017 también crece en los tres territorios, con la mayor subida en Bizkaia (+0,6%), seguido de Araba (+0,5%), teniendo Gipuzkoa el menor crecimiento (+0,3%).
  • En comparación con el Estado, el crecimiento interanual del número de empresas es menor en la CAPV (0,4%), que en el Estado (1,0%), y respecto al nivel pre-crisis, cae más el número de empresas en la CAPV.
  • El número de autónomos se situó en mayo en 172.614, 236 más que en abril. Este aumento fue menor que en mayo de 2017, cuando creció en 312 personas. Respecto a mayo de 2017 hay 419 autónomos menos, un -0,2%.
  • En el primer trimestre de 2018, 60 empresas vascas entraron en procedimiento concursal, un 17,8% menos que en el primer trimestre de 2017 (13 empresas menos), lo que supone el primer descenso tras tres trimestres de subidas. Por sectores, caen las empresas concursadas sobre todo en Industria (-50%), seguido de Construcción (-23,1%), y Servicios (-2,5%).
  • Resumiendo, mayo fue el cuarto mes consecutivo de crecimiento tanto del número de empresas como del de autónomos, pese a lo cual ambas variables apenas varían respecto a hace un año. El crecimiento del número de empresas es menor en la CAPV que en el Estado, y en la industria sigue cayendo ligeramente el número de empresas en el último año. Por su parte, el número de empresas concursadas bajó a buen ritmo en los tres primeros meses del año, rompiendo la tendencia al alza de trimestres previos, destacando la caída de las empresas industriales concursadas.
  • Por tanto, pese a que la evolución del número de empresas y de autónomos es positiva en los cinco primeros meses del año, a la economía vasca le está costando mucho recuperar el tejido empresarial perdido durante la crisis. Para acelerar el ritmo de recuperación del tejido productivo vasco, hay que profundizar en aquellas medidas que faciliten la aparición de nuevos proyectos empresariales, consoliden los existentes, y generen un entorno favorable para la actividad empresarial en Euskadi y, por tanto, para generar riqueza y empleo.
Newsletter realizado en el marco del Convenio de colaboración suscrito con el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco