Introducción: Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco

Arantxa Tapia

 

Tras la bienvenida por parte de la Directora de los Cursos de Verano, Itziar Alkorta, a todos los ponentes y asistentes al Curso correspondiente a la Cátedra Confebask, la inauguración del mismo, que tuvo lugar en el Palacio de Miramar de San Sebastián el pasado 12 de julio, corrió a cargo de la Consejera de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia.


Se trata de un esfuerzo, como explicó Juan Ugarte, centrado en potenciar la confianza entre las personas que componen la empresa como base para la adaptación al siglo XXI de unas RRLL todavía demasiado ancladas en la tradición y que resultan de difícil compatibilidad con los requerimientos que los entornos 4.0 exigen a las empresas de hoy.


La Consejera contextualizó su intervención ubicando la CAPV en un entorno competitivo global en el que el talento de los distintos sistemas va a marcar el diferencial más importante. Esa carrera por el talento, en Euskadi la corremos con la dificultad añadida de nuestro acusado déficit demográfico que nos obliga a realizar un esfuerzo educativo redoblado haciendo todo lo posible para que todos los estudiantes vascos, de FP o de Universidad, conozcan las necesidades de las empresas vascas a la hora de decidir los estudios que van a seguir.


Este esfuerzo educativo, según la Consejera, tiene que complementarse con otro paralelo para conseguir que los jóvenes vascos se queden en Euskadi y además hacer posible que jóvenes de otras partes del mundo quieran venir a trabajar a nuestras empresas. Nuestra capacidad de atracción va a depender de que seamos capaces de ofrecer una remuneración adecuada, sí, pero también aquellos aspectos que más valoran los jóvenes de hoy como es la flexibilidad horaria, la posibilidad de integración y participación en equipos dinámicos y, sobre todo, la oportunidad que les ofrezcan nuestras empresas de desarrollo profesional y también personal.


En este sentido, resalta la Consejera, es importante avanzar también en una manera colaborativa y no confrontativa de entender la relación entre las personas en la empresa como promueven la Nueva Cultura de Adegi o el nuevo Modelo de RRLL de Confebask.