egun On

Domingo, 15 de marzo de 2020
Núm 410/2020
Año XXXIII

Sánchez: «Son medidas drásticas y tendrán consecuencias» (El Correo, Diario vasco, Deia, El País, El Mundo)

El decreto del Gobierno para combatir la epidemia limita los movimientos a servicios básicos, urgencias y trabajo. Se garantiza el abastecimiento de alimentos y de productos de primera necesidad. Los ciudadanos solo podrán circular por las calles en los siguientes supuestos: a) para la adquisición de alimentos, medicamentos y productos de primera necesidad (prensa, estancos, equipos tecnológicos, animales de compañía, peluquerías, tintorerías u ópticas); b) asistir a centros de trabajo establecimientos sanitarios y sucursales bancarias, únicamente en casos de fueerza mayor; c) los movimientos, que deberán ser de forma individual, también están autorizados para atender a mayores y menores, personas con discapacidad o que sean especialmente vulnerables; d) se permite asimismo que las personas vuelvan a sus lugares de residencia; e) cualquier otra circunstancia de fuerza mayor, pero que esté debidamente justificada.

El Gobierno central asume el mando de la Ertzaintza y Osakidetza durante la crisis (El Correo, Diario vasco)

Los responsables de Defensa, Interior, Sanidad y Transporte se convertirán durante las dos próximas semanas en los encargados de gestionar los servicios públicos en toda España. 

Urkullu pide un cumplimento estricto de las medidas tras subir otro 25% los infectados (Diario Vasco, Deia)

Hostelería, sociedades gastronómicas, museos, centros deportivos y de mayores, cerrados. Y además, limitación de cualquier otro tipo de actividad en locales que no garanticen la distancia mínima de seguridad de un metro y medio. Estas son algunas de las claves «imprescindibles» para frenar una epidemia que en Gipuzkoa ha duplicado positivos en un día, con un aumento de contagios del 25% en la CAV desde el viernes. En una nueva comparecencia pública, el lehendakari Iñigo Urkullu apeló a la «responsabilidad cívica» y ordenó ayer a la población vasca que cumpla de forma «estricta y efectiva» todas las medidas restrictivas aplicadas, y que en Euskadi entran en vigor hoy. La orden aprobada ayer por la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Nekane Murga, es anterior a la declaración del estado de alarma que el Ejecutivo central decretó por la tarde y que se aplica desde mañana.

Las empresas cotizadas vascas han perdido 38.600 millones en solo tres semanas (El Correo, Diario vasco)

Las 17 cotizadas vascas han perdido cerca de 38.600 millones de euros de euros de capitalizacion bursátil desde el pasado 19 de febrero, cuando todavía no se había tomado conciencia de la amenaza que supone el coronavirus para la economía mundial. Ese día el Ibex-35, principal referencia del mercado español, superó los 10.000 puntos, inconsciente de lo que se venía encima. Desde entonces las grandes compañías españolas se han desplomado una media del 34%, con lo que han perdido de valor en Bolsa 178.000 millones de euros. En el caso de las cotizadas vascas el descenso es algo menor y ronda el 29%. La peor parte se la ha llevado la banca (BBVA), seguida de gigantes del sector de automoción como Gestamp y, sobre todo, los fabricantes de tubos (Tubos Reunidos y Tubacex), que además de lidiar con la crisis del coronavirus se ven afectados por el hundimiento del petróleo, tras la guerra de precios desatada entre Arabia Saudí y Rusia.

Las empresas tendrán que seguir pagando de momento a sus trabajadores (Diario Vasco, El País, El Mundo)

España entera se ha paralizado de golpe, lo que provoca irremediablemente el desplome de sectores enteros, que se han visto abocados a echar el cierre al menos hasta finales de marzo. La pregunta es: ¿qué pasa ahora con esos negocios que han bajado sus persianas? ¿Deberán seguir pagando a esos trabajadores que se han ido a sus casas? La respueta es sí. Tendrán que seguir abonando las nóminas de sus trabajadores, sus cotizaciones sociales y su cuota como autónomos –aquellos que lo sean– hasta que no presenten un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o el Gobierno anuncie algún otro tipo de medidas, algo que se espera para los próximos días, según admiten fuentes de Moncloa.

La economía se adentra en lo desconocido (El País)

La economía mundial ha entrado en un terreno inhóspito y habrá que esperar meses para ver el alcance real del zarpazo en toda su amplitud. Pero estamos frente a algo distinto, ya se verá si más o menos grave: ninguna recesión —ya es el escenario base de todos— es igual a la anterior. La recesión es el escenario base: economistas e historiadores ven más similitudes con la crisis del petróleo de los setenta o con el ‘crash’ del 29 que con la de 2008. 

"No se recuperará todo el crecimiento perdido" (El Mundo)

“Esto es como una película de Holywood llevada a la realidad, en la que hay un virus que se extiende y la economía sufre una parálisis». La definición de Ramón Forcada, director de análisis financiero y de mercados de Bankinter, evidencia lo extraordinario de la crisis que ya ha desatado la pandemia del Covid-19 y, al mismo tiempo, lo incierto de cuáles serán los perjuicios económicos que genere. Pero lo que sí parece claro, o el menos así lo defiende el economista jefe de Arcano, Ignacio de la Torre, es que en el futuro más inmediato «es razonable esperar una contracción del Producto Interior Bruto y una subida abrupta del desempleo».

«La guerra del petróleo nos llega en el peor momento posible» (El Correo)

En un primer análisis, puede parecer que el desplome del precio del petróleo en casi un 50% desde el cierre de 2019 es un elemento positivo para economías importadoras como la española frente al desvastador impacto negativo del coronavirus. Sin embargo, el hundimiento del crudo es causa de enorme preocupación para los mercados. Gonzalo Escribano, investigador del Real Instituto Elcano, comparte esta visión y advierte de los «efectos en cadena que puede producir en los países productores y en las empresas del sector» en un momento de máxima debilidad económica. Sin olvidar que, paralizado el transporte por la pandemia, se va a notar menos el abaratamiento. Pese a estas consecuencias, no cree que Arabia Saudí y Rusia, causantes del desplome al romper su acuerdo e iniciar una guerra de precios, vayan a claudicar. Su objetivo, dice, es «darle la puntilla al sector de ‘fracking’ de Estados Unidos».

El error Lagarde (El País)

Los banqueros centrales tienen el poder de desencadenar con sus palabras tormentas financieras o proporcionar alivios instantáneos. Lo comprobó el pasado jueves Christine Lagarde. De la forma más dura. La presidenta del Banco Central Europeo (BCE) debía lanzar un mensaje de fortaleza ante la colosal amenaza que la pandemia del coronavirus supone para la unión monetaria. En lugar de eso, atizó las dudas sobre su compromiso con la estabilidad de los países con más problemas, hundió los mercados y se vio obligada a rectificar. A Lagarde le preguntaron qué podría hacer si el coste de financiación de los Gobiernos se dispara por el frenazo ocasionado por el virus de Wuhan. “No estamos aquí para reducir las primas de riesgo. No es la función del BCE. Hay otras herramientas y actores que pueden abordar estos asuntos”, respondió. Aquí, todo el mundo coincide. Su respuesta fue un desastre sin paliativos. Un error no forzado de una expolítica metida a banquera central.

El turismo vive sus peores días en España contagiado por el coronavirus (El Correo, Diario Vasco, El País)

El gran pilar de la economía española, el turismo, está viendo tambalear sus cimientos por un virus que está contagiando todas las áreas y haciendo que empresas del sector de la talla de Meliá, Air Europa o Iberia se enfrenten a pérdidas millonarias. El turismo supone para España el 12% del PIB y el año pasado solo en los meses de marzo y abril, coincidiendo con las vacaciones de Semana Santa, el país recibió 12,8 millones de turistas, lo que supuso un ingreso de 13.100 millones de euros, un 6,4% más que en 2018, según los datos del INE. La ocupación hotelera se reduce hasta el 15% en Madrid y las aerolíneas cancelan miles de vuelos por la epidemia mundial. 

Medidas de choque para convivir con la pandemia (El País)

Mientras el Gobierno adopta medidas cada vez más estrictas para frenar el avance de la Covid-19, las empresas hacen malabares para enfrentar la emergencia y diseñar planes que protejan a su personal y negocio de un mal que ya golpea con fuerza la economía. El teletrabajo, recomendado por Ejecutivo y expertos sanitarios, ya ha sido elegido por muchas firmas como el mejor antídoto para evitar el parón de la actividad laboral. Pero el universo empresarial es variado, así como su resiliencia. A la vez que muchos pequeños comerciantes ya atienden con guantes en sus locales, hay empresas que han tenido que modificar sus dinámicas de trabajo, evitando que los turnos de sus empleados coincidan y hasta tomando la temperatura a quienes entran y salen de las fábricas.

La brecha laboral que abre el teletrabajo (El País)

El coronavirus acelera el empleo a distancia, pero solo algunos oficios y las grandes empresas pueden permitírselo. Solo el 14% de las pymes españolas tiene un plan de digitalización en marcha. Empresarios y autónomos piden ayudas para poder comprar equipos. Oficinas vacías, como la de la foto, ilustran los efectos que está provocando la expansión del coronavirus en España. Esta semana han sido las empresas madrileñas y las riojanas las que han seguido la recomendación del Gobierno y han enviado a sus empleados a trabajar a casa para contener los contagios. Pero a partir de la que viene, la mayoría de las comunidades harán lo propio tras decretarse el cierre de los colegios. Se va a poner a prueba así, a la fuerza, si el país está preparado para el teletrabajo.

Así evoluciona la curva de la enfermedad en España (El País)

El coronavirus está en crecimiento exponencial. Los casos pasaron de dos a 100 en una semana; de 100 a 1.000 la siguiente y de 1.000 a 4.000 en cuatro días. La clave ahora es ver cómo evoluciona esa curva: ¿crecerá de forma acelerada o se frenará? En España los casos han crecido a un ritmo parecido al de Italia y Corea del Sur. Esos dos países van 10 días por delante y demuestran que el futuro puede ser diferente: mientras que en Italia las infecciones siguen acelerándose, en el país asiático se están frenando. Si la curva de un país sigue una línea recta en el gráfico logarítmico, sabemos que los enfermos se duplican periódicamente. En el caso de Italia, por ejemplo, eso está pasando más o menos cada tres días. En el de Corea, en cambio, la pendiente es cada vez menor y las infecciones tardan cada vez más en duplicarse.

«No es exagerado decir que el 80% de la población resultará infectada» (El Correo)

Rafael Bengoa, Codirector Instituto de Salud y Estrategia del País Vasco. El exconsejero de Sanidad calcula que falta año y medio para disponer de una vacuna «y será un récord mundial». «No hay razones para el pánico, pero estamos ante una amenaza real». Lo dice el exconsejero de Sanidad, Rafael Bengoa, codirector del Instituto de Salud y Estrategia del País Vasco –un centro asesor en cuestiones de salud pública para gobiernos autonómicos e internacionales–, quien analiza para EL CORREO la crisis del coronavirus. Dónde estamos y qué nos queda por ver. «La buena noticia es que China, Hong Kong y Singapur han conseguido frenar el avance de la epidemia con medidas de contención. Ahora hace falta primero la colaboración de la sociedad y después, ver qué hemos aprendido», advierte.

«Vamos a por todo el mercado español sin arriesgar lo que tenemos» (Diario Vasco)

Xabier Iturbe (Pasaia, 1963) explica a DV en su primera entrevista como presidente de Euskaltel el plan de expansión de la teleco naranja; un ambicioso proyecto con el que, bajo el liderazgo ejecutivo de José Miguel García, se pretende doblar el tamaño de la firma en 2025. Iturbe, a quien a su llegada se vio como el garante del arraigo en Euskadi, afirma que ese anclaje lo garantizan los clientes, mientras pone en valor la aportación al proyecto de Zegona.