Hablando de dimensión empresarial

El tamaño sigue siendo una asignatura pendiente de este país. La Administración no puede sustituir a la iniciativa privada, puesto que lo que ha de hacer es crear un ecosistema favorable a las uniones con, por ejemplo, ventajas fiscales". “Hace falta algún instrumento, un fondo de inversión o de capital riesgo de carácter público-privado, que apoye a empresas de Euskadi en crecimiento”.

Elena Zárraga, Directora General de LKS

Diario Vasco, 6-6-2016

“Las empresas deben llevar a cabo actuaciones decididas en tres ámbitos: aumentar el tamaño medio, elevar la productividad laboral y cambiar las pautas del mercado de trabajo, y reindustrializar el país. Existe un auténtico minifundismo empresarial. Aumentar el tamaño medio de las compañías al nivel de Alemania elevaría la productividad un 13%. Hay que eliminar las barreras fiscales, del mercado laboral y burocráticas que impiden el crecimiento de las empresas”.

Roberto Higuera, Vicepresidente del Banco Popular

El Correo, 24-5-2016

“La crisis nos ha dejado dos grandes lecciones. Son necesarias la innovación, no sólo hablo de la mera producción, y la diversificación, no sólo de mercado. Los programas públicos han apoyado estos dos aspectos, pero faltaría algún programa que apoye la cuestión del tamaño empresarial, que tiene que estar detrás de esas dos estrategias de las que hablamos. Tienes que tener un cierto tamaño para innovar o diversificar.

Ya existen algunos programas que apoyan las alianzas, que se centran sobre todo en la colaboración, que son un formato poco estable; puede que estas alianzas, por la razón que sea, no resistan en el tiempo. Harían falta ayudas para fusiones o compras por parte de empresas del País Vasco. Para operaciones corporativas. Hay dos vías. La primera sería apoyar el análisis y el diseño de las operaciones, que llevan su tiempo y su esfuerzo. Y la segunda puede ser un vehículo de inversión, como un fondo de capital riesgo o de créditos participativos, que entrara en el capital y apoyara la operación. También harían falta ventajas fiscales”.

Esteban Barrenechea, Consejero Director General de Ikei

El Diario Vasco, 23-5-2016

“Es complicado salir al exterior sin dimensión para acometer proyectos. Y el tamaño de la pyme vasca es mucho menor que la de otros países europeos como Reino Unido o Alemania”.

Miren Madinabeitia, Directora de Internacionalización de SPRI

Expansión, 18-4-2016

Ajedrez

“La importancia del tamaño empresarial reside en la relación directa que parece existir entre éste y la productividad, la capacidad exportadora, la propensión innovadora de la compañía y su capacidad de diversificación

Este hecho otorga mayor vulnerabilidad a la economía española, pues las pequeñas empresas aparecen y desaparecen con mayor facilidad en función de las condiciones coyunturales del país. Un problema que se transmite al mercado de trabajo, ya que los negocios de menor tamaño tienden a crear empleo temporal. Así, mientras que en España casi el 75% del empleo lo generan empresas de pequeño tamaño, en Alemania esta tasa sólo es del 63%, reduciéndose hasta el 53% en el caso de Reino Unido. El resultado es una baja productividad de nuestra mano de obra frente a la de países de nuestro entorno

`Ello se debe a que las empresas pequeñas tienen menos probabilidades de aprovechar las economías de escala de las que sí se benefician las grandes, lo que afecta a sus costes de producción y, consecuentemente, a los precios a los que ofrecen sus productos y, por tanto a su capacidad exportadora.

Además, al ser menos productivas que las grandes, se ven obligadas a pagar salarios más bajos, atrayendo a una mano de obra menos formada. Son también las pequeñas las que tienen una mayor morosidad y una menor vida media”.

Rafael Pampillón, Catedrático de la Universidad CEU San Pablo e Instituto de Empresa

Expansión, 23-4-2016