egun On

Martes, 24 de marzo de 2020
Núm 419/2020
Año XXXIII

Cebek avisa de que un «cierre global sería irreparable» y LAB pide medidas «tajantes» (El Correo)

La estrategia a seguir para frenar al Covid-19 no solo divide a los partidos. También a patronal y sindicatos. La clave es hasta dónde se puede parar la producción de las compañías vascas. Mientras las organizaciones empresariales sostienen que no se puede ir mucho más allá, las centrales consideran un riesgo inasumible para los trabajadores que algunos sectores mantengan las fábricas abiertas. Cebek, la patronal vizcaína, advirtió ayer de que Euskadi no se puede permitir «un cierre global» de la actividad económica e industrial porque la pérdida puede ser «extraordinaria e incluso irreparable» ya que «muchas empresas no volverán a abrir». Su presidente, Iñaki Garcinuño, indicó que, en estos momentos y siempre adoptando las medidas de seguridad precisas, lo «conveniente y responsable» es ir a trabajar para tratar de «mantener una «mínima» actividad económica para que, «el día después», las empresas sigan existiendo y «no sean un cadáver».

Grupo Mondragon, Adegi y la Cámara buscan 700.000 mascarillas en China (Diario vasco)

En Euskadi, empresas e instituciones se han puesto las pilas para buscar esos EPI’s con los que dar protección a los trabajadores y, así, intentar al menos mantener la llama de la actividad fabril. El Grupo Mondragon, con abundante presencia en China –de donde llegan la mayoría de estos elementos– está gestionando un macropedido de diferentes instrumentos de protección. Según ha podido saber DV, dentro de ese pedido se encuentran 700.000 mascarillas. Un ‘paquete’ que no irá a parar solo a las cooperativas del Grupo, ya que la mitad serán para las empresas guipuzcoanas, puesto que Adegi y la Cámara de Comercio han compartido los costes de esa parte del envío.

El Gobierno Vasco y el PNV avalan el actual estado de alarma y rechazan parar la economía (Diario Vasco)

El Gobierno Vasco y el PNV han tomado partido con claridad a favor de ese vía intermedia que propugna Sánchez, tratando de encontrar un equilibrio entre la protección de la salud de los ciudadanos y trabajadores y una mínima actividad productiva que evite caer en un «coma económico», el término que acuñó el lehendakari Urkullu el pasado domingo. El PNV avanzó ayer que mañana votará a favor de la prórroga del estado de alarma hasta el 11 de abril, una medida excepcional que recibirá el aval del Congreso.

El debate sobre la idoneidad de paralizar la actividad económica enfrenta a los partidos (El Correo, El País)

El principal caballo de batalla político de esta crisis en Euskadi se vislumbra ya con nitidez. ¿Debe cerrarse sin más dilación toda la actividad económica «no esencial» o es preciso insuflar algo de vida a la economía productiva para que siga funcionando, aunque sea al ralentí, y tenga más fácil arrancar de nuevo cuando esto acabe? El dilema, complejo, se ha convertido en un pulso de la izquierda abertzale y sus sindicatos afines contra el lehendakari Urkullu y el PNV. De fondo, todos los demás han elegido bando: Elkarrekin Podemos y Equo-Berdeak se han alineado sin matices con EH Bildu y su exigencia de «confinamiento total», calcada, por cierto, a las tesis que defiende con ardor Quim Torra en Cataluña. Del otro lado, el PSE, socio de los jeltzales, y el PP vasco respaldan que las empresas puedan de momento mantener su producción.

Calviño rechaza un mayor parón de la actividad para no dañar más el PIB (Expansión, El Mundo, El País)

Calviño aseguró que el Gobierno está priorizando la seguridad de los trabajadores, pero advirtió de que esa labor de protección “debe salvaguardar una actividad mínima que no impida la posterior recuperación” económica. Además, para la vicepresidenta, existe poco margen para suspender nuevas tareas productivas toda vez que las que siguen en funcionamiento “se están orientando hacia lo que es el suministro básico”, afirmó Calviño, quien añadió que “en la práctica, estamos en una situación de contención muy estricta”. Un diagnóstico en el que se vio respaldada por el titular de Sanidad, Salvador Illa, quien aseguró que las medidas de contención adoptadas en España son las “más drásticas que se han tomado en la UE”.

La gran industria vasca sigue activa, pero va echando el freno (El Correo, Expansión)

La vuelta a la producción de Sidenor y Tubacex se produce con la oposición sindical, mientras Cebek advierte del gran coste de un cierre global. Con el inicio de la semana, grandes cabeceras industriales que en los pasados dás interrumpieron su producción han retomado la actividad, pero no sin polémica. Las compañías aseguran que han adaptado sus sistemas productivos a las nuevas circunstancias de seguridad sanitaria y dotado a sus trabajadores de los equipos necesarios para poder trabajar. Visión que en algunos casos no es compartida por los comités de empresa ni por sindicatos como ELA, que denuncian que se da prioridad a la actividad económica sobre la salud. A pesar de los retornos productivos, se va apreciando cómo la industria vasca empieza a echar el freno y cada vez son más los que miran con gran preocupación la paralización italiana.

Ya son 51.000 los trabajadores afectados por ERTE pese al atasco que existe por las dudas (El Correo, Diario Vasco, Expansión)

Pese a las dudas sobre cómo proceder, a día de ayer se contabilizaban ya 7.250 empresas acogidas a ERTEs que afectan a 51.000 trabajadores, casi el 7% del total de asalariados vascos. Las cifras se han doblado respecto al viernes, y llegará mucho más conforme se vayan ampliando las restricciones y se vayan aclarando los criterios. Cabe recordar que se está produciendo un gran debate sobre si es conveniente o no cerrar toda producción al margen de los servicios esenciales. Murcia aboga por ello y también los sindicatos ELA y LAB, pero no lo ven así ni el Gobierno central ni el vasco. El dilema es especialmente intenso en la industria. En las empresas se está discutiendo qué niveles de producción se pueden mantener con la suficiente seguridad y todo esto se mezcla con las posibles fórmulas que hay para presentar los ERTEs. Las empresas quieren hacerlo por fuerza mayor, porque eso les garantiza la exoneración de las cuotas de la Seguridad Social y un procedimiento exprés de cinco días. La otra posibilidad, hacerlo por causas objetivas, es más lenta y no hay bonificación.

Las pymes vascas y los autónomos pueden solicitar ya créditos sin interés y a cinco años (Diario vasco, El Correo)

Elkargi y la banca que trabaja en Euskadi inyectarán 500 millones de liquidez urgente que serán reavalados por el Gobierno Vasco. Elkargi, convertido en punta de lanza y gestor del programa de liquidez urgente para pymes y autónomos de Euskadi aprobado por el Gobierno Vasco, ya ha empezado a tramitar las solicitudes de estos créditos blandos que, en colaboración con cerca de una decena de entidades financieras (las que habitualmente trabajan en la comunidad autónoma y colaboran con la sociedad de garantía recíproca), persiguen combatir la sequía de dinero circulante que está provocando la catarata de paros y cierres derivada de la crisis sanitaria. «Tenemos que ser muy ágiles; se trata de que quien estuviera bien en febrero no se quede por el camino por esto, que creo que va a ser coyuntural», apunta el director general de la SGR, Zenón Vázquez.

Michelin aplica un ERTE a 7.000 personas en España (Cinco Días)

Michelin presentó ayer un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor en sus cuatro fábricas y centros de experiencia en España, lo que afectará a más de 7.000 personas. En concreto, el fabricante francés de neumáticos presenta el expediente para las factorías de Lasarte, Vitoria, Aranda y Valladolid ante la falta de materias primas provocada por el coronavirus. El ERTE entra en vigor hoy y durante el tiempo que se mantenga se generarán el 100% de las pagas, vacaciones y antigüedad. Además, no afectará a los contratos relevo, que realizan un 25% de jornada que se ajustará en el futuro.

PSA negocia un ERTE para unos 14.000 empleados en España y Portugal (Cinco Días, Expansión)

PSA negocia con los sindicatos la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor en sus plantas de España y Portugal, que suman más de 14.000 empleados y que pararon su actividad la semana pasada por el Covid-19. La compañía asegura que su prioridad es mantener el empleo y que con el ERTE se protege a los trabajadores “hasta que se reanude la normalidad en la actividad industrial y comercial” en la Península I bérica. También recurrirá a fórmulas de flexibilidad laboral, como el teletrabajo o la modificación de calendarios. “De esta forma, Grupo PSA no destruirá empleo y estará preparado para el retorno a la actividad industrial y comercial tan pronto sea posible la reanudación de sus operaciones”, afirman fuentes de la empresa.

Las petroleras mantienen su servicio pese al derrumbe de las ventas en más del 50% (Cinco Días)

Las ventas de carburantes en la red española de gasolineras que explotan Repsol, Cepsa, BP, Galp, Disa o Eni, principalmente, además de varias cadenas de distribución, ha caído algo más del 50% de media en apenas una semana, indican fuentes empresariales. Un dato que contrasta con la ligera caída en las ventas (un 2%) registrada el año pasado.

"Lo de Francia y Alemania acaparando material médico ha sido uno de los ataques más graves a la UE" (El Mundo)

El eurodiputado de Ciudadanos Luis Garicano (Valladolid, 1967), vicepresidente de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa, sigue siendo antes que nada un economista. Y le aparece que nos encontramos ante una crisis cuya dimensión económica no tiene precedentes en los manuales de Economía: “el impacto económico de todo esto va a ser enorme. Hay que ha­cer aritmética: que todos los bares, todos los hoteles, todos los restau­rantes de España estén cerrados supone mucho dinero. Estamos hablando de caídas del PIB mayores que las que se produjeron en la crisis financiera. La cuestión importante es cuántos meses va a durar. Si fueran tres o cuatro semanas, lo superamos sin problemas. A medida que vaya durando más, las consecuencias se vuelven irreversibles”.

750.000 millones en ayudas en Alemania (El Correo, Cinco Días, El País)

Familias, inquilinos, autónomos, trabajadores y empresas, desde pequeños comercios a industrias con miles de empleados. Todos ellos se beneficiarán del mayor paquete de ayudas estatales en la historia de Alemania, por un valor de 750.000 millones de euros, acordado ayer por el Consejo de Ministros a las órdenes de la canciller federal, Angela Merkel, para hacer frente a las consecuencias económicas de la epidemia. El gabinete aprobó varios paraguas de rescate y amplias reformas de leyes que serán tramitados de urgencia mañana por las dos cámaras parlamentarias.

Boris Johnson cede e impone el confinamiento domiciliario (El País, Cinco Días)

Boris Johnson anunció ayer la decisión de su Gobierno de imponer la cuarentena contra el coronavirus a todos los ciudadanos británicos. Las críticas de la comunidad científica a la respuesta dada hasta ahora, y la realidad del arrollador avance de los contagios, han obligado al primer ministro a ceder. Los ciudadanos solo podrán abandonar sus hogares para comprar suministros básicos, atender necesidades médicas, acudir al trabajo (si resulta imposible hacerlo desde casa) y realizar una vez al día algún tipo de ejercicio básico. Esta última es la única excepción concedida a los ciudadanos, en comparación con las medidas impuestas en otros países europeos como España.

 

Bizkaia suma otros 172 contagios en la jornada con más fallecidos en Euskadi (El Correo)

El virus arrancó en Bizkaia hace casi un mes con un ritmo de contagios mucho más contenido en comparación con Álava, donde el número de nuevos infectados se ha ralentizado con 97 registrados en el último boletín –el día anterior habían sido 111 nuevos–. Las tendencias siguen al alza. «Todavía falta un tiempo para salir de la situación de gravedad y excepcionalidad en la que nos encontramos» aún no se ha alcanzado el pico máximo, pero era previsible que intercambiaran posiciones. A los responsables de Salud no les ha sorprendido que Bizkaia se haya puesto en cabeza. Aunque no hay un factor concreto que explique este hecho, lo cierto es que la población en Bizkaia es tres veces mayor que la de Álava –1.135.000 habitantes frente a 325.739– y también se han registrado focos de relevancia en hospitales como el caso de Galdakao.

 

El virus golpea a las residencias vascas (El Correo, Diario Vasco)

La Diputación de Bizkaia ofreció ayer, por primera vez desde el inicio de la crisis sanitaria, datos sobre el número de afectados por coronavirus en residencias del territorio, que cuentan con 10.748 plazas, la mitad de ellas públicas. Al cierre de la jornada del domingo, en la red de 155 centros asistenciales de la provincia se habían registrado 33 positivos entre personas mayores. 25 habían tenido que ser hospitalizadas. El resto, 8, se encontraban en aislamiento en los propios geriátricos. Además, el virus afecta a 12 trabajadores de estos equipamientos sociosanitarios, a quienes se les realizó la prueba del PCR. Otros 52, mientras, se encuentran en aislamiento domiciliario por precaución, sin que les haya realizado por el momento el test de diagnóstico.

El Ejército halla cadáveres en residencias de ancianos (El País, El Mundo)

La situación de las residencias de mayores encendió ayer todas las alarmas después de que la ministra de Defensa, Margarita Robles, revelase que la Unidad Militar de Emergencias (UME) había hallado cadáveres de ancianos abandonados en la cama en varios de esos centros. “El Ejército, en algunas visitas, ha podido ver a ancianos absolutamente abandonados, cuando no muertos, en sus camas”, dijo Robles en El programa de Ana Rosa, de Telecinco. “Vamos a ser absolutamente implacables y contundentes en el trato que se dé a los mayores en esas residencias”, añadió. Tras asegurar que en la mayoría de ellas se cuida de los ancianos como es debido, añadió que “todo el peso de la ley caerá sobre quienes no cumplan con sus obligaciones”.

España se acerca al pico de la pandemia pero paga una factura de 462 muertos en 24 horas (El Correo, Diario Vasco)

«Parece que se va suavizando el número de casos que se notifican cada día, pero no tenemos certeza de haber llegado al pico». Primera frase medianamente esperanzadora en las dos últimas semanas de Fernando Simón. España afronta ya de lleno los días más difíciles y duros de la pandemia, aunque algunos datos parecen, con todas las cautelas, halagüeños. Eso sí, el jefe de Emergencias del Ministerio de Sanidad advirtió: «llegar al pico no significa tener controlado el problema». Es más, después de llegar a ese punto de inflexión el número de víctimas mortales seguirá creciendo unos días.

 

Italia empieza a ver «luz al final del túnel» (El Correo, Diario vasco)

Los italianos tienen cada día una cita en las pantallas de sus dispositivos a las 18 horas para seguir la comparecencia de Angelo Borrelli, jefe de la Protección Civil y comisario especial para la crisis del coronavirus. Desde que la pandemia comenzó a golpear al país hace ya más de un mes, a este cincuentón pausado le toca presentar el balance de infectados, muertos y curados. Después de semanas con datos cada vez más terribles en el boletín diario, que parecía el de un conflicto bélico, Borrelli lleva dos días abriendo una ventana de esperanza a sus compatriotas, ya que el pico de nuevos contagios diarios podría haberse superado ya.

Suecia afronta el virus sin confinamiento y con escuelas abiertas (La Vanguardia)

Vivir estos días en Suecia es como vivir en una especie de oasis. Restaurantes, centros comerciales, gimnasios, peluquerías… todo sigue abierto, y están permitidas las reuniones de hasta 500 personas. El Gobierno insiste en extremar la higiene y quedarse en casa ante el mínimo síntoma de enfermedad. A los mayores de 70 años les aconseja minimizar el contacto social. Por lo demás, casi todo sigue funcionando con normalidad. Las guarderías y las escuelas, también. Las universidades tienen la recomendación de seguir con los cursos de forma telemática, aunque las instalaciones están abiertas. Las empresas se han visto gravemente afectadas por el coronavirus y el primer ministro, Stefan Löfven, se lo está pensando mucho antes de ir más allá y restringir la actividad económica.

«Esta epidemia no es el fin del mundo, sabemos que va a acabar» (El Correo, Diario Vasco)

Ignacio López-Goñi Catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra. «La ciencia jamás había estado tan bien preparada para luchar contra algo de esta envergadura», dice el investigador navarro. «Hay que mirar al futuro con esperanza. Llegará el verano y nos podremos besar, abrazar, querer, ir a la playa…» Su artículo ‘Diez buenas noticias sobre el coronavirus’, publicado el 1 de marzo en ‘The Conversation’, ha tenido ya más de veinte millones de lectores. Ignacio López-Goñi, catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra y con @microBIOblog en Twitter, es uno de los científicos que más y mejor están explicando al mundo la epidemia.

Urbas compra Construcciones Murias, que mantiene la plantilla y la sede en Donostia (Diario Vasco, El Correo)

Murias, la histórica constructora guipuzcoana, ha sido comprada por la promotora y gestora de suelo Urbas Grupo Financiero, con sede en Madrid, una operación con la que esta última persigue diversificar su negocio, permitiéndole desarrollar proyectos valorados en 135 millones de euros. Por su parte, Murias ampliará su actividad en el Estado gracias a los terrenos que aportará Urbas, y se dotará de mayor potencia de tiro al entrar a formar parte de una compañía cotizada.