Cabecera informes Evolución Tejido Empresarial

Agosto 2017

Lo más destacable

  • Nuevo descenso en agosto del número de empresas inscritas en la Seguridad Social en el País Vasco, algo habitual en dicho mes, al contabilizarse 580 empresas menos que en julio, una caída inferior a la de agosto de 2016, cuando se redujo en 854 empresas. En términos interanuales el número de empresas apenas ha crecido en 97 empresas, un 0,2% más, hasta situarse en 57.862, la cifra más alta para un mes de agosto desde el año 2012.
  • Respecto a julio, el número de empresas se redujo a un ritmo similar en Araba y Bizkaia y Gipuzkoa. En términos interanuales Gipuzkoa presenta la mejor evolución (0,4%), seguido de Bizkaia (0,2%), mientras que en Araba se ha registrado un ligero retroceso del número de empresas, del -0,2%.
  • Importante retroceso en agosto del número de autónomos, de 1.192 personas, que de este modo se sitúa en 170.803, es el peor mes de agosto al menos desde 2003. Respecto a agosto de 2016 hay 1.474 autónomos menos, con un ritmo de caída interanual del -0,9%, el mayor ritmo de caída desde septiembre de 2013, registrándose un nuevo mínimo en el número de autónomos, por debajo del anterior de agosto de 2013.
  • En el primer semestre de 2017 157 empresas vascas entraron en procedimiento concursal, un 3,3% más que en enero-junio de 2016, lo que supone un cambio de tendencia tras tres años de caídas. Por sectores, se registran descensos del número de empresas concursadas en construcción (-23,3%), frente a las subidas registradas tanto servicios (3,2%), como sobre todo en la industria (33,3%).
  • Resumiendo, agosto fue un mal mes tanto en lo que se refiere al número de empresas, como en lo que respecta al número de autónomos, algo habitual en dicho mes. El crecimiento del número de empresas con respecto a un año antes es casi nulo, y el número de autónomos acelera su caída, marcando un nuevo mínimo. A su vez, el número de empresas concursadas repunta ligeramente, debido al mayor número de empresas concursadas en el sector servicios y, especialmente, en la industria, tras tres años de descensos.
  • Estos datos confirman la enorme dificultad que está teniendo la economía vasca para recuperar el tejido empresarial perdido durante la crisis. En este sentido, hay que insistir en la necesidad de impulsar decididamente y priorizar la adopción de políticas que faciliten la generación de nuevos proyectos empresariales y el emprendimiento, y que refuercen la continuidad de las empresas existentes, pues sólo así se podrá dar continuidad a la generación de riqueza y empleo en Euskadi.
Newsletter realizado en el marco del Convenio de colaboración suscrito con el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco