Diciembre 2017

Lo más destacable

  • En diciembre el número de empresas inscritas en la Seguridad Social creció en la CAPV en 17 empresas, un dato mejor que el de diciembre de 2016, cuando el número de empresas se redujo en 96. En el conjunto del año 2017, el número de empresas se ha incrementado en 94, un 0,2%, sumando un total de 59.045 empresas. Es el cuarto año consecutivo de aumento del número de empresas, pero se trata de un aumento muy exiguo.
  • Respecto a noviembre, el número de empresas creció en Bizkaia y Gipuzkoa, y se redujo en Araba. En el conjunto del año 2017 la evolución ha sido muy similar, con Gipuzkoa con la mejor evolución (0,3%), seguido de Bizkaia (0,2%), en tanto que en Araba el número de empresas apenas creció un 0,1% en 2017.
  • Por lo que se refiere al número de autónomos, se redujo en diciembre en 76 personas, alcanzando un total de 172.272, siendo el peor mes de diciembre desde 2011. En el conjunto del año, se registra un descenso de 1.372 autónomos, un -0,8%, lo que supone el peor dato desde 2012, y el segundo año consecutivo en el que se reduce el número de autónomos en la CAPV.
  • En los nueve primeros meses de 2017, 223 empresas vascas han entrado en procedimiento concursal, un 11,5% más que en enero-septiembre de 2016, lo que supone un cambio de tendencia tras tres años de caídas. Por sectores, sólo se registran caídas en el número de empresas concursadas en construcción (-8,3%), mientras que crecen las empresas concursadas tanto en el sector servicios (11,6%), como sobre todo en la industria (31,4%).
  • En conclusión, en 2017 se produjo un aumento del número de empresas casi testimonial, frente a los tres años anteriores, en los que el crecimiento fue más dinámico. Por su parte, se registró, al igual que en 2016, una reducción del número de autónomos, siendo la caída más intensa que un año antes. Por su parte, el número de empresas concursadas repunta hasta septiembre, tras tres años de descensos, debido al mayor número de empresas concursadas en el sector servicios y, sobre todo, en la industria.
  • Por tanto, las dificultades que muestra la economía vasca para recuperar el tejido empresarial perdido durante la crisis en un período de tiempo razonable son evidentes. Acelerar la recuperación del tejido productivo vasco requiere intensificar y profundizar en políticas y medidas que faciliten la generación de nuevos proyectos empresariales y el mantenimiento de los existentes, creando unas condiciones favorables para la actividad empresarial en Euskadi, lo que se traducirá en una mayor generación de riqueza y empleo.
Newsletter realizado en el marco del Convenio de colaboración suscrito con el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco