CabeceraEgunon

Miércoles, 24 de Abril de 2019
Núm 112/2019
Año XXXII

Bruselas mejora el déficit de España de 2018 del 2,63% al 2,48% del PIB (Cinco Días, Expansión, País, El Mundo, Correo, Diario Vasco, Deia, Noticias de Gipuzkoa)

España culminó 2018 con un déficit público del 2,48% del PIB, según confirmó ayer la oficina estadística comunitaria Eurostat. Se trata de la cifra más baja en una década y ratifica que, tras haber rebajado el agujero del 3%, el país deja de ser el único Estado miembro sometido aún al procedimiento de déficit excesivo que impone Bruselas. Más allá, el dato supone una importante mejora frente al 2,63% de déficit previsto inicialmente por el Gobierno de Pedro Sánchez. Se trata, en concreto, de una rebaja de unos 1.800 millones de euros, 0,15 puntos de PIB, que Hacienda achaca «al proceso habitual de consultas e intercambio de información realizado con Eurostat por parte de las instituciones españolas».

El petróleo roza los 75 dólares por las dudas sobre el embargo a Irán (Expansión, Correo, Noticias de Gipuzkoa)

El precio del petróleo continuó ayer su escalada hasta rozar los 75 dólares por barril, lo que supone el nivel más elevado desde noviembre del año pasado. Esta subida, de cerca del 46% en los últimos 4 meses, ha venido espoleada por los problemas de producción en Venezuela y Libia, pero esta última semana se ha visto impulsada también por la incertidumbre en torno al efecto que puede tener el endurecimiento del embargo a las exportaciones de crudo iraníes, que entrará en vigor en mayo. Si bien Estados Unidos sostiene que las nuevas medidas reducirán «a cero» las exportaciones, Irán asegura que mantendrá el nivel actual, en torno a un millón de barriles al día. Y, mientras tanto, China, uno de los principales compradores de crudo iraní, se queja a Estados Unidos de que estas medidas elevarán tanto la volatilidad en Oriente Próximo como en el mercado petrolero.

Frenazo a la creación de empleo (El Mundo)

Recuperar los más de tres millones de empleos perdidos en la crisis llevará más tiempo del que ha sugerido el ritmo de creación de empleo desde la salida de la recesión y los equipos económicos de todos los partidos que aspiran a dirigir el Gobierno en los próximos años tienen en el punto de mira reducir la temporalidad de los contratos.  La revisión a la baja de los objetivos de crecimiento económico hará que en 2019 el número de empleos nuevos que será capaz de crear la economía española este año caerá un 41%. Manuel de la Rocha, director general de Asuntos Económicos de la oficina económica del Gobierno, confirmó así ayer que el año electoral concluirá como el de menor creación de empleo desde 2014, cuando la economía encontró suelo tras varios ejercicios de destrucción de puestos de trabajo.

Dos de cada tres pymes no tienen dificultades para acceder a créditos (Cinco Días)

Las pequeñas y medianas empresas españolas están logrando crédito con mayor facilidad que en el pasado. Esa es la principal conclusión del último informe sobre Financiación de la pyme en España, elaborado por Cesgar, la patronal de las sociedades de garantía recíproca, en el que el 65,4% de las firmas consultadas durante el pasado ejercicio afirmó no haber encontrado dificultades para acceder a la financiación. Un porcentaje muy superior al registrado en 2017 (44,2%) y en 2016 (37,5%). Antonio Couceiro, presidente de SGR-Cesgar, resaltó que la mejora de ese indicador está basada en el impacto que la recuperación económica ha tenido en la cuenta de resultados de estas compañías, con un crecimiento de la facturación media en los últimos tres ejercicios.

La construcción crece en Euskadi, pero no logra recuperar el empuje previo a la crisis (Diario Vasco)

El paisaje vasco se ha llenado de grúas. Una mirada rápida a nuestro alrededor nos muestra que se están edificando nuevas viviendas e infraestructuras, como el TAV, el Metro de Donostialdea o la incineradora de Zubieta, reanimando el sector de la construcción, una actividad que padeció como pocas el hachazo de la crisis. Ahora bien, esta cierta alegría no quiere decir que las heridas hayan cicatrizado. El desplome fue de tal calibre que el sector todavía no ha recuperado los niveles de actividad y empleo que tenía antes de que estallara la recesión, allá por 2007. Un hecho preocupante porque si la actual desaceleración económica se agrava entraría en una nueva fase negativa sin haberse recuperado totalmente de la anterior.

