egun On

Viernes, 27 de marzo de 2020
Núm 421/2020
Año XXXIII

Confebask advierte que la actividad de las empresas ya ha caído un 50% (El Correo, Diario vasco, El Mundo, Expansión)

La patronal vasca Confebask advirtió ayer que la actividad de las empresas vascas se encuentra ya tan sólo al 50%, de acuerdo con un sondeo urgente que han realizado entre sus asociados, como consecuencia del estado de alarma, del cierre de actividades de cara al público y también de la progresiva paralización de compañías. El presidente de esta organización, Eduardo Zubiaurre, trasladó estos datos en el transcurso de una reunión convocada ayer por el Gobierno vasco con los agentes sociales, con el objetivo de evaluar la situación. Ver más en Confebask. 

«Afortunadamente las empresas están mejor que antes de la última crisis» (El Correo)

Entrevista con Josu Sánchez, presidente de Elkargi. Van a intentar gestionar en tres meses casi el doble de avales que concedieron en todo el año 2019. Esta sociedad será la encargada de gestionar los avales de los 525 millones de euros que el Gobierno vasco ha lanzado como financiación extraordinaria para pymes y autónomos, con el objetivo de paliar las dificultades de tesorería que van a surgir durante el estado de alarma. "La recuperación en forma de V creo que no la vamos a ver porque no va a ser una recuperación rápida. Creo que todos vamos a quedar muy tocados, muy preocupados e incluso con desconfianza. Creo que nos va a costar recuperar la confianza y volver a un consumo normalizado. En lo de las formas, me apunto a una salida en U".

Las plantas guipuzcoanas en China reinician la actividad con brío (Diario Vasco)

Mientras China va recuperando paulatinamente la normalidad y se prepara para inundar al mundo de sus productos, Euskadi se sumerge en una catarata de cierres de negocios y de expedientes de regulación de empleo temporales. Quizá no sirva de consuelo, pero el levantamiento de la cuarentena en Huabei el pasado martes y el simbolismo de la apertura al público de la Gran Muralla china el miércoles significa que también para nosotros hay luz al final del túnel. Las 32 empresas guipuzcoanas allí asentadas recobrarán la actividad, contribuyendo a paliar las pérdidas que registren en casa. 

Los afectados por ERTEs rozan ya los 100.000 en el País Vasco (El Correo, Diario Vasco)

En un suma y sigue del que por el momento no se ve tampoco cuándo se llegará al ‘pico’ –al igual que en las cifras de afectados por el coronavirus, causa de esta sangría laboral–, el número de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) sigue en aumento en Euskadi. Hasta la tarde de ayer, la cifra de empresas vascas que ya se han acogido a esta figura que les permite ahorros salariales diversos en función de las causas (fuerza mayor u otras como económicas, productivas, técnicas u organizativas) y modalidad (suspensión completa o reducción parcial de la jornada), se eleva ya hasta las 13.576. Y el de trabajadores afectados que pasan temporalmente a percibir parte de sus salarios del paro roza los 100.000 en la comunidad autónoma. En concreto, 98.292.

El comité de Aernnova convoca huelga indefinida desde el martes (El Correo)

El comité de empresa de la planta que Aernnova Aeroestructuras tiene en la localidad alavesa de Berantevilla convocó ayer una huelga indefinida a partir del próximo martes para «garantizar la salud de los trabajadores». Porque, según los representantes sindicales, la plantilla –450 empleados en total– ya está sufriendo bajas de personas contagiadas con coronavirus y también de otras que están en aislamiento. La factoría que produce estructuras para multinacionales de la aeronáutica como Airbus cesó su actividad el lunes 16, tras la presión sindical, y la retomó este pasado miércoles, pero con el 40% de los operarios. El arranque se centró en un proyecto concreto, precisamente para la compañía con sede en Francia.

Los ERTE se disparan en España a 225.000 y afectan a 1,7 millones de empleados (Expansión)

Los ERTE se disparan ya a cerca de 225.000 y afectan a más de 1,7 millones de trabajadores. Es el recuento de ayer de las comunidades autónomas y de la Dirección General del Ministerio de Trabajo, cuando el lunes se situaban en cerca de 150.000. Esta avalancha ha dejado 51.340 expedientes en Cataluña, que implican a 407.278 trabajadores, 64.676 más que hasta el miércoles. 

CC OO y UGT calculan un millón de despidos en marzo y exigen limitarlos por ley (Cinco Días, El País, El Correo)

Los líderes de los sindicatos CC OO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, dibujaron ayer un negro panorama laboral “que va a arrojar cifras astronómicas y sin precedentes, jamás conocidas en ninguna otra crisis anterior”. Aunque reconocieron que centenares de miles de empresas están recurriendo a los ajustes temporales de empleo (ERTE) como alternativa a los despidos, estos se están produciendo también masivamente, según denunciaron ayer los máximos representantes sindicales.

"El país no se puede parar. Nos jugamos la recuperación" (El Mundo)

Entrevista a Antonio Garamendi, presidente de CEOE. Garamendi está en contra del confinamiento total, mientras el Ministerio de Sanidad no diga lo contrario, porque agravará el daño económico del coronavirus. Pide «proteger a las empresas» en esta fase y elogia a Calviño, pero defiende que para la recuperación haya otra política económica sin tocar la reforma laboral. “No tenemos aún cifras, pero habrá caída este año del PIB y del empleo, está clarísimo. Lo primero que hay que hacer es solucionar es el problema de salud de las personas y nosotros llevamos semanas en contacto con el Ministerio de Sanidad siguiendo sus recomendaciones. Pero también hay que cuidar y proteger a las empresas porque son las que tienen que montar la recuperación para que el país se ponga en marcha en cuanto esto acabe. Hay que protegerlas del peligro de no producir, no dar servicios, no facturar y sin embargo, mantener gastos”.

El Gobierno vasco cambia la ley para que los afectados por expedientes puedan recurrir a sus EPSV (El Correo, Diario Vasco)

El País Vasco siempre ha estado a la vanguardia de España en el llamado ‘ahorro previsión’, el destinado a complementar las pensiones públicas, a través del mecanismo de las Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSV), que en la actualidad acumulan un patrimonio de 26.000 millones de euros, el 32% del PIB vasco. A pesar de que este ahorro está pensado para recuperarse tras finalizar la vida laboral, la crisis generada por el coronavirus ha llevado al Gobierno vasco a aprobar una medida excepcional que permite recurrir a los suscriptores de EPSV a parte de este ahorro para mitigar la caída de los ingresos familiares derivados de los expedientes de regulación de empleo y del parón de actividad de los autónomos.

El Gobierno Vasco ya piensa en «ajustes» por el impacto del virus en las cuentas y la recaudación (Diario Vasco)

El impacto en la economía, también en la vasca, de la crisis generada por la pandemia del coronavirus va a obligar a las administraciones a, por un lado, dedicar todos los recursos imaginables a combatir sin descanso el Covid-19 y, de otra parte, a ajustarse el cinturón y a replantearse muchos gastos y hasta algunos programas. Pedro Azpiazu reconoce que el golpe será «bastante negativo», lo que obligará al Gobierno a realizar «ajustes» en casi todos los departamentos. Por ahora, tan solo es un aviso a navegantes, pues los consejeros, aclararon después fuentes de Hacienda, no han sido aún requeridos para que empiecen a meter la tijera.

Euskadi coloca 500 millones de deuda pese a las turbulencias financieras (El Correo, Expansión)

El Gobierno vasco cerró ayer la colocación de 500 millones de euros en deuda pública, en un momento especialmente delicado de los mercados financieros como consecuencia de las turbulencias que ha generado la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. La emisión corresponde a los denominados ‘bonos verdes’ o deuda sostenible y estaba prevista dentro de la programación normal del Ejecutivo vasco para este año, aunque hace tan solo unos días se había decidido aplazarla hasta que se calmasen los mercados. En contra de lo que cabía esperar, el Gobierno recibió una avalancha de peticiones de suscripción, que completaba en siete veces la oferta que había realizado. Para el Ejecutivo vasco supone un espaldarazo del mercado financiero y una señal de confianza en su solvencia a medio y largo plazo. 

S&P prevé una caída del PIB español del 2,1% este año y un rebote del 3,1% en 2021 (Cinco Días)

El impacto de la pandemia de coronavirus Covid-19 en la economía española será duro pero transitorio, exponía ayer en un informe la agencia de calificación de riesgos S&P, coincidiendo con la valoración que hizo el miércoles el Banco de España, pero poniendo cifras concretas a la factura y alertando de que el golpe sobre el empleo será más persistente que en el PIB. En concreto, la firma estima que la economía española sufrirá una contracción del 2,1% durante 2020, tras crecer un 2% en 2019, para rebotar con fuerza luego, un 3,1%, en 2021, y recuperar la senda prevista antes de la pandemia, con avances del 1,7% y el 1,6% en 2022 y 2023, respectivamente. En el caso del empleo, sin embargo, S&P avanza que el daño será más duradero, elevando la tasa de desempleo del 14,1% de 2019 al 14,7% este año para alcanzar el 15,6% en 2021. 

Estados Unidos registra el mayor aumento del desempleo de su historia (El País)

Un total de 3,28 millones de trabajadores presentaron solicitudes de ayudas por desempleo la semana pasada en EE UU. La cifra, publicada ayer por el Departamento de Empleo, es la mayor de la serie histórica, que arranca en 1967. Se daba por hecho que los datos iban a ser malos, pero nunca tanto. Las estimaciones de los economistas rondaban el millón y medio de solicitudes de ayudas para los parados, una cifra que se duplicó durante la semana pasada. Los 3,3 millones de peticiones pulverizan todos los registros anteriores. El número de desempleados es mayor al registrado en el punto álgido de la Gran Recesión, en marzo de 2009, cuando se alcanzaron los 665.000. El dato publicado ayer bate la peor marca histórica, de octubre de 1982, cuando Estados Unidos estaba sumida en una profunda recesión con el presidente Ronald Reagan capitaneando el país.

China cierra sus fronteras por miedo a una segunda ola de contagios (El País)

China cerrará la entrada al país a la mayoría de los extranjeros, incluidos aquellos que tengan un visado o un permiso de residencia válido, a partir de la medianoche del sábado 28 de marzo. Lo hará para blindarse ante el coronavirus, según anunció ayer el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado emitido a última hora. Entre las escasas excepciones estarán los diplomáticos y aquellos en misión oficial. También quienes tengan un visado tipo C, que se asigna a los trabajadores del transporte. “La suspensión es una medida temporal que China se ha visto obligada a adoptar a la luz de la situación de la pandemia y las prácticas de otros países. China se mantendrá en estrecho contacto con todas las partes y gestionará los intercambios de personal con el resto del mundo bajo estas circunstancias especiales”, según el comunicado oficial. El cierre a los ciudadanos extranjeros “se irá calibrando a la luz de cómo evolucione la situación”.

Osakidetza afronta el ‘pico’ de la crisis con falta de material y la plantilla desgastada (El Correo)

El momento crítico de la crisis, ése en el que se registrará el ‘pico’ de infecciones, es inminente. La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, evitó ayer verbalizarlo en su comparecencia de prensa –«es difícil definir exactamente cuál va a ser el número de contagios», se limitó a señalar–, pero los epidemiólogos del Ministerio de Salud lo tienen claro. «La ola más dura, la más dañina, llegará a finales de semana y pondrá al límite (a los servicios sanitarios», alertó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado sábado. Antes de que se constaten los efectos de las medidas de confinamiento, el número de positivos seguirá creciendo –ayer se confirmaron 675 nuevos casos– y el sistema sanitario deberá hacer frente a una trágica realidad: «Lo más duro está por llegar».

España ya supera los 4.000 muertos, aunque el virus da señales de ralentizarse (El Correo, Diario Vasco, El País)

La pandemia sigue fustigando a España, aunque las estadísticas de Sanidad empiezan a mostrar tímidos datos esperanzadores. Podría parecer un contrasentido, pero no lo es: mientras se baten récords en cifras absolutas de contagiados y los muertos diarios se cuentan por centenares, la expansión del virus parece desacelerar. A la espera de llegar al ansiado pico infectivo, el coronavirus superó ayer la barrera de los cuatro millares de víctimas mortales, exactamente 4.089, tras cobrarse en las últimas 24 horas otros 655 muertos. El número de fallecidos en el país prácticamente se ha doblado desde el lunes, cuando se computaron 2.182 muertos.

«No se verá un cambio en la curva de contagios antes de primeros de abril» (Diario Vasco)

Gabriel Reina, microbiólogo de la Clínica Universidad de Navarra. «Llevábamos años con el temor puesto en la gripe y nos ha sorprendido a todos el coronavirus por el tipo de virus que es». «No sería raro tener otro pico del Covid-19 en otoño o pasados unos meses, pero no con la virulencia del brote actual». "Estamos en una fase de aceleración en el número de casos, porque aún es pronto para ver el efecto de las medidas de contención aplicadas con el estado de alerta. Probablemente, hasta una tercera semana del estado de alerta no podremos ver que se atenúe la curva del número de casos. Hay que tener paciencia y confiar en que las medidas de contención den su fruto. Seguramente y siendo optimistas, hasta primeros de abril no veremos indicios de un cambio de tendencia".