Bizkaia se queda a la cola en el ranking de empresas vascas innovadoras (Correo, Diario Vasco, Expansión)

Las empresas vizcaínas de más de diez trabajadores, especialmente las pymes, no destacan por su arranque innovador, todo lo contrario, están a la cola frente al dinamismo de las pymes guipuzcoanas y alavesas, según la Encuesta de Innovación Comarcas, que elabora el Instituto vasco de Estadística (Eustat). Este informe analiza el fenómeno desde dos perspectivas, uno en base al número de empresas que afirman innovar de forma activa, y otro referente a los recursos económicos destinados a este esfuerzo.   En volumen de inversión Bizkaia está claramente a la cabeza, ya que concentra casi el 51% de los recursos económicos destinados, pero esto se da en las grandes empresas, ya que el mayor número de compañías innovadoras se ubica en los otros dos territorios, dejando a la mayoría de las comarcas vizcaínas en los últimos puestos del ranking vasco.

Los grandes grupos industriales vascos subieron ventas en 2018 (Deia, Noticias de Gipuzkoa)

La mayoría de los principales grupos industriales vascos, desde Corporación Mondragon a Gestamp, pasando por CIE Automotive, ITP Aero, Vidrala, CAF o Tubacex, aumentaron sus ventas el pasado año gracias, en buena parte, a su notable presencia en los mercados internacionales donde concentran gran parte de su facturación, y mercados en los que siguen creciendo como se demuestra, por ejemplo, con los últimos datos del mayor grupo empresarial de Euskadi, como es Mondragon, cuyas ventas en el exterior aumentaron un 5,4% el pasado año, por encima del crecimiento medio de la economía mundial del 3,7%,según la estimación del FMI.

ELA denuncia que el año pasado se cerró con la mayor cifra de muertes laborales desde 2012 (Diario Vasco, Correo, Deia, Noticias de Gipuzkoa)

ELA presentó ayer su propio informe de siniestralidad laboral, cuyos datos no coinciden con los de Osalan, el Instituto Vasco de salud Laboral. El sindicato contabiliza un total de 46 fallecidos en el trabajo en 2018, nueve más que los estimados por el organismo público. Atribuyó este desfase a que Osalan «reduce el número de accidentes mortales y oculta todas las muertes consecuencia de enfermedades profesionales». Según denunció, los organismos oficiales «sienten la necesidad de mostrar su efectividad en materia de salud laboral, aunque lo hagan a costa de blanquear la dejación absoluta de las empresas».

«Las empresas que aprovechan los residuos mejoran su eficiencia» (Diario Vasco)

La denominada economía circular, basada en el aprovechamiento de los residuos, va ganando terreno frente a la de usar y tirar. Dos investigadoras de Tecnun (campus de la Universidad de Navarra, en Donostia), Carmen Jaca y Marta Ormazabal, han puesto en marcha una plataforma –Circular Market– con el objetivo de que las pymes guipuzcoanas puedan demandar y ofertar todo tipo de recursos, también excedentes y residuos. Recientemente organizaron una jornada a la que asistieron quince empresas para explicarles el proyecto. Jaca afirma que la apuesta por el reciclaje resulta rentable a las empresas porque mejora sus productos, procesos y eficiencia, además de su imagen ante los consumidores.

Los auditores reiteran la «incertidumbre» sobre el futuro de Tubos Reunidos (Correo, Deia, Expansión, Cinco Días)

Lo habían apuntado ya en el informe de auditoría sobre las cuentas de 2017 y lo han vuelto a hacer ahora, al emitir el que corresponde al ejercicio de 2018. La firma PWC ha incluido un párrafo de énfasis en su informe –registrado esta semana en la CNMV–, en el que insiste en la «incertidumbre material» sobre el futuro de la empresa alavesa Tubos Reunidos, debido a su complicada situación financiera y al entorno especialmente difícil en el que se mueve su mercado. La llamada de atención está relacionada con la aparente incapacidad de la empresa para generar los recursos económicos suficientes con los que atender a los compromisos de su abultado endeudamiento